El altar

El altar es el punto focal de devoción, y casi cualquier religión lo posee en una u otra forma. La Wicca no es la excepción.Existen prácticamente infinitas formas de organizar un altar, desde las más sencillas que involucran uno o dos elementos, hasta las más complicadas y ceremoniales. En general, encontraremos que los altares Wicca contienen fundamentalmente representaciones de la Diosa, el Dios, y de los cuatro elementos. Una posible solución (bajo ningún aspecto la única) está detallada más abajo.Tipos de altarExisten dos tipos principales de altar.

El primero, general, es un área dedicada para rituales. El segundo, llamado a veces “sagrario” o “capilla” (“shrine”), está dedicado en general a una única Deidad, o a un tipo de ellas. Es común que devotos de una deidad en particular tengan un altar “general” para toda la actividad ritual, y otro, generalmente más pequeño, dedicado específicamente a su Deidad Patrona o Matrona, y que es donde dejará ofrendas exclusivas para ellas, y quizás lleve a cabo rituales o meditaciones dedicados a ésta única deidad. No todos los Wiccas siguen ésta práctica y, obviamente, será imposible el organizar uno de éstas “capillas” si no estamos dedicados a una deidad en particular.

Alineación:

El altar se encuentra orientado hacia el Norte. El Este es otra dirección favorecida, pero raramente encontraremos en el hemisferio norte altares orientados de otra forma. En el hemisferio sur es probable que ésto se invierta.

Dios y DiosaEl altar se haya dividido en dos secciones, la izquierda para la Diosa (la izquierda representando la intuición) y la derecha para el Dios (representando los aspectos más “lógicos”).

Elementos Vemos que en éste altar los cuatro elementos se hallan representados por herramientas, y se hallan alineados con los puntos cardinales correspondientes. De más está decir, de utilizar éste altar en el hemisferio sur, probablemente el orden de los mismos sea distinto. Igualmente ocurre si utilizamos una alineación distinta a la tradicional, sea por la ubicación o por costumbre. En cualquier caso, la alineación debe coincidir con la alineación de los elementos que utilizamos al trazar el círculo de protección.

Otras herramientas:

Decoración un altar con regalía completa necesita mucho espacio, algo que quizás nos resulte difícil encontrar. Utilizando el altar que sugerimos aquí, es posible que nos quedemos sin ningún espacio libre. Es posible también que nos quede cierto espacio libre sobre el altar, que podremos utilizar para colocar algunas otras herramientas (como el incensario), o para colocar diversas decoraciones: piedras, flores, plantas, etc. Todo depende del ritual que llevemos a cabo; el altar en general variará en base a ésto, y a los elementos que utilicemos durante el mismo.

Otros altares:

Por supuesto que lo arriba expuesto es nada más que una sugerencia. Es perfectamente posible usar altares ordenados de otra manera; es igualmente posible el reducir la cantidad de herramientas, o incluso las imágenes, hasta el punto de obtener un altar minimalista. Un representante extremo de ésto sería un altar que sea nada más que una sóla vela, representando al Espíritu, tanto como unión de los cuatro elementos, como al Dios y la Diosa.

Nuestro propio altar:

Si bien sería ideal el poder mantener un altar en forma permanente, no todos pueden hacerlo. No hay nada de malo en recrear el altar al momento de utilizarlo. Una solución posible para ésto es el utilizar un pequeño baúl en donde guardaremos las herramientas cuando no se encuentren en uso, y que durante el ritual actuará como base del altar. Otra posibilidad es tener las herramientas guardadas, y utilizar un “cobertor” (una especie de mantel) como elemento fijo para delimitar el altar. Al terminar de usarlo podemos lavarlo, doblarlo y guardarlo en un cajón. Finalmente, es importante el que, si estamos cortos de espacio, busquemos soluciones creativas: el alféizar de la ventana, o ése rincón que nadie usa, puede ser perfecto para mantener aunque más no sea un mini-altar permanente. El uso constante es lo que irá personalizando nuestro altar y demarcando el espacio como “espacio sagrado”.

Cuidado y mantenimiento :

Los cuidados son más bien obvios: mantener el área limpia y ordenada, teniendo especial cuidado en retirar restos de velas, cera, cerillas, incienso, carboncillo, etc. Lavar el cobertor, si lo utilizamos. Un altar en uso es un altar que no tiene polvo.

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/el-altar/

3 comentarios

    • Jose en junio 26, 2011 a las 4:26 AM

    Hola, soy de PR y encontre interesante la inagen del altar. Me gustaria q me orientaras sobre ser un wicca. Mi correo esta ariba Gracias.

    • Blacksam en junio 26, 2011 a las 10:29 PM

    Lo siento José, pero aquí no damos orientación, ni somos maestros, hay una web muy buena de wicca en Puerto Rico, http://www.wiccapuertorico.com/ quizá alli puedas encontrar wiccanos que puedan ayudarte….

    Un saludo.

    • Dango en febrero 4, 2018 a las 3:00 PM

    Hola, quería saber el por qué de la orientación. Por lo que entendí se ubica hacia tu hemisferio (norte al norte, sur al sur) pero por qué?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia
A %d blogueros les gusta esto: