Entre luces y sombras

Un día, hace mucho tiempo, viaje en lomos de un dragón a un lugar lejano. Surcamos un espacio infinito donde el vacío y a ausencia de todo solo era rota por lejanos puntos de luz. Aunque viajábamos a gran velocidad su movimiento era suave, como si deslizara por una corriente. No sabía a dónde nos dirigíamos, pero él conocía el rumbo a seguir y confiada disfrutaba del viaje. Poco a poco fuimos acercándonos a nuestro…

Continuar leyendo…