Or, in its own meta tag

«

»

jun 04

Imprimir esta Entrada

Vesica Piscis

A través de un contacto de Facebook descubrí este símbolo y me llamo tanto la atención que busque información por la red, aquí esta parte de ella, muy interesante… ;)

Significado y origen

La Vesica piscis es una de las formas mas antiguas y sagradas de todos los tiempos. La palabra vesica significa en latin vejiga y vesica piscis es literalmente la vejiga de pez, habiéndose designado el nombre por la similitud con las vejigas usadas antiguamente como contenedores de agua que al llenarse tomaban forma de pez. Pero es muy probable que esta forma sea mucho mas antigua que la palabra ya que existe reseñada en las memorias de casi todas las religiones del mundo.
La vesica piscis geométricamente es la superposición de dos esferas incluyendo la porción interna que forman ambas. O su versión mas conocida de dos dimensiones, la de dos círculos interceptados.
Para conocer la Vesica Piscis tenemos que analizar no solo sus contenidos simbólicos sino también sus contenidos matemáticos como matriz de información básica de la geometría sagrada. La vesica piscis tiene varios contenidos simbólicos ya que su forma se puede leer de muchas maneras. Una de estos es el de la dualidad o polaridad. Para la geometría Sagrada la esfera representa la Unidad o el ser supremo, el que no tiene ni principio ni fin, la existencia continua, perfectamente formada y absolutamente simétrica. Al tener dos esferas interconectadas, entonces la primera representa ese principio masculino de unidad y la segunda esfera representa la expansión de la unidad en dualidad masculina/femenina y en un sentido mas amplio la polaridad.
De la superposición de ambas esferas surge también una tercera forma, que está asociada al hijo del dios/diosa. Esta forma tiene forma de almendra o de pez y para los cristianos de la antigüedad representaba a Jesús, el hijo.
En las antiguas iglesias cristianas de europa especialmente durante el románico y el gótico podemos observar en numerosas imágenes, como la representación de Cristo es enmarcado en esta forma almendrada llamada también mandorla. Aparentemente esta fue la forma en que los cristianos dejaron sus conocimientos secretos de geometría plasmados en las imágenes y la arquitectura de sus catedrales e iglesias. La vesica piscis además es la base de un estilo propio de un período histórico donde la búsqueda espiritual era el centro de la sociedad y las construcciones se elevaban a las alturas en busca de la conexión con Dios, siendo su forma la que inspiró la construcción del arco ojival o arco de punta de las catedrales góticas y definitivamente su estructura la que permitió la elevación de las torres y cúpulas internas de las mismas. Es así una forma que nos remite a la ascensión espiritual.
Otra de las simbologías de la vesica, es este caso anterior a la cristiana y asociada al culto a lo femenino, se debe a la similitud de su forma con la de la vulva femenina. Por causa de esta connotación, su contenido simbólico se amplió por asociación para representar canal vaginal del nacimiento y la fertilidad de la tierra, de la madre. La vemos representada en la famosa fuente del grial de Glastonbury en Inglaterra, lugar de la tradición celta dedicado al culto a la diosa

Druisnios y cristianismo

Los inmediatos predecesores de los católicos de St. Andrews fueron los culdees, secta híbrida de cristianos celtas que llegó a la localidad era el siglo VI de nuestra era. La interpretación tradicional de cuidee es cultores De¡, es decir, “servidores de Dios”. Se ha sugerido también que la palabra culdee significaba “desconocido”, del término gaélico cuilteach (“lugar oscuro”), en alusión a la posible llegada a Británica de refugiados de Judea, alrededor del 37 d. de C. los cuidees han sido descritos como druidas cristianizados. Durante siglos, una forma diluida de druismo coexistió con el cristianismo hasta que la Iglesia católica impuso, finalmente, su autoridad absoluta. Para lograrlo, los dirigentes eclesiásticos pudieron incorporar parte de estas tradiciones paganas al ritual católico. Así surgió la leyenda de San Régulo y San Andrés.

Cuando las autoridades religiosas de Kinrimont (nombre gaélico de St. Andrews) confeccionaron la leyenda, utilizaron a un inexistente San Régulo, personaje del que no hay ninguna constancia histórica, como encargado de traer los restos de San Andrés. San Régulo viene del latín Regulus, traducido al inglés como St. Ruies. Regulus procede de la raíz indoeuropeo reg o rect, que significa “línea recta”, mientras que Ruie significa regia. Según Batchelor, las autoridades cristianas eligieron la presencia de este santo como un juego de palabras que sugería un significado oculto: la línea recta señalada por el recorrido lunar que había marcado el asentamiento prehistórico, la línea recta que condujo a San Andrés hasta el lugar preciso, la zona que había sido centro de culto a lo largo de siglos y siglos. Es más, los inicios de la actividad religiosa en los siglos VIII y IX se han hallado dentro del recinto catedralicio, alrededor de la torre de St. Ruies, situado en a alto de un acantilado y que coincide con la rama noroeste de la cruz de San Andrés inscrita en a figura geométrica Vesica Piscis.

Las diagonales del rectángulo forman una cruz de San Andrés. De esta forma, tomando Dunino Law como centro de Vesica Piscis, se puede trazar una línea recta que coincide con diversos enclaves místicos y termina en las ruinas actuales de la catedral de St Andrews, siguiendo la trayectoria lunar ocurrida hace unos 6.000 años y que corresponde a una inclinación de 26º 34′. Así, Batchelor enlaza con las teorías propuestas por otro eminente científico dedicado a estos temas, Alexander Thom, que durante años examinó cientos de lugares en Gran Bretaña y confirmó el interés de los constructores de megalitos en el movimiento lunar, especialmente en las posiciones extremas de la luna en sus cielos. Sus conclusiones se orientaban a la existencia de “sacerdotes-astrónomos’ en tiempos prehistóricos, y demostraban que un gran número de lugares megalíticos estaban orientados al Sol y a la Luna. Todos estos cálculos matemáticos han llevado a Batchelor a elaborar una teoría donde se conjugan cultos neolíticos lunares, geometría sagrada, druidas y católicos para dar una interpretación de las verdaderas causas que motivaron a la Iglesia escocesa a “inventarse” la historia de San Andrés.

Fuente : Akasico y portal terra luz

Enlace permanente a este artículo: http://wiccaspain.es/vesica-piscis/

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: