Saturno

Artículo de Mario Paltrinieri – Elena Rader (1981):

Elemento: Tierra.
Domicilio nocturno: Acuario.
Domicilio diurno: Capricornio.
Exilio: Cáncer y Leo.
Exaltación: Libra.
Caída: Aries.
Recorrido anual: 12º
Recorre el Zodíaco: en 30 años.

Principio: La vida afrontada racionalmente. Conservación, ralentización, concentración, constructividad, pesimismo, inercia, pesadez y lentitud.

Símbolo: La vejez, la renuncia, la valoración racional de todas las circunstancias, sobre todo las negativas, rigidez, introversión, aridez, privaciones, tenacidad, aislamiento y melancolía.

Armónico: Persona alejada de las pasiones, prudencia, fuerza de ánimo, coraje moral, autosuficiencia psíquica, estoicismo, capacidad de elección, sentido del deber y de la justicia. Carácter reservado, sobrio, ambición calculada, capacidad de aguante, calma, vida intelectual.

Disarmónico: Displicencia, desconfianza, avaricia, pesimismo, egoísmo, maldad, hipocresía, frialdad, intolerancia, obstinación, aversión a los cambios, misantropía, indiferencia,tristeza, envidia, crueldad moral, estados depresivos, seriedad excesiva, avidez mezquina y fría.

Fisiología: La piel, los dientes, los huesos, la hiel, los músculos, el bazo, el sistema nervioso y el oído.

Artículo de CNR:

Al formar dualidad con Júpiter sus características son, en algún caso, opuestas. Saturno, para la astrología clásica, significaba todo lo frío y triste y extendía su dominio a quienes vivían apartados de la sociedad; por ejemplo, los ancianos, los monjes, los anacoretas.

De los días de la semana regía el sábado y la primera hora de ese día. Parece que en la tabla de nacimiento es el representante paterno, pues confiere responsabilidad y disciplina; por esto, a menudo es portador de inhibición, represión y desesperanza, pues resulta difícil llevar a cabo las órdenes paternas, en ocasiones, y cumplir con determinadas responsabilidades.

Representa la acción de hacer real una cosa, de llevarla a la práctica: es lo que la astrología moderna llama cristalización y realización.

Se opone por naturaleza a las luminarias, es decir, al Sol y a la Luna.

Los astrólogos modernos lo asocian a la actitud pesimista y desesperanzada. Aunque también, cuando está presente en el tema astral, se interpreta como portador de aspectos didácticos y didascálicos. Antes de descubrirse Urano se pensaba que Saturno era el planeta más distante del sistema solar, por ello se le atribuía siempre la cualidad de planeta frío.

Para los astrólogos modernos Saturno tiene mucho que ver con el correr del tiempo y su fugacidad. Su casa natural es Capricornio y también Acuario.

Físicamente rige el sistema óseo y la piel.

Mitológicamente se le identificó, por parte de los romanos, con el dios griego Cronos, que reinaba sobre el paso del tiempo. Su culto tuvo en Roma poca importancia, aunque había unas fiestas en su honor, las Saturnalias, que duraban varios días. Era protector del campo, de las cosechas y de la ciudad.

Reseña de Astrodienst:

Saturno muestra cómo experimentamos “la realidad”, dónde encontramos resistencia y descubrimos nuestras limitaciones. Representa la convicción conciente y moral, las leyes y las reglas que elegimos obedecer. También habla de nuestro poder para tolerar y la habilidad para concentrar, da cualidades como la honestidad, la cautela y la reserva.
Signo equivalente: Capricornio.

Reseña de Stefan Nitschke:

El planeta Saturno, con un diámetro de 120.000 km, sigue su órbita alrededor del Sol a una distancia de 1.427 millones de kilómetros, tardando unos 29 años para dar una vuelta completa.

La mitología griega cuenta que Cronos (Saturno) primero castró a su padre Urano y luego devoró a sus propios hijos para evitar que pudiesen sustituirle en el gobierno del mundo. Se le representaba como un viejo, con una hoz en la mano, y a veces llevando un reloj de arena, simbolizando el paso del tiempo, «el Padre Tiempo que todo lo engulle».

Por lo tanto, en la astrología Saturno es considerado el planeta del tiempo y del karma. El karma es la ley de causa y efecto, y se entiende que Saturno se encarga de enfrentarnos con las consecuencias de nuestros actos. Eso se presenta especialmente a los 29 años, cuando Saturno regresa por tránsito a su posición original, formando una conjunción con el Saturno natal. Es un tiempo de reflexión, cuando miramos atrás y valoramos lo que hemos hecho hasta ahora para corregir los errores y seguir hacia delante con más madurez.

Saturno simboliza el pasado, la tradición, el padre, la autoridad o cualquier principio restrictivo y formador. La posición de este planeta en la carta astral indica la esfera donde tenemos que solucionar viejos problemas y superar inhibiciones y temores que provienen del pasado, incluso vidas pasadas.

Por el lado positivo, Saturno representa cualidades como el sentido de responsabilidad, la constancia, el trabajo y la determinación. Representa al desarrollo del valor personal. Otorga la conciencia que la compensación es un resultado directo de un esfuerzo personal y una actitud responsable. Saturno es la sabiduría que resulta de una aplicación meditada del conocimiento. Su afinidad natural es con el signo Capricornio, aunque, junto con Urano, rige también Acuario.

Reseña Fraternidad Rosacruz:

En el símbolo de SATURNO, está el alma, o la mente instintiva, simbolizada por el medio circulo, bajo el dominio de la materia, representada por la cruz. Por lo tanto las personas de Saturno son materialistas en extremo. También son muy egoístas en todo. Agarran todo para sí mismos. El corazón y lo mejor de la naturaleza son puestos por debajo.

En otras palabras podemos decir que en el símbolo de Saturno, la cruz de la personalidad está exaltada sobre el signo del alma, el medio circulo. El crecimiento del alma es logrado por el Servicio, pero el símbolo de Saturno muestra plenamente que la persona bajo su regla está más listo para ser servido que para servir, y es egoísta y obstructivo del bien común. Naturalmente otros resienten ésta característica de carácter y por lo tanto Saturno trae sufrimiento, problemas, preocupaciones y decepciones para enseñarnos que no podemos nunca realmente servirnos a nosotros mismos por el egoísmo, sino solo por el sacrificio.

Saturno simboliza la parte relativamente permanente de la naturaleza inferior, que ha sido pesado y encontrado como algo útil. Saturno es por lo tanto, simbólicamente los átomos simientes de los vehículos inferiores del hombre, donde son almacenadas las experiencias de todas las vidas pasadas. Así, Saturno denota la habilidad mecánica, la castidad y la justicia, la perseverancia y los logros materiales que han sido hecho en virtudes a su influencia depuradora. Es la segadora de las cosas que han sido sembradas en el cuerpo y como tal, aparece a menudo en la vida para corregirnos el mal que hemos hecho, de modo que podamos aprender las lecciones de como actual correctamente. Respecto a los átomos simientes, podemos decir que cuando el Espíritu trino está en el camino para nacer de nuevo, los átomos simientes permiten al Ego reunir, en cada mundo, la sustancia necesitada para construir su instrumento, es decir, para construir de nuevo la mente, el cuerpo de deseos, el cuerpo vital y el cuerpo denso.

SATURNO y JUPITER tienen símbolos que son similarmente indicativos de la forma en la cual el crecimiento del alma es logrado.

SATURNO:

BASICO – Contracción, persistencia, precavido, disciplina, con límites.

POSITIVO – Fidelidad, estabilidad, concentración, análisis, sistema, cualidades constructivas, tacto, diplomacia, justicia, ahorrativo, economía, deliberación, conservacionista, paciente, autodisciplina.

NEGATIVO – Cristalización, obstrucción, egoísta, lento, temeroso, limitación, materialismo, melancolía, pesimismo, avaricia, secretivo, sospecha, severidad, cinismo.

ACRUX: Boletín Astrológico y de Ciencias Antiguas.

SATURNO

Llamado también el “Infortunio mayor”.

Signo que Rige: Capricornio.
Casa que rige: Casa X.
Signo en Detrimento: Cáncer y Casa IV.
Exaltación: Libra. Casa VII.
Caída: Aries. Casa I.
Función: focalización.
Proceso: diferenciación.
Propósito: individualización.
Significado tradicional: los principios de limitación, restricción y disciplina. Penas y penalidades. El padre. El gran maléfico.
Significado humanista: el principio de la forma como definición. EL proceso de focalización y diferenciación. Identidad personal, seguridad e inercia.
Significado Cíclico: la adquisición del individuo de seguridad e identidad dentro de las esferas personal y social.
Representa: impulso hacia la seguridad y estabilidad.
Palabra clave: maestro. Tiempo, límites, miedo, orden, forma, autodisciplina, restricción, responsabilidad, “temor al Señor”, seriedad, y vejez.
En profesiones: Filósofos, ocultistas, hombres de ciencia, todas las profesiones relacionadas con la tierra (agricultura, arquitectura, minería, picapedreros, obreros del carbón, cargadores); muy en general, todos los oficios bajos y penosos y que, no obstante implican gran responsabilidad, particularmente a aquellos cuyas tareas se realizan en la oscuridad y la suciedad (alcantarilleros, deshollinadores, etc.). Todas las profesiones relacionadas con el aislamiento (enfermeros, carceleros, etc.). Cuando es benéfico, sin embargo, Saturno da también posiciones elevadas; cuando es desfavorable, produce miserables y mendigos.
Cuerpo Humano: Los huesos, el esqueleto, las articulaciones, los cartílagos, los ligamentos, rodillas, órganos auditivos, glándula paratiroides, proteína corporal, la piel, las orejas, el bazo.
En órganos: El oído izquierdo; bazo, vejiga de la hiel, huesos, dientes y las enfermedades de estas partes, sobre todo las dolencias catarrales crónicas y los males de oído crónicos. La constitución es más bien débil en la juventud, fortaleciéndose, sin embargo, más tarde y abriendo perspectivas para una longevidad notable. Existe una marcada sensibilidad al frío.
En minerales: Todas las piedras oscuras y quebradizas, carbón, antimonio, plomo y uranio.
En plantas: Las maderas duras de corteza agrietada, las rotáceas y las liliáceas, los tubérculos, además de áloe, casia, coloquíntida, níspero y mirra.
En animales: Oso, camello, gato, topo, los animales nocturnos, todas las especies de búhos; grulla, avestruz; escarabajos y escorpiones.
En colores: Negro, gris, castaño.
En números: 8 y 15
En días: El sábado.
En horas: Los sábados, la 1ª y la 8ª después de la salida del sol y la 3ª y la 10ª de la noche siguiente.
En países: Palestina (y los hebreos, como pueblo allí arraigado).
En la astrología esotérica: Saturno es el principio del tentador en sí, del “diabolus”, contrincante de Dios, y es por ello que fue denominado el “Gran Infortunio” por los astrólogos antiguos. No cabe duda de que es uno de los más importantes determinantes del carácter y el destino en toda figura natal.

Información Física

Diámetro ecuatorial: 120,000 km
Densidad: 0.69 gramos por cm cúbico
Temperatura de la superficie: -150° Celsius (nubes).
Gravedad en la superficie: 1.19
Período de revolución: 29.46 años
Período de rotación:10.2 horas
Satélites conocidos: 23

Mitología

El dios romano de la agricultura relacionado con la siembra de semillas. Es el padre de Júpiter, Ceres, Juno y muchos otros. Su esposa es la diosa Ops. Supuestamente Júpiter lo persiguió y fue tomado como el dios Janus en Latium en donde introdujo la agricultura y la vitivinicultura. Este evento fue el precursor de un período de paz, felicidad y proesperidad, la edad de oro.

En memoria de esta edad de oro, se llevó a cabo la Saturnalia el 17 de diciembre en su templo en el Foro Romano. Este templo, debajo del Capitolio Romano, contenía el tesoro real y es uno de los más antiguos en Roma. La Saturnalia era uno de los eventos más importantes del año. Originalmente era solamente un día, después se amplió a siete días. Durante este festival, se suspendían las actividades de negocios, se invertían los papeles del amo y el esclavo, se aflojaban las restricciones morales y se intercambiaban regalos. Las ofrendas hechas en su honor se hacían con las cabezas descubiertas, contrario a la tradición romana.

En contraste con este festival, Saturno nunca fue muy popular. A partir del siglo III, se le identificó con el dios griego Cronos, y su culto se hizo marginalmente popular. El sábado es nombrado en su nombre.

Cronos

En la mitología griega, Cronos es el más joven de los 12 titanes, hijo de Urano y Gaia. Está casado con su hermana Rhea y es el padre de Demeter, Hades, Hera, Hestia, Poseidon y Zeus.

Después de que Urano sacó a sus hijos de la tierra, y después de que Gaia había tenido muchos hijos, ella incitó a sus hijos para que castraran a Urano, pero solamente Cronos se atrevió. Se ocultó y logró su cometido mientras Urano estaba dormido. Después de esto Cronos asumió el mando y bajo su liderazgo y el de Rhea, comenzó un tiempo de prosperidad y armonía. Sin embargo, para asegurar su dominio, devoró a sus hijos al momento de nacer, pero Rhea salvó a uno: Zeus.

Cuando Zeus alcanzó la madurez, destronó a Cronos y lo forzó a vomitar a los hijos que se había tragado. Con la ayuda de sus hermanos y hermanas y otros partidarios entre los dioses, Zeus destronó a Cronos y se convirtió en el rey de dioses y hombres.

Las primeras cinco lunas de Saturno se descubrieron en el siglo XVII. En 1847, el astrónomo William Hershel, descubridor de las lunas 6 y 7, propuso que las designaciones numéricas se suplantaran con los nombres de los hermanos y hermanas de Saturno o más bien su contraparte griega Cronos.

Satélites de Saturno: Pan, Atlas, Prometeo, Pandora, Epimeteo, Janus, Mimas, Enceladus, Tethys, Telesto, Calypso, Dione, Helene, Rhea, Titán, Hyperión, Tapetus y Phoebe.

Saturno es una gran sorpresa. Más que indicar obstáculos y restricciones, representa cambios. Estos pueden ser cambios repentinos o violentos y representar períodos de pruebas de resistencia y paciencia. Los proyectos y las relaciones comienzan, pero el seguimiento puede ser un problema. Los saturninos necesitan aprender persistencia, dice Cayce. Un alma “se destierra a sí misma” a Saturno para comenzar de nuevo, probablemente porque la entidad se atoró o fijó de alguna manera. A partir de aquí la entidad fue enviada a Urano probablemente para reconstruir la voluntad de tomar mejores decisiones futuras. Saturno está relacionado con las gónadas y el color rojo de acuerdo a Cayce.

Significado Astrológico

Saturno es el planeta más alejado visto con el ojo humano. Toma cerca de 29 años para dar una vuelta al Sol. Este ciclo es el más largo que experimentaremos más de una vez en nuestra vida. Como tal Saturno ha venido a representar tanto los límites físicos y el proceso kármico en el cual nuestras vidas están divididas en ciclos de aprendizaje. Con cada vuelta de Saturno rememoramos (consciente o inconscientemente) nuestras experiencias previas. Este es un período en que cosechamos lo que sembramos.

La crueldad de Saturno es de naturaleza opuesta de aquella de Marte; es fría, persistente, implacable, rencoroso, bajo mano y pusilánime. Viene de lamento, no del impulso emocional e incluye cuidar cuidadosamente los planes para dañar a otros. Cobardía en todas sus formas, incluyendo miedo, preocupación y aprehensión por el futuro salen de Saturno. Además el más bajo nivel de Saturno es el más fácil para que trabajen los poderes de la oscuridad; pero esto no significa que Saturno sea un planeta maléfico.

La influencia kármica atribuida a Saturno no es su monopolio, si se abusa de las influencias planetarias atraen su propio karma. Representa el triunfo de la materia sobre la conciencia. Produce egoísmo, injusticia y humildad. Es el planeta de la limitación y humillación. Representa la economía o pobreza. Contrae al nativo y lo hace insociable y egoísta; además construye una coraza alrededor del alma a cierto nivel a fin de desarrollar autoconfianza, porque ninguno puede ayudar a otros hasta que aprenda a ayudarse a si mismo. Trae grandes recompensas a aquellos que han aprehendido como esperar por ellas.

Antes que uno sea consciente de estas, sus virtudes han sido adquiridas; paciencia, perseverancia, prudencia, modestia, honestidad, autocontrol, justicia, sentido común, habilidad práctica, economía como distinto a humildad, fiel, sensibilidad, entendimiento simpatético de otros, y la simpatía práctica que se expresa a si misma no en palabras sino en hechos de ayuda y servicio a otros. Saturno produce al filántropo tanto como al político, y algunas veces combina a los dos. La influencia de Saturno es dolorosa a la mayoría de la gente sólo porque han adquirido perfecto autocontrol y altruismo, una vez que se haya aprehendido esto, Saturno se convierte en guía, filósofo y amigo; el consejero sabio.

El verdadero saturnino es moderado en todas las cosas y puede disfruta de las buenas cosas de la vida sin abusar de ellas, esto ejercitando el balance que es una de las cualidades de Saturno. La persona que ha llegado puede mezclar Saturno y Júpiter en una vibración armoniosa, reconciliando los dos opuestos, como el aceite y el vinagre son mezclados en un aderezo de ensalada. Es un gran error tratar a Saturno como un enemigo, uno debería verlo como un amigo. El es realmente una hermosa influencia. Fresco, calmado, refrescante, es el verde rayo, como la silueta de los árboles contra el calor del sol al mediodía. Es sabiduría, serenidad y paz a aquellos que puedan contactar su verdadera vibración.

Saturno es también el juez justo quien recompensa a cada hombre el resultado de sus propias acciones, habilitándolo para recoger lo que ha sembrado, asimismo a aquellos que han hecho buenas acciones les trae recompensas. Tiene una influencia negativa o con atributos femeninos.

Rige la figura, la disciplina, responsabilidad, organización, ambición y capacidad para una carrera. Limitaciones, retrasos, angustias. Rige teorías y leyes científicas, personas ancianas, profundidad, paciencia, tradición, precisión, convencionalismos, ortodoxia, buen uso del tiempo. Representa los principios de verdad, contracción, solidificación, sabiduría y envejecimiento. Su acción es lenta y duradera. En tiempos antiguos se le llamaba el maléfico mayor. Donde se halla en el horóscopo es donde se siente menos seguro y tiende a sobrecompensar.

La energía de Saturno se orienta en nuestra vida, como aquella fuerza que construye y lentamente nos lleva a ser en la tierra, lo que ya somos en esencia.

Saturno es también llamado el señor del Karma y como tal, representa todos los límites y obstáculos que se presentan en nuestra vida para que los podamos superar y por ende, aprender. Antiguamente, muchos astrólogos veían en Saturno al ente maléfico que traía a nuestros días de calma, “la mala suerte”. Hoy en día sabemos que ni la mala ni la buena suerte existen realmente, sólo se nos presenta en la vida el producto de lo que hemos sembrado, como reflejo de procesos incumplidos anteriormente por nosotros mismos, que volverán a hacer su aparición hasta que tengamos la valentía y el coraje de afrontarlos para luego comprenderlos. Esto último (comprensión) será el resorte que nos impulse a la liberación de esos ciclos repetitivos y la liberación de estos traerá como consecuencia el avance hacia otro peldaño en nuestra evolución.

El lema Saturnino es: “generalmente lo que más tiendo a rechazar, es lo que tengo que aprender” y este lema nos lleva a reflexionar que normalmente (salvo sus excepciones, por suspuesto) aquello que rechazamos es lo que no hemos comprendido y por lo tanto no hemos aprendido.

Saturno nos impide, con sus tendencias a repetir sucesos en la vida, que no nos salgamos de nuestro propio camino, llevándonos a cumplir con el plan evolutivo que nuestra alma o esencia, en un nivel superior eligió, mucho antes de manifestarse en el mundo material a través de nosotros.

La libertad real, aún cuando poseemos libre albedrío, no pertenece a este mundo de las formas, regido constantemente por leyes cósmicas; sin embargo, podemos escoger sufrir y quejarnos por no comprender lo que nos sucede, o buscar la tranquilidad interna, sin angustias, que nos conducirá a comprender, con una sabiduría superior a la humana, la naturaleza, el origen y el por qué de todo cuanto nos acontece en la vida.

Diversos Autores:

Saturno – el infortunio mayor

La mitología griega cuenta que Cronos (Saturno) primero castró a su padre Urano y luego devoró a sus propios hijos para evitar que pudiesen sustituirle en el gobierno del mundo. Se le representaba como un viejo, con una hoz en la mano, y a veces llevando un reloj de arena, simbolizando el paso del tiempo, «el Padre Tiempo que todo lo engulle».

En la astrología esotérica Saturno es el principio del tentador en sí, el “diabolus”, contrincante de Dios, y es por ello que fue denominado el “Gran Infortunio” por los astrólogos antiguos. No cabe duda de que es uno de los más importantes determinantes del carácter y el destino en toda figura natal.

Saturno en el Medio Cielo causa siempre grandes infortunios, y suscita obstáculos perpetuos a todas las acciones. En la casa en donde se encuentre es donde tendremos las mayores trabas o escollos.

Se atribuyen al astro:

En analogías generales: La caída al precipicio; la materia con su rigidez, inercia, peso y gravedad, densidad y oscuridad; en sentido abstracto, la restricción, la estrechez, la pobreza, la miseria, el entorpecimiento, el desengaño, todo lo negativo que paraliza y desmorona la vida: el tiempo, la muerte, el frío, la calcificación, la tristeza y la suciedad. La cristalización. El guardián del umbral; el planeta del “Karma”; toda clase de pruebas impuestas al hombre. Lo históricamente antiguo; la tradición; la tentación; lo malo. Gente de avanzada edad, ascetas, solitarios, particularistas; los antepasados, sobre todo el padre. Lugares de ruinas, cavernas, minas, abismos y cárceles.
Necesita: Autocontrol, disciplina, cautela, moderación, pragmatismo, conservarse, protegerse, sentir que pisa terreno firme.
Virtudes: Seriedad, paciencia, prudencia, reserva, capacidad de organización, resolución, puntualidad, perseverancia, sobriedad, austeridad, método, sentido del deber, introspección, consciencia de las propias debilidades y limitaciones.
Defectos: Pesimismo, melancolía, depresión, fatalismo, censura, frigidez, testarudez, estrechez de miras, represión, frialdad, malicia, desconfianza, sospecha, desalmado, taimado, materialista. Es el infortunio mayor.
Patologías: Las enfermedades y los estados mórbidos crónicos, reumatismo, gota, atrofia, anquilosis, artritis, parálisis, tabes, hernia, deformidades, endurecimientos, constricciones, obstrucciones, arenillas, caries dental y ósea, gangrena, tuberculosis, tisis, asma, resfriados y catarros, cáncer, lepra, congestión cerebral y pulmonar, hipotensión, sordera, sinusitis y enfermedades de la piel.
Cuerpo Humano: Los huesos, el esqueleto, las articulaciones, los cartílagos, los ligamentos, la piel, las orejas, el bazo.
En órganos: El oído derecho; bazo, vejiga, huesos, dientes y las enfermedades de estas partes, sobre todo las dolencias catarrales crónicas y los males de oído crónicos. La constitución es más bien débil en la juventud, fortaleciéndose, sin embargo, más tarde y abriendo perspectivas para una longevidad notable. Existe una marcada sensibilidad al frío.
Corresponde: Al signo de CAPRICORNIO y ACUARIO, así como a la Casa X.
En la Casa II: avaricia.
En la Casa XII: al final de la vida, soledad.
En la Casa VI: enfermedades crónicas.
Aspecto inarmónico con NEPTUNO: tendencia al suicidio.
Atributos: Femenino, Negativo, Frío y seco.

Fuente: http://my.opera.com/astrologia/blog/

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/saturno/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web
A %d blogueros les gusta esto: