La puerta del Este

Como el este es el lugar del aire, en algún momento las cosas saldrán mal, se olvidará de las palabras, e incluso, inconscientemente, armará un lío. El aire es imprescindible y se cuenta de una famosa ocultista, ahora muerta, que golpeó a su compañero oficiante en las orejas durante un rito del aire; así que tiene un precedente. Al abrir este punto necesita una mano firme y mucha autoconfianza. Puedo confesar que no me considero demasiado feliz cuando se me pide que me siente en el este, pues soy géminis y sé lo que me espera.

Los símbolos del este incluyen los abanicos, aves, plumas, instrumentos de viento, especialmente los cuernos de caza, pero piénselo dos veces antes de soplarlos, pues los cuernos son símbolos de llamada y aquel o aquello que responda puede paralizarle el corazón. Algo que debe entender mientras trabaja durante este año es que sus centros psíquicos están empezando a abrirse, lenta pero seguramente. Debe prepararse para empezar a ver y observar cosas que no ven siempre las otras personas. Eso puede producirle un shock, y muchos ansiosos aspirantes a magos abandonan entonces, incapaces de enfrentarse a la «visión»

 El este es la puerta del sol al amanecer, y se aplican aquí todos los símbolos del amanecer, así como los del aire. Todos los aspectos de la vara o varita mágica incluyendo la vara del eremita, el djed de Osiris, la lanza, el dedo puntiagudo, se utilizan aquí. Sus colores son azul celeste, marfil, rosa, ámbar, dorado claro, turquesa, y blanco. Sus signos astrológicos son Acuario, Libra y Géminis.

Las formas divinas del este pueden incluir a Osiris, Kephra, Aurora, Apolo, Orfeo, Hermes, Mercurio, Prometeo, Quetzalcoatl, Frey e Iduna. Puede utilizar también a los «iluminadores », los grandes maestros del pasado, Merlín, Narada, Serapis, Jesús de Nazaret, Imhotep, Kham-ua-set, Buda, etc. Cuando elabore un cuarteto de formas divinas, asegúrese que pertenezcan todos a la misma tradición, sin entremezclarlos.

Por ejemplo, si trabaja siguiendo las líneas artúricas, empiece desde el este y trabaje en el sentido de las agujas del reloj eligiendo por ejemplo a Merlín, Arturo, Nimue y Gue-nevere, pero no ponga a Isis o Hermes en el mismo grupo.

 

Ya hemos dicho que el oficiante del este es también el mago. Tradicionalmente, es un hombre, y antes de que se me acuse de ser sexista, permítaseme añadir que hay buenas razones. En el ocultismo es mejor olvidar el ultrafeminismo, todo está equilibrado en una polaridad sexual, con el hombre y la mujer trabajando juntos, cada uno en el lugar para el que son más convenientes.

Una mujer atrae poder al templo, es más poderosa en los niveles anteriores y está en contacto más profundo con el fluido de lo astral. Un hombre es mejor para dirigir ese poder una vez que se le ha pasado a él. Es más fuerte en el plano físico. Esto alterna los planos.

 

Ha habido, y hay, buenos magos que son mujeres pero en general es más conveniente que un hombre aborde el este. Un mago tiene la misión de mantener las cosas unidas en un templo, establece el ritmo del ritual y su intención. Media la cualidad de la comunicación en todos sus aspectos, y la diseminación del conocimiento en su área. Entre los atributos a cultivar está la dignidad del porte y la tranquilidad de mente, También es responsable de la conducta en el templo, de la que hablaremos más adelante.

 

LOS NIVELES INTERIORES DEL ESTE

Más allá de los pilares del este, y ciertamente más allá de todas las puertas de todas las direcciones, están los niveles interiores, los paisajes de la mente pertenecientes a esa dirección. Se necesitan muchos años para conocerlos bien, pero puede empezar ahora mismo. Coloque la silla delante de los pilares que se dirigen al este, relájese y tome dos o tres respiraciones cuádruples.

 

Construya en su imaginación la figura de Hermes, tal como usted la piensa. Procure detallar lo más posible. Tras él, en el este, vea un par de altas puertas que se abren lentamente, Hermes le tiende la mano y usted se levanta y camina hacia él. Aquí, en este lugar, puede sentirse seguro y confiado, pues aunque no esté consagrado ha sido limpiado y no le vendrá ningún daño. Traspase con Hermes la puerta del este. Este es su país de la puerta oriente, no puedo decirle lo que verá o encontrará, ni lo que aprenderá allí. Deberá mirar cuidadosamente, escuchar y tratar de recordar todo lo que vea, oiga y haga. Si ha realizado ya su lectura y su investigación, su mente tendrá acceso ya a una importante simbología. Si ve algo que no entiende, busque su significado al regresar. Su guía le dirá cuándo es el momento de la vuelta. Traspase las puertas y ocupe su lugar en la silla, vea cerrarse las puertas, con Hermes tras ellas.

 

Deje que su mente se ajuste lentamente al mundo cotidiano y asegúrese de tener algo para comer y beber, pues le será de utilidad. Escriba sobre su viaje lo antes posible, y en esta ocasión no es necesario que se limite a un número fijo de líneas, pudiendo describir todo con tanto detalle como desee.

Fuente: Manual Practico de Magia Ritual (Dolores Ashcroft-Nowicki)

 

 

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/la-puerta-del-este/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia
A %d blogueros les gusta esto: