Convertirse en brujo tradicional

La gente a veces me pregunta qué necesitan hacer para convertirse en un “Brujo Tradicional”. Desafortunadamente, no es posible responder en realidad tales preguntas de un modo simple, objetivo o universal. Hay muchas formas de brujería que son “tradicionales” – la brujería es, después de todo, un fenómeno muy difundido, muy amplio en alcance y detalles. Puedo, sin embargo, contestarles desde mi propia perspectiva, y desde la perspectiva de las grandes personas que he conocido que se han llamado a sí mismas “brujos/as” – hechiceros y mujeres del Arte que permanecieron cerca de la tierra, e incluso más cerca a un tipo de conocimiento y sabiduría poco común que aún hoy día, mucho después de mis experiencias con ellas, me mantienen en un estado de admiración.

Antes de poder empezar a disponer algo de orientación hacía el camino de la Brujería Tradi-cional como la entiendo yo, necesito analizar la noción de pertenecer – y lo haré mediante el análisis de lo que significa pertenecer a una religión – incluso aunque la Brujería Tradicional no tiene que ser necesariamente la “religión” de nadie. Elegí religión porque es una fuerza que toca a la mayoría de vidas de un modo extraordinario, y muchos lo entienden lo suficiente-mente bien.

Puedes considerar mi criterio de “pertenecer” en relación a cualquier modo organizado de pensamiento o de ser que incluye a gente distinta a ti mismo dentro de sus límites. Para “per-tenecer a una religión” debes acceder a sus etiquetas, títulos, y participar en sus actividades tradicionales o pautas características de ritual o comportamiento. Debes acceder incluso más allá a permitirte ver el mundo del modo en que la religión requiere – abrazas su creencia y su forma de ver el mundo.

Si (por ejemplo) te llamas a ti mismo “Wiccano”, participas en rituales Wiccanos a menudo o con frecuencia, y ves el mundo en el modo particular Wiccano (tienes la creencia de que todos los dioses son un dios, en la ley de triplicidad, etc.), entonces eres Wiccano. Las mismas medidas indicarían quién es católico, o budista, musulmán o de cualquier otra religión.

Ahora bien, antes de poder continuar con el tema de la Brujería Tradicional, debo hablar sobre el paganismo tradicional – y esto lo uso como un término muy general e inclusivo.

Un Wiccano cesa de ser Wiccano cuando cesa de hacer estas cosas que menciono arriba. Se convierten religiosamente en paganos tradicionales cuando comienzan a llamarse a ellos mismos así, tanto adoptando –como nivel descriptivo – el término básico “pagano tradicional” o cualquiera de sus ramas más específicas (tal como Asatru u otras); cuando toman parte en alguna forma de práctica-ritual pagana tradicional (que puede ser muy minimalista) y cuando ellos ven el mundo como los paganos tradicionales lo ven.

Los huesos desnudos del mundo pagano tradicional

La visión del mundo pagana tradicional “general” es simple, en verdad; dice, básicamente que:

-El Terreno bajo nuestros pies y a nuestro alrededor es la presencia de una realidad sumamente sagrada y viva;

-Que nosotros y cualquier otra forma de vida, visible o invisible, estamos en un entretejido atemporal y eterno de poderes sagrados que interactúan todos unos con otros y todos dependen de otro;

-Que el Otro mundo – una región atemporal y misteriosa de poderes espirituales, en si misma fuente constante de vida, experiencias misteriosas y fuerzas numínicas, está “bajo” el terreno pero también dentro de todas las cosas, y que todos los seres que mueren se elevan de nuevo en el Otro mundo como espíritus o entidades existiendo extrañamente – aunque ciertamente no todos ellos se vuelven entidades aconsejables y agradables. Estos “seres ocultos” o pueblo oculto continúan interactuando con nosotros en modos muy extraños a través del Terreno mismo – pues el Terreno es una puerta a lo invisible;

-Por último, los “paganos tradicionales” se sentirán a menudo conectados a un lugar en el terreno a través del cual experimentan los sagrado, se unirán a ese lugar y asumirán el rol de guardianes de él. Intentan permanecer afectuosos y cercanos a él. Esto es una tendencia común, y antigua.

***

Los Paganos Tradicionales no tienen una visión de la ética y la moral que se pueda formular; es más difusa y abierta a la necesidad situacional. Harán lo que tienen que hacer para mantener a sus familias a salvo y su terreno a salvo. Reverenciarán la vida, reverenciarán el recuerdo de los muertos, e intentarán estar bien a la vez que respetar las necesidades de los demás, mientras que aquellos otros devuelvan el respeto. Eso es todo, hasta donde yo he visto. Cualquier otra regla moral o ética o imperativo son acogidas por el individuo, o rechazadas por él; estas son elecciones personales. Pero todas las elecciones tienen un impacto en este mundo y en el mundo invisible, y una persona va al Otro mundo para encarar las buenas o malas consecuencias de sus elecciones en este mundo.

La “reencarnación” es mejor dejarla para las religiones orientales y los newageistas, sin embargo parece existir una antigua noción de “renacimiento” al fondo de los verdaderos “Antiguos Caminos” de Europa – aunque esta idea nativa sea una visión del “ciclo” del alma a través de muchas condiciones y formas de vida, tanto en el mundo invisible como en el mundo visible. Todos estamos pasando a través de muchas condiciones de vida, incluso desde nuestros propios nacimientos, y esta noción puede extenderse lógicamente más allá de la tumba – la muerte no es una “amputación” de la vida, sino una alteración de la vida y re-integración en la red de la vida en muchas formas. El renacimiento no trata sobre “flotar a un nuevo cuerpo”; trata sobre la actividad mítica del cambio de forma.

Una persona puede, según lo acordado por muchas antiguas enseñanzas y creencias de mu-chos lugares, transformarse en un espíritu o incluso en un animal debido a su propio ciclo de renacimiento; tal vez, si el Destino lo entreteje así, pueden “re-transformarse” en otra persona – pero tal es la naturaleza del flujo de la vida, la “nueva” persona no es la misma que la última. Cada forma de vida es única en el momento en que existe. Aún así, una misteriosa conexión existe entre todas las cosas e incluso a través de lo que nosotros llamamos “tiempo”. Estos misterios pueden dar a una persona mucho en qué pensar – tal vez incluso merecería una vida entera de pensamiento. ¡Y no sería una vida echada a perder! Pero el pensar no es en sí suficiente: necesitamos experimentar también – investigar y hacer.

Volvernos lo suficientemente sabios para comenzar conscientemente a darle forma a nuestros propios “ciclos de renacimiento” – eso sería una buena meta. Tal vez volverse lo suficientemente sabio para transformar las compulsiones inconscientes que gobiernan nuestras vidas diarias e invaden nuestros sueños – eso sería una meta aún mejor. Pero por ahora es suficiente.

Los Paganos Tradicionales reverenciarán el terreno de modo privado e intentarán volverse “observadores” de cómo los poderes ocultos de un lugar se manifiestan en cualquier momento. Volverse tal observador y honrar a esos poderes y sus apariciones es realmente el corazón del ritual “tradicional”. Las “estaciones sagradas”, o sabbats, o las estaciones ocultas varían de un lugar a otro. Algunas semanas o meses o estaciones son puertas a una experiencia más profunda del terreno y del ser, como también de la más amplia comunidad de vida. No hay un giro de “calendario” para estos días-puertas; uno debe descubrirlas. Algunas se conocen muy bien en las islas y Europa generalmente – Beltane, Midsummer, Samhain, etc; otras son menos conocidas. Todo Pagano Tradicional se adherirá, siguiendo a su tierra, a su propio viaje calendárico interior y exterior.

Si uno se siente atraído a adorar a “dioses” – y en verdad, los paganos tradicionales del pasado lejano llamaban a muchos otros poderes vivientes en esta red de vida “Dioses” – entonces deben o bien ser descubiertos a través de la exploración interna del Terreno y de la persona, o debe responder a una llamada profunda desde el interior del corazón que inclina a uno hacia ciertos panteones del pasado. Desde este punto, uno debe construir una vida ritual que tome estos antiguos poderes vivos y sus misterios en su corazón.

Pero uno no necesita “Dioses” en su vida en ningún modo formal o estructurado; el poder simple, vasto y atemporal del Terreno y todas las cosas – que yo llamo el “Weird” – es realmente suficiente para un “foco” en lo sagrado y en la naturaleza presente en todos lados de la vida, y para un foco moral. Más importante hoy en día que los “Dioses” es un foco reverencial a los “Ancestros” – pues los Dioses fueron, después de todo, los primeros Ancestros de todos, por tanto la veneración ancestral es, a su manera, una vuelta al auténtico politeísmo como el que la gente tenía hace mucho tiempo.

Hay muchas formas de vivir en este mundo. Podrías no elegir “ninguna de las de arriba” con respeto a lo que he estado exponiendo. A mi parecer, simplemente viviendo respetando y satisfechos de nuestra tierra, admirando la belleza y el poder de la tierra y el cielo, reveren-ciando a los ancestros y/o los espíritus de los difuntos de la familia y amigos, y generalmente no siendo un metomentodo, un destructivo, y siendo una persona sincera es suficiente. Tales personas podrían llamarse a sí mismos “Paganos Tradicionales” también – y merecerían el título.

Desde una colina, el camino va más profundo

Si quieres ser un “Brujo Tradicional”, después hay otra rama del camino que tomar. Y esa rama del camino no tiene que venir de ser un Pagano Tradicional; para mí lo hizo, y pienso que el fondo espiritual y la orientación filosófica de un Pagano Tradicional es el “punto de partida” ideal para un Brujo Tradicional. Pienso que es ideal dado su simpleza y su foco en las realidades más importantes de la vida: aquella del Weird, el Otro mundo, la noción de sacralidad de las cosas ordinarias, la reverencia que tiene por la antigua Tierra, tan llena de poderes de luz y de oscuridad y respeto por la larga existencia de los muertos en el interior del terreno.

Pero hay brujos ahí fuera que vienen de otros fondos. Algunos eran incluso Cristianos, pero créeme – los he visto jugar a brujos durante unos pocos años y después desvanecerse de vuelta en alguna iglesia de por ahí, o los he visto sentarse en la iglesia todo el tiempo; sus brujerías no iban más allá de un entretenimiento del sábado noche para ellos y sus amigos, una manía, un chiste.

Pienso que la guerra del cristianismo contra la brujería y el misticismo ha cerrado sus fronteras completamente a la brujería. No creo que la visión del mundo genuina y tradicional cristiana – desde ninguna denominación actual, histórica – pueda sostener una sana y poderosa práctica de brujería. Es simple ver el porqué: su propia Biblia condena rotundamente la brujería y la interacción con espíritus familiares, y la brujería, en el sentido verdadero, histórico y no-wicca de la palabra, requiere una profunda interacción con espíritus familiares.

Quien quiera que seas, a donde quiera que estés, si quieres ser un “Brujo Tradicional”, tienes que establecerte en una visión del mundo cómoda, un “espacio” mental cómodo, un lugar donde no te contengas por el miedo y la absurdez, y después debes caminar el sendero que lleva abajo, a los lugares más profundos de la experiencia humana.

La Brujería Tradicional trata sobre el acceso consciente a las realidades ocultas, y hacerlo de forma muy intensa y extrema. Trata de acceder la realidad extra-sensorial, o el Otro mundo mismo, estudiando las regiones ocultas del Weird, todo sin perder consciencia de lo que estás haciendo y experimentando, y “volviendo” a este aparentemente mundo ordinario con los poderes extrasensoriales que encontraste en este “otro lado” que aún llevas en tu interior.

Uno de esos poderes extraordinarios se volverá tu poder o espíritu “familiar” – un ayudante, un aliado, que estará atado a ti por un voto, un pacto y un servicio recíproco. Él o ella puede venir porque uno de los espíritus antiguos que los hombres llamaron “dioses” te lo envía, o puede venir por su cuenta, aparentemente. Misteriosos benefactores en lo Invisible pueden venir y otorgarte un familiar; uno nunca sabe. Puede que tengas que buscar uno a través de una gran lucha; no hay una única fórmula, aunque hay algunas formulas tradicionales para aquellos que son lo suficiente astutos.

Debes ir, con los poderes otorgados por tu familiar, a un estado intenso de “alteridad” – un trance – y encontrar los numerosos extraños poderes y fuerzas del “otro lado” en vigilia alerta, y regresar a este mundo en estado de vigilia, nunca sucumbiendo al peligro, la confusión o la pérdida de conocimiento que sobreviene la mayoría de la gente que intenta viajar lejos del maltratado sendero de la gente “ordinaria”.

Después, debes meditar – transmitir – de alguna forma tangible los poderes que encontraste y “trajiste de vuelta” del mundo invisible, y debes meditar sobre ellos de modo que ocurran cambios tangibles o perceptibles en “este mundo” gracias a tu meditación.

¿Puedes eliminar aquellos miedos y depresiones o ansiedades de tu mente que te han acosado durante años, por medio de tu poder? ¿Lo puedes hacer por otros? ¿Puedes hacer que una persona enferma se sienta íntegra? ¿Puedes usar tu poder para mirar al cielo, una alberca profunda o a los símbolos pintados en cartas para adivinar el futuro? ¿Puedes convocar a los muertos y reunirte con ellos en tus “vuelos” a lo invisible o verlos levantarse del suelo de sus tumbas para hablarte a través de sentidos extraordinarios?

Si puedes hacerlo, entonces eres un “brujo”. Eres un brujo en el sentido histórico y tradicional de la palabra. Y eso es todo. La verdadera iniciación no es otorgada por otros humanos; se te otorga cuando cruzas hacia lo Invisible, encuentras poderes allí, descubres poder y vuelves en un estado completo de vigilia para integrar ese poder, guiado por tu voluntad, en tu vida o la vida de otros. Desde este punto, la vida continúa, pero a dónde, nadie puede decirlo – pues los brujos más astutos pueden incluso transformar su destino más allá de este mundo, cuando tengan viajar al Otro mundo por última vez, en la muerte. No importa donde acaban los espíritus de la gente de este mundo; permanecen en el mismo lugar – el mismo Weird-Plenitud de la realidad y con un poco de suerte en ciclos de sabiduría y paz.

Fuentes: Antiguo Espiritu

Autor: Robin Artisson

Traductor: Francis Ashwood

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/convertirse-en-brujo-tradicional/

2 comentarios

    • yo en agosto 2, 2015 a las 2:25 AM

    Increible… en el mejor de los sentidos, de verdad, muy buen articulo.

    • Blacksam en septiembre 1, 2015 a las 8:43 AM
      Autor

    Muchas gracias , se agradece.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia
A %d blogueros les gusta esto: