La magia de la natura

HERBORISTERÍA: breve historia
El uso de la Fitoterapia data de muy antiguo. Hoy en día se han venido
investigando mucho más exhaustivamente y muchas se usan como base de
miles de remedios alopáticos. Pero, por la vuelta a la curación natural y por la
vida que contiene la planta, siempre será mejor el uso de las mismas por
medios que no sean extracciones químicas, usando así, las técnicas milenarias
de preparación.
Todo esto se usa en las medicinas tradicionales de los diferentes países y
culturas. Hay datos y cientos de recetas en papiros egipcios que se remontan a
3000 años AC y en las tablillas babilónicas. El libro más antiguo conocido hoy
en día es el tratado de Medicina China en el cual se dice que los pacientes le
pagaban al médico mientras estuvieran sanos, pero cuando se enfermaban era
el médico quien debía pagarles!!!
En el Rigveda (antiguo texto de la India que data aproximadamente de unos
2000 años AC), hay gran cantidad de información y fórmulas medicinales. En
una parte, dicho texto dice:
“Plantas medicinales, nacidas hace largo tiempo,
tres edades antes de los Dioses,
¡quiero conocer vuestros ciento ocho principios activos!
Tales son las madres, vuestros principios, de millares de ramas,
¡vamos ya, sabios, curadme a este paciente!”
Así vemos componentes mágicos relacionados con la Medicina Herbolaria que
se encuentran en absolutamente todas las culturas. Las plantas no sólo
integran fórmulas “mágicas” sino que son recolectadas y formuladas bajo
ciertas horas que son regidas por los planetas y cuando accionan determinados
signos astrológicos, también se exigen algunas condiciones en el elaborador, la
realización de rituales, etc..
Hipócrates (460-377 AC), nacido en la isla de Cos en el mar Egeo, es
considerado hoy en día como el Padre de la Medicina. Los principios
medicinales, morales y éticos enunciados por él, se refieren a tratamientos

naturales basados en la observación directa de la naturaleza y los seres
humanos y sus leyes de vida, a no agregar más sufrimiento al enfermo y que tu
alimento sea tu medicina. Para él, la medicina era más un arte que una ciencia
y fundamentalmente buscaba eliminar las causas de la enfermedad y no sólo
sanar los síntomas.
Claudio Galeno (201-130 AC), el famoso médico de Marco Aurelio, se inspiró
en la obra hipocrática. La medicina de hoy usa su nombre para la rama que se
dedica a la ciencia de las materias médicas y los preparados: la Galénica.
Avicena (930-1037 DC) fue un gran erudito en varias ciencias y escribió el
Canon de la Medicina, basado en fórmulas herbarias.
En la Alta Edad Media tenemos la medicina monástica (s. IX), en la cual los
monjes se ocupaban de la misma. Dio un impulso a la herboristería y a la
compilación y clasificación de las plantas medicinales y fórmulas.
Alberto Magno o Alberto el Grande (1193-1280 DC) fue un célebre médico y
alquimista, quien escribió seis libros de medicina utilizando las plantas.
Paracelso (1493-1541 DC) médico y alquimista, también usó en su terapéutica
algunos minerales y los efectos curativos del agua, dando suma importancia al
uso de la flora autóctona.
Samuel Hahnemann (1755-1843), se basó en Hipócrates y Paracelso,
desarrollando la Homeopatía: “lo similar cura lo similar” (simila similibus
curantur), o sea que, a ciertas dosis, una sustancia produce determinados
síntomas patológicos en un organismo sano y la misma sustancia, en otras
dosis, cura patologías similares en un individuo.

Fuente: Camino de la bruja Verde

 

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/la-magia-de-la-natura/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web
A %d blogueros les gusta esto: