Los unicornios


Los Unicornios son uno de los animales míticos, mas fantásticos y majestuosos descritos con cuerpo de caballo y un cuerno en medio de la frente. Las primeras referencias a ellos son del siglo V a. C., del historiador griego Ctesias y que decía que era un animal real que había sido visto en la India. Lo curioso es que este animal se encuentra también en leyendas chinas y en el arte popular indígena americano.

Dicen que durante la Edad Media, el Unicornio era símbolo de poder, pureza y dignidad real, así como de energía espiritual y creativa. El cuerno de este maravilloso animal es una espiral; las dos mitades se enlazan entre sí. Según se va desarrollando el Unicornio se va transformando su cuerno y la espiral se alarga retorciéndose sutilmente. Cuando el animal tiene ya una edad muy avanzada, el cuerno adquiere surcos y grietas. Parece ser el recipiente de la magia o cauce del pensamiento del animal y también se supone que es el órgano en el que radica un misterioso sentido, similar al que nosotros llamaríamos “sexto sentido” y una poderosa intuición. Perfectamente recto, se alza desde la frente, un poco mas arriba de los dos ojos. Es de tonalidad brillante, más blanco que la nieve y mas suave que el marfil. Hay quien asegura que, cuando el animal es consciente de encontrarse ante un peligro, puede desprender cierto brillo o un suave resplandor. Su cuerno era muy apreciado como antídoto de los venenos, curaba enfermedades, alargaba la vida y que podía purificar las aguas para volverlas potables. Si el cuerno se desprendía del animal, este moría sin remedio.
Photobucket El Unicornio es también representación de los dos sexos en uno. Su cuerno simboliza el sexo masculino, es un símbolo fálico asociado al hombre, pero a la vez muchas veces el cuerno del unicornio se representa en espiral, un símbolo femenino que recuerda al sexo de la mujer, y también se asocia con el agua (por similitud con las caracolas de mar, posiblemente). Mientras que el fuego y el aire son elementos asociados a lo masculino, la tierra y el agua conllevan una carga femenina. Así, aúna en el propio cuerno la masculinidad y la feminidad.
Siendo amantes de la belleza, a veces se dejaban llevar y cambiaban su libertad por el cariño y los cuidados de alguna dama hermosa, convirtiéndose casi en un animal doméstico que acudía a visitarla a la misma hora a su jardín. Por eso son frecuentes las imágenes que les retratan cerca de doncellas, dejándose cuidar por ellas.

El Unicornio solo se alimenta de los frutos y granos maduros o de las hojas tiernas de los árboles. Bebe sólo agua en movimiento, busca las caídas de agua y lo hace con la cabeza alta, que no inclina jamás para comer de la tierra ya que solo come de las ramas colgantes. Se dice que su visión es muy aguda, que al amanecer se queda inmóvil contemplando el sol naciente y que durante el día se queda frecuentemente inmóvil con los ojos cerrados y la cabeza erguida. Cuando una fiera le ataca, nunca huye, su pacífico carácter se transforma en cólera mortal y cae como un rayo sobre su enemigo, aunque su rostro no pierde nunca su serena expresión.

El Unicornio es un animal solitario, que no pasta en manadas, que los hijos nacen sin cuerno y se quedan junto a la madre hasta que el cuerno crece hasta su máxima longitud, independizándose entonces. Se mueve con tal rapidez y es tan inteligente que es casi imposible cazarlo.

No se sabe exactamente donde vive, pues ha sido visto en todas partes del planeta, pero dicen que su morada habitual es el bosque de Brocelandia, que está situado en la Bretaña francesa. Un lugar de leyendas célticas y en donde vivió el Mago Merlín y en donde según dicen hay una entrada hacia el Ultramundo.

El Unicornio solo se deja ver a las personas puras de corazón y les sirve de guía hacia estas dimensiones, conduciéndolos hacia la luz. En cualquier caso, los Unicornios son un símbolo. Representan fuerza, libertad, imaginación, sueños, ilusiones Aunque pasado el Romanticismo pocos historiadores se refirieran a ellos más que para desmentir supuestas apariciones, los unicornios de alguna manera están presentes, porque lo que simbolizan sigue existiendo. Las ilusiones, el deseo de libertad, la fuerza de la naturaleza, las ganas de soñar…

Tal vez todavía hoy sigan ahí paseando entre los árboles de un bosque. Tal vez si tú eres una de esas personas en las que reina la ternura y paseas de cuando en cuando por las cercanías de algún bosque, te parezca ver una luz extraña entre los árboles. Y puede que sea algún rayo de sol reflejándose en un cuerno…

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/los-unicornios/

1 comentario

    • cornelio ramon aristides en septiembre 29, 2014 a las 6:16 PM

    No creo que existio este animal

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia
A %d blogueros les gusta esto: