La ley de Tres (Parte 2)

Surgimiento de la ley triple

Un indicio temprano de la ley triple se puede encontrar en el libro High Magic’s Aid (1949) de Gerald Gardner . Temiendo la reacción del público a un libro sobre brujería, Gardner usó el seudónimo Scire (el nombre de su oficio) y presentó su información, incluidas partes de los rituales de iniciación gardnerianos reales, en forma de una obra de ficción. Fue con este libro que Gardner midió el interés y la sinceridad de sus estudiantes potenciales.

Durante la iniciación de segundo grado en “la hermandad”, como se hace referencia al Arte en el libro, el iniciado devuelve el número de azotes recibidos tres veces al que realiza la iniciación (como se hace en el ritual gardneriano y alejandrino real) . El autor luego comenta: “Porque este es el chiste de la brujería, la bruja sabe, aunque el iniciado no lo sabe, que recibirá tres veces lo que dio, por lo que no golpea con fuerza”. [1]

Dado que no pude encontrar ninguna elaboración sobre el significado detrás de este comentario de los escritos posteriores de Gardner, no puedo asumir con confianza que su intención detrás de este retorno ritual de la flagelación sobre el iniciador era implícitamente una declaración moral o si era simbólico que el iniciado fuera ahora en igualdad de condiciones con el iniciador. (O podría decirse que solo le gustaba la flagelación, lo que muchos creen que disfrutó. [2] )

Stewart Farrar

Stewart Farrar vinculó esta parte de la iniciación con la Ley Triple, y su trabajo no solo fue instrumental en el ajuste fino de la tradición alejandrina, sino que también sirvió como base para muchas otras formas de Wicca que se derivaron de Gardnerian / Raíces alejandrinas.

“… el uso ritual de las cuerdas y el azote es la ocasión para dramatizar una lección sobre lo que a menudo se llama ‘el efecto boomerang’; es decir, que cualquier esfuerzo mágico, ya sea benéfico o malicioso, puede rebotar tres veces en la persona que lo hace.” [3]

Sin embargo, incluso aquellos que trabajaron en estrecha colaboración con Gardner, como Doreen Valiente, no pudieron ofrecer una respuesta definitiva a la visión personal de Gardner sobre la Ley Triple. En una entrevista en 1991, Valiente afirma:

“Creo que el viejo Gerald lo cocinó en uno de sus rituales, y la gente lo tomó terriblemente literalmente”. [4]

Valiente fue una de las primeras iniciadas y sacerdotisa de Gardner, iniciada por él en 1953. A veces se la conoce como la “Madre de la brujería” debido a su extensa colaboración con Gardner en la reelaboración de sus notas en un libro de sombras más formal. Una de sus contribuciones más conocidas es la forma poética de Charge of the Goddess.

No hay duda de que la Ley Triple se convirtió en un aspecto de la Tradición Gardneriana. El concepto no solo fue enseñado por Buckland cuando fundó aquelarres gardnerianos en todo Estados Unidos, sino que Buckland puede rastrear esta enseñanza hasta Lady Owen [5] (Monique Wilson), una suma sacerdotisa que fue iniciada por el mismo Gerald Gardner.

La ley triple fue definitivamente una parte de lo que me enseñó Lady Olwen (quien, por supuesto, fue enseñado por Gerald). Ahora, para ser honesto, no puedo recordar si se usó el término “Ley triple”, pero definitivamente se usó “la ley del triple retorno”. Pero equivalen a lo mismo, por supuesto. [6]

Lady Owen

Aunque Lady Owen enseñó lo que equivalía a la Ley Triple, Gardner nunca hizo tal referencia en su correspondencia con Buckland. Buckland había mantenido correspondencia con Gardner incluso antes de su iniciación en, y solo más tarde fue iniciado por Lady Olwen en 1963 después de finalmente conocer a Gardner en persona. (En la tradición gardneriana, uno siempre es iniciado por un miembro del sexo opuesto, por lo que Gardner no podría iniciar a Buckland por sí mismo).

Dado que Gardner creía en el karma, y ​​el karma a menudo se confunde con, o se considera la fuerza detrás de la ley triple, es mi opinión personal, que carece de evidencia directa, que si bien Gardner probablemente hizo referencia común al karma a sus estudiantes en la conversación, la ley triple fue a menudo inferida por los iniciados (tanto gardnerianos como alejandrinos) durante sus iniciaciones de segundo grado como una ley literal y manifestación del karma. Aquellos que no tomaron el significado literal demasiado en serio usaron variaciones como la Ley del Retorno o el efecto Boomerang, que podrían encajar más fácilmente en un contexto oculto general. La creencia en la simple ley de causa y efecto es popular entre las brujas de todas las tradiciones; sin embargo, esta forma particular de expresarla [la ley triple] parece tener su origen en los gardnerianos y es peculiar de su tradición inglesa. [7]

Los gardnerianos que no trabajaron con Lady Owen o Raymond Buckland no tenían este énfasis en un retorno triple. Arnold y Patricia Crowther, por ejemplo, que fueron iniciados en 1960 (Patricia por Gardner y Arnold por Patricia), hacen muy poca referencia a la ética en sus primeros libros publicados en la década de 1970 [8] aunque sí creían en una forma de regreso. “Las brujas creen en una especie de karma, que el mal regresa sobre el malhechor”. [9]

Valiente, quien fue iniciada por Gardner en 1953 y reescribió gran parte del primer libro de sombras de Gardner, nunca menciona la ley Triple en sus primeros trabajos e incluso llegó a cuestionar su validez en una entrevista de 1991, una época en la que los Tres -Fold Law era una creencia común.

Personalmente, siempre he sido escéptico al respecto porque no me parece que tenga sentido. No veo por qué tiene que haber una ley especial del karma para las brujas y otra diferente para todos los demás. Yo no compro eso. [10] Sin embargo, a diferencia de los Crowther, Valiente, junto con varios otros miembros del aquelarre, se separaron de Gardner alrededor de 1960 debido a su hábito de presentar sus opiniones personales como ley. Valiente luego continuó sus estudios en el Oficio investigando las fuentes de Gardner y buscando otras formas tradicionales de brujería.

Las diversas creencias en el karma en la brujería se tratarán en un documento separado, pero vale la pena señalar que, aunque la reencarnación se considera generalmente una creencia central en la Wicca moderna, generalmente se pone muy poco énfasis en el proceso en sí, y muchos wiccanos y paganos. Tendemos a creer que resolvemos esta “deuda kármica” (a falta de un término mejor) en la vida presente .
En el hinduismo, donde se origina el concepto de karma, el karma es un aspecto de la reencarnación e influye en el entorno de nuestras vidas futuras. Sin embargo, dado que algunas brujas no creen que nuestras acciones influyan en vidas futuras, a veces el karma en Wicca se asocia con el principio de causa y efecto solo dentro de la vida presente. Este proceso a veces se presenta como “retribución” con el fin de evitar la confusión con el contexto hindú del karma, pero la “retribución” puede inferir un agente inteligente externo detrás del proceso, provocando más malentendidos por sí mismo.

Un buen ejemplo temprano de esto se puede encontrar en Witchcraft from the Inside de Buckland, publicado por primera vez en 1971:

“Es una creencia que cada encarnación será mejor que la anterior; solo hay progresión, no regresión. Junto con esta creencia va otra: en retribución en la vida presente. Se cree que todo lo que se hace se triplica. Si se hace el bien, el bien se triplicará en la misma vida; pero si se hace el mal, eso también se triplicará en esta vida [11]

Dado que Buckland no creía que esta “retribución” se trasladara, no utilizó el término “karma” para describirlo. Sin embargo, no todos los autores compartieron este punto de vista y algunos, como los Farrars, enfatizaron el karma como un aspecto de la reencarnación, donde nuestras vidas futuras dependen de cómo vivamos nuestra vida presente.
Normalmente, cuanto más énfasis en la ley triple, menos énfasis en el karma, pero estas variaciones entre los autores atribuirían gran parte de la confusión actual donde el karma, un concepto ya mal entendido en Occidente, se usa como sinónimo de la Ley del Retorno. o como la Ley del Retorno tal como se manifiesta en vidas futuras.

Notas al pie
[1] Scire (Gardner, Gerald), High Magic’s Aid , 1996, página 188
[2] Esta idea se analiza en profundidad en Aidan Kelly, Crafting the Art of Magic: Book 1 , (Llewellyn, 1991)
[3] Farrar, Janet y Stewart, A Witches Bible Compleat , 1984, página 24.
[4] Doreen Valiente, 1991 Entrevista con FireHeart Journal
[5]Es difícil obtener mucha información imparcial sobre Lady Owen. Después de la muerte de Gardner en 1964 y de heredar su museo de brujería en la Isla de Man, molestó a muchas brujas vendiendo el museo, junto con los cuadernos de Gardner, a Ripley’s International. He escuchado numerosas veces a través del boca a boca que ella tenía una propensión a hacer pasar sus propias opiniones como enseñanzas gardnerianas, pero nunca de alguien con experiencia de primera mano.
[6] Doreen Valiente, 1991 Entrevista con FireHeart Journal
[7] Roberts, Susan, Witches USA , 1971
[8] Patricia Crowther lo hizo referencia en 1981 en su libro Lid of the Cauldron , pero para entonces la Ley Triple ya había estado en circulación.
[9] Crowther, Arnold y Patricia, Los secretos de la brujería antigua , 1974
[10] Doreen Valiente, 1991 Entrevista con FireHeart Journal

[11] Buckland, Raymond, Witchcraft from the Inside , 1971, página 69

 

 

 

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/la-ley-de-tres-parte-2/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia
A %d blogueros les gusta esto: