Limpieza y Carga básica de Cristales

Aunque este sea un artículo que escribí hace tiempo he decidido comenzar por él para orientar un poco a todos aquellos que comienzan en el maravilloso mundo de los cristales. Lo he rescatado y quizás podría ampliarlo, pero creo que de momento está bien así. Espero que os sea de ayuda y os guste.

Limpieza

Tradicionalmente los cristales se limpian con agua y sal pero ésta no es la única manera y algunos minerales se estropean al limpiarlos así. Por ejemplo, hay minerales que se disuelven en agua (no se os ocurra meter en agua una selenita…) y otros que pierden el brillo con la sal. Una de las mejores maneras de limpiarlos es debajo del chorro de agua del grifo, dejando que fluya, visualizando como se limpia. Otra forma es mediante el humo del incienso, visualizando también la limpieza en sí. Una muy buena forma de limpieza de cristales puede ser con un cuenco tibetano o unos crótalos. Siempre habrá algún cristal que desee ser limpiado de otra forma y sentireís la necesidad de hacerlo de esa manera. Mi forma es elaborar un elixir de turmalina negra y cuarzo blanco y rociarlos con esto (también le añado alcohol de romero o ruda según el día). Explicaré en otro momento el tema de los elixires. ¡Qué mejor que los propios cristales para limpiar cristales! Otra forma sería enterrarlo en la tierra y dejarlo allí unos horas. Es importante el tema de la limpieza porque no sabemos los antiguo que puede ser el propio cristal y por qué manos habrá pasado. En realidad podríamos tener en nuestras manos un pedacito de más de mil años de la propia Gaia.

Carga

El tema de la carga es importante. Muchas veces ni nos lo planteamos. Esta es la diferencia entre hacerse una infusión por placer y escoger las hierbas para fines mágicos, imprimiéndoles nuestra voluntad a cada ingrediente. Muchas veces nos colgamos la piedra en sí y esperamos a que surja el milagro. La piedras trabajan por vibración y por supuesto van a generar algún cambio, pero es más efectivo (a nivel magico y de sanación) si las cargamos. Cuando necesitemos cargarlas para los que sea, podemos ponerlas a la luz del sol unos horas o a la luz de la luna. Por ejemplo, los cuarzos irían bien al sol, pero una piedra luna, evidentemente mejor con la luna xD. La amatista por ejemplo tiene una energía muy yin y no va bien con el sol. En cualquier manual puedeís consultar si son piedras yin o yang. O San google. Esto sería la carga de la piedra con energía de la naturaleza, luego viene nuestra parte.

Carga personal o programación

Si deseamos cargar mágicamente (o para sanación) una piedra debemos sostenerla en nuestras manos y visualizar nuestras intenciones, la imagen de aquello que vemos a pedirle a la piedra. No olvidemos pedirle permiso al cristal, a mí no me gustaría ser esclavizada tampoco (algunos cristales han sido programados a fuego de forma muy violenta y para fines no muy puros, así que seamos respetuosos con ellos). Hay muchas formas de hacerlo, podemos sostenerlo en nuestro corazón y llevarlo al tercer ojo o de la forma que más os guste. Meditar con cristales te lleva a aprender la mejor forma de trabajar con cada uno. Cuando el cristal haya cumplido su función (ayudarte a encontrar trabajo, equilibrar tu mente, darte más autoestima, etc… algo siempre acorde con las posibilidades del cristal, por favor, no le pidaís a una moldavita-que es un meteorito- que os enraice), se limpia y se guarda. O se regala a quien le haga falta. Lo que os nazca.

Agradecimiento y pasos finales

Y por último, intentad mimar siempre a los cristales, miradlos si son bonitos y transmitidle ese sentimiento. Si os han ayudado enviadles vuestra gratitud. Cuando no los uséis ponedlos en una bolsita o caja que os guste. Los que no useís limpiadlos de vez en cuando, solo por el hecho de prestarles atención. Son hijos de la tierra, igual que nosotros y merecen un buen trato.

Fuente: http://laspiedrasdelcamino-sheikah.blogspot.com/

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/limpieza-y-carga-basica-de-cristales/

3 comentarios

    • Sonia en diciembre 29, 2012 a las 4:05 PM

    Que quieres decir con lo de no pedirle a la moldavita enraizarte

    • Blacksam en diciembre 30, 2012 a las 11:39 PM
      Autor

    Supongo que el autor se refiere a que la moldavita realmente no es un mineral de la tierra, si no que proviene de un meteorito..

    • Enric en octubre 26, 2016 a las 10:11 PM

    El artículo es muy interesante… muchas gracias por compartirlo!
    Podrías dedicar algún artículo a la moldavita?

    Gracias otra vez!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia
A %d blogueros les gusta esto: