Or, in its own meta tag

Abr 19 2016

La Meditación de la Llama

velaencendidaLa meditación de la llama está diseñada para liberar muchas de las áreas emocionales de tu conciencia. Es bueno hacer esta meditación si te sientes irritado, molesto o enojado o, en otras palabras, emocionalmente desestabilizado.
La meditación de la llama trata con las energías específicas y poderosas del fuego. El fuego siempre es un arma de doble filo. Puede ser usado para grandes propósitos, como dar calor, cocinar, construir, decorar y embellecer. Sin embargo,
cuando está fuera de control, el fuego es una de las fuerzas más destructivas que existen. Yo tomo con extrema cautela cualquier meditación que use al fuego como punto central. Te sugiero que respetes siempre la fuerza con la que estás trabajando y que apliques tu sentido común al manejar el fuego.

Practicar la meditación de la llama puede tener un impacto directo sobre tu
estado de sueño. Por lo general, la conciencia que tienes de tus sueños aumenta.
Después de practicar la meditación, puedes recordar mucho mejor tus sueños cuando
despiertas, y éstos son de una naturaleza poco común. Es posible que sueñes con
fuego y que experimentes confusión a nivel emocional en ellos. No dejes que esto te
afecte. Las emociones se están liberando; se te está estabilizando a nivel emocional,
lo que es uno de los beneficios más importantes de esta técnica.
Como ésta es una técnica tan poderosa, te sugiero que la practiques con mucho
cuidado. La primera vez no lo hagas por más de cinco o diez minutos. La energía que
activa este ejercicio y los patrones emocionales que libera son mucho más dinámicos
de lo que estás acostumbrado a manejar. Haz la meditación durante cinco o diez
minutos y luego observa atentamente qué ocurre con tu patrón de sueño y tu
estabilidad emocional. Deja de hacer la meditación por unos días si ocurren cosas
poco comunes o si te sientes inseguro al hacerla. Deja que el tiempo estabilice las
cosas y, entonces, vuelve a practicarla. Si todo parece en orden, sigue adelante y haz
la meditación durante un tiempo más prolongado. Nuevamente observa los patrones
de sueño y tus emociones. Si éstos se agitan, déjala por unos días y vuélvela a hacer
cuando te estabilices nuevamente. A medida que te acostumbres a estas energías
superiores, podrás hacer la meditación por períodos de tiempo más largos. Mi
sugerencia es que nunca hagas la meditación de la llama por más de veinte minutos al
día, y eso ya es bastante. Tú puedes lograr todo lo que necesitas en ese lapso.
Hacerla por más tiempo podría no ser beneficioso para ti.
Para practicar la meditación, consigue una vela que sea más alta que el
receptáculo que la sostiene, de modo que puedas ver claramente la llama. No
importa qué tipo de vela utilices. Puedes usar velas largas, gruesas o cirios
pequeños. Todas ellas sirven, siempre y cuando la vela no esté metida en un
recipiente que te obligue a mirar la llama hacia abajo. Tienes que poder ver la llama
fácilmente mirando al frente.
Puedes sostener la vela o colocarla sobre algo en tanto quede al nivel de los
ojos. Si puedes, es mejor que encuentres un lugar donde colocarla, eso elimina el
riesgo de dejar caer la vela al entrar tú en la meditación. Nunca hagas esta
meditación en la cama o en un lugar donde haya peligro de incendio.

Siempre apaga la vela tan pronto termines la parte de la meditación que utiliza la llama.
Una vez que tengas preparada la vela y el lugar para tu meditación, enciende la
vela, siéntate cómodo y pide que la Luz te proteja y que la meditación te traiga sólo
aquello que es para tu mayor bien. No es necesario, pero si quieres puedes colocar
música suave de fondo; te puede ayudar a mantener un punto de enfoque, un punto de
referencia para la mente y su ritmo.
Comienza por fijar tu mirada en la llama, colocando tu conciencia delante,
dentro de ese punto de luz. Sólo presta atención a lo que ocurre dentro y alrededor
de la llama, y observa las sensaciones y reacciones en tu cuerpo. Es muy importante
que mientras estés mirando la llama, no te permitas entrar en nada que parezca un
estado de trance. En este ejercicio es fácil que eso suceda, por eso es importante que
mantengas la energía fluyendo hacia adelante y hacia afuera, en dirección a la llama
o fluyendo hacia arriba. No dejes que la energía decaiga dentro de tu conciencia. Si
sientes que la energía comienza a caer o a disolverse internamente, inmediatamente
apaga la vela y detén la meditación. Estas energías no deben utilizarse mal.
El estado de trance no es un estado muy positivo o elevador. No produce un
despeje positivo de la inestabilidad emocional. Ciertamente puede incrementar el
desequilibrio y confundir tu conciencia. Por eso es extremadamente importante que
observes este potencial cuidadosamente y mantengas la energía fluyendo hacia arriba
y hacia fuera y detengas la meditación tan pronto como sientas que la energía está
decayendo internamente. Lo sabrás. Podrás sentir si estás cayendo en un trance. Si
puedes volver a elevar y dirigir la energía hacia fuera y enfocarla en la llama, está
bien. Si no puedes, detén la meditación.
Al poner tu atención en la llama, ciertas áreas emocionales pueden empezar a
agitarse dentro de ti. Es posible que te sientas intensamente perturbado y desalentado
cuando la confusión de tu vida es expuesta para ser purificada en el fuego del
Espíritu, simbolizado por la llama. Sólo observa los sentimientos que se presenten,
mantén tu concentración en la llama y libera todos esos sentimientos en la Luz.
Vuélvete un canal neutral a través del cual puedan fluir las emociones hacia fuera y
ser limpiadas.

Puede que sientas un tirón o una sensación pulsante en el área situada entre los
ojos o en la cabeza. Tal vez te lloren los ojos o se te nuble la visión. Todo es parte
del proceso de liberación y elevación hacia áreas de mayor percepción y de mayor
conciencia. Al observar la llama, puedes notar que ésta se dispara hacia arriba o empieza a
titilar casi violentamente por unos instantes para luego volver a arder normalmente.
A veces esto puede suceder ocasionalmente, otras veces puede ser permanente. Hay
unas cuantas causas posibles. Una es que algo en la mecha de la vela haga que la
llama titile y se queme de forma irregular. Cambia de vela, si eso te distrae. Si no es
la mecha, podría ser que tú mismo estés respirando sobre la vela, haciéndola titilar.
En ese caso, puedes respirar más suavemente o retirar un poco la vela para que tu
respiración no la afecte. Si no es ni la mecha ni tu respiración, podría ser la energía
presente la que cause la titilación de la vela, haciendo que queme con una llama
inusualmente alta. Podría ser sólo el poder de tu conciencia proyectándose sobre la
llama. Al enfocar y enviar la energía hacia la llama, puede que la hagas subir o bajar
unos centímetros al redirigir la energía. Eso te dará una indicación de lo que estás
haciendo.

La llama de la vela quemará y eliminará la energía sobrante. Ésta es una de las
razones por las cuales es bueno tener una vela encendida en casa, ya que quema y
transmuta el exceso de energía. Es particularmente útil si alguien está expresando
inestabilidad emocional de algún tipo. Cuando esto sucede, se libera un exceso de
energía en el ambiente y una vela encendida ayuda a estabilizar a las personas y
evita que tú recojas su energía negativa.
La llama tiene un campo de energía y al contemplarlo puede que comiences a
percibir los colores de dicho campo de energía. Podrías ver los colores en el
exterior de la llama que siguen muy de cerca la forma de la llama o podrías verlos
como un destello circular que la bordea, pero que también se extiende más allá de la
llama misma. Puedes ver también un destello circular en la punta de la llama o en el
halo de calor encima de ella. Los colores primarios que verás serán el verde, el azul
y el rojo, y el violeta, al sintonizarte con la frecuencia espiritual. Algunas veces
podrías ver incluso un arco iris de colores dentro de la llama.
Existe una fuerza elemental que trabaja con la llama. Es una fuerza vital, una
conciencia que viene del reino dévico (que es la parte inferior del reino de los
ángeles) y es parte de la existencia del fuego. ¿Recuerdas la historia bíblica del
profeta que fue arrojado al fuego? Un ángel apareció y lo protegió para que no se
quemara aunque estuviera en medio del fuego. Ésa fue una forma del fuego elemental
o un ángel del fuego; existen y tienen dominio sobre el fuego. Pueden controlarlo, lo
mismo que todas sus funciones. Hay personas que están sintonizadas con esas formas
de fuego y pueden trabajar con ellas. He conocido a personas que pueden eliminar
quemaduras del cuerpo porque trabajan con los señores del fuego. En las culturas
antiguas, las personas casi siempre veneraban a dioses del fuego. En Hawai, por
ejemplo, adoraban al dios del volcán, que era una forma del dios del fuego. Estas
fuerzas definitivamente existen y se puede establecer comunicación con ellas.
Al contemplar la llama de la vela, puedes ver aparecer la deva del fuego. Por
lo general, aparecerá como una figura pequeña, de forma casi humana, pero de fuego.
Puede aparecer con brazos, piernas y cabeza, aunque puede titilar y retorcerse como
lo hace la llama. Puede parecer transparente o puedes verla en el borde de la llama o
en su cúspide, e incluso algunas veces, ligeramente por encima de la cúspide de la
llama o en el área oscura del centro. Puede aparecer y mantenerse fija por un instante
o puede sólo destellar momentáneamente. Algunas personas la describen como un
pequeño hombre con cabeza y brazos, pero sin piernas. Algunos la han descrito
como una luz inusual dentro de la llama, que titila de un lado para otro. Otros la han
visto con tanto detalle, que incluso hasta le han visto facciones. Parece que las
experiencias de cada persona son diferentes. Puede que la veas o no. Si la vez,
tendrás un punto de referencia para saber de qué se trata.

Es interesante anotar que la única restricción que tiene el hombre es su duda y
su falta de confianza en su habilidad para hacer todas las cosas. En tu conciencia no
existen restricciones y, por eso, puedes entrar en esta meditación y tener éxito. La
conciencia de la deva del fuego es restringida, debe mantenerse dentro del patrón de
energía del cual recibe su existencia. Pero tú puedes trasladar tu conciencia hasta
ella y contactar su ser. Te puedes comunicar con ella en sus términos. Puedes
moverte hacia cualquier patrón de energía y percibirlo directamente, porque eres
flexible y multidimensional, pero debes desarrollar la forma de conciencia de la
totalidad del ser. Ésta y otras meditaciones que he compartido3 son de gran valor
porque expanden tu conciencia sobre todos los niveles de tu existencia e incrementan
tu flexibilidad para viajar de un estado de conciencia a otro.
Al observar la llama, podrías caer en un estado casi de ensoñación, inclusive
durante la meditación misma. Está bien que sigas las imágenes que te lleguen, en
tanto mantengas la energía fluyendo hacia arriba y hacia fuera. Observa las imágenes
y dirígelas hacia fuera y hacia la llama. Puede que estés recordando algo de tu vida
actual, cosas que te ocurrieron cuando eras más joven o cuando eras apenas un niño.
Puede que sigas retrocediendo en el tiempo a etapas cada vez más tempranas de tu
vida y que de pronto te salgas de esta vida y pases a otra. Estarás recordando cosas
que no te ocurrieron en esta vida o podrías contactar los archivos de tus existencias
previas; todo eso puede suceder con esta meditación. Solamente fluye con la
experiencia, y simplemente deja pasar las imágenes que aparezcan. Libéralas en la
llama y observa cómo se purifican y limpian de tu conciencia.

vela_azulSi sientes los párpados pesados y que tus ojos se cierran, o si el tiempo que te has fijado para observar la llama se cumple, apaga la vela, reacomódate en la silla y entra a una meditación en silencio. Con los ojos cerrados, sólo observa cualquier
cosa que aparezca en la pantalla de tu ojo interno. Mantén piernas y brazos descruzados para que la energía pueda fluir libremente. Podrías ver una variedad de siluetas, muchas formas o luces extrañas. Sólo déjalas fluir; no tienes que preocuparte por lo que son. Podrías ver la “deva” del fuego durante esta parte de la
meditación. Sólo reconoce su presencia y envíale Luz y amor. Si ves imágenes de tu
pasado durante esta parte de la meditación, bendícelas y bendícete con la Luz y déjalas ir. Soltar estos patrones puede traerte una gran sanación y equilibrio.
Cuando hayas estado sentado en silencio con los ojos cerrados durante algunos
minutos, intuitivamente sentirás cuando se eleva la energía de la meditación y
entonces la meditación habrá terminado. Si te sientes mareado o tienes dificultad
para moverte, podrías decir el tono de “i” internamente o en voz alta un par de
veces. Haz un sonido de iiiii sostenido, comenzando con la voz en un timbre bajo y te
lo imaginas abajo, alrededor de los pies; luego, elevando el timbre de voz, te
imaginas subiéndolo a través del cuerpo, hasta alcanzar la coronilla, para luego
volverlo a bajar hasta los pies, bajando el timbre de voz. Al cantar este tono un par
de veces, tus energías se ordenan y puedes anclarte nuevamente en el nivel físico.

Una vez que hayas leído toda la información acerca de la meditación de la
llama, cuando vayas a hacer la meditación puedes usar de apoyo el resumen que
viene a continuación:
1. Consigue una vela que sea más alta que el receptáculo que la sostiene.
2. Coloca la vela donde puedas ver la llama a la altura de los ojos o sostén tú
mismo la vela a la altura de los ojos.
3. Pide que la Luz te proteja y que sólo suceda aquello que es para el mayor
bien.
4. Comienza mirando fijamente la llama a la altura de los ojos, haciendo fluir tu
energía hacia fuera y hacia la llama.
5. Contempla la llama y observa tu cuerpo, mente y emociones, permitiendo que
lo que ocurra sea liberado en la Luz.
6. Si encuentras que tu energía comienza a disminuir o a irse hacia dentro,
vuelve a enfocar tu energía hacia fuera, en dirección a la llama, o apaga la vela y
detén la meditación.
7. La primera vez, haz la meditación por cinco o diez minutos; posteriormente
puedes incrementar el tiempo hasta un máximo de veinte minutos.
8. Para finalizar la meditación, apaga la vela, cierra los ojos y siéntate en
silencio durante algunos minutos.
9. Para volverte a centrar en tu cuerpo, canta un par de veces el sonido “i”,
internamente o en voz alta. Haz un sonido de iiiii sostenido, comenzando con un
timbre de voz bajo e imagínatelo abajo, alrededor de los pies; luego, elevando el
timbre de voz, visualízalo ascendiendo por el cuerpo hasta la coronilla y, luego,
bajando el timbre de voz, bájalo otra vez hasta los pies.
10. Observa tus emociones. Si te sientes emocionalmente vulnerable, espera un
día o dos hasta estabilizarte, antes de volver a hacer la meditación.
11. Pon atención a tus sueños. El despeje que comienza con esta meditación
podría continuar en el estado de sueño y la energía de la meditación posibilitarte que
recordaras mejor tus sueños. Si aparece intranquilidad en los sueños, espera a que
éstos se estabilicen, antes de volver a hacer la meditación.

Extracto del libro: Viaje durante los sueños (John Roger) Amazon

Enlace permanente a este artículo: http://wiccaspain.es/la-meditacion-la-llama/

Abr 11 2016

El astral en el mundo de los sueños

Palabras-con-ple-y-terminan-con-ría-plegaria (1)A medida que te sumerges más allá del dormir crepuscular, los otros niveles de conciencia (los otros cuerpos) comienzan a salir o a separarse de la conciencia física, y viajan por los otros reinos, donde hay muchas clases de actividades y experiencias. Por lo general, primero caes por el cuerpo astral y viajas en el reino astral. Muchas de las acciones en los sueños de este nivel están íntimamente asociadas con el reino físico. Los puntos de referencia son, en su mayoría, del mundo físico. Verás personas, animales y ciudades muy parecidos a como estos existen en el nivel físico. Las personas y los lugares serán físicamente reconocibles en mayor o menor grado.
La parte más baja del reino astral es “el callejón de las pesadillas”. Aquí puedes tener pesadillas, sueños espectrales de monstruos, culebras y fantasmas. Es donde ocurre la mayoría de tus pesadillas. Porque el reino astral involucra a la imaginación, puede que encuentres allí todos los monstruos que alguna vez imaginaste. Todas las cosas en las que has dejado que tu imaginación habite y puesto energía negativa, que en algún sentido has creado, puedes encontrarlas cuando viajas por ese reino. En cierta forma, es maravilloso porque te da la oportunidad de confrontarlas y descubrir que son ilusiones creadas por ti y completamente irreales.
Cuando aprendes a trabajar con la Luz y el Viajero Místico puedes pedir que la Luz y la protección del Viajero estén presentes, y usualmente verás disolverse los monstruos frente a ti. Hablaremos de la Luz y el Viajero en mayor detalle en el Capítulo Cuatro, “El Soñar del Alma”.Un sueño típico del reino astral podría ser: encontrarse en una situación realmente aterradora y tratar de gritar, y no poder emitir sonido alguno. Puedes tratar de huir y te das cuenta de que no puedes moverte o que vas muy despacio. Las escenas pueden cambiar muy rápidamente. Cuando los monstruos ya están muy cerca,te das cuenta de que repentinamente estás en otro lugar. Hay quizás una sensación predominante de aletargamiento o pesadez en estos sueños. En la mañana podrías decir: “Me gustaría contarte este sueño, pero creo que me falta el vocabulario, la habilidad o el tiempo”.
Las experiencias en el reino astral también pueden llegar a ser bastante emocionales. A menudo, tus patrones de miedo, tus patrones de preocupación y tus patrones negativos se basan en el reino astral. Puede que sientas miedo del nivel astral, porque es posible que hayas estado allí antes y que no te haya gustado la
experiencia. Cuando tus músculos se contraen repentinamente y saltan o cuando sientes como si estuvieras cayendo y das un brinco en el momento de tocar fondo, probablemente estés entrando en la parte baja del reino astral. Cuando sientes, pero no necesariamente sabes que estás entrando a un área que no es muy agradable, la conciencia se resiste a ir allí y por eso te encuentras en ese proceso de sacudidas involuntarias.
lucid_dreamsLa parte alta del reino astral es muy bella. Muchas personas de grupos metafísicos se refieren a esta área como “tierra de verano”. Hay en él ciudades majestuosas y gente muy hermosa. Podría ser muy similar al concepto tradicional del cielo, con puertas nacaradas, calles de oro y toda suerte de cosas por el estilo. Si visitas esta parte del reino astral, probablemente disfrutarás muchísimo.
Quizá más del noventa y nueve por ciento de los habitantes de este planeta viaja al astral de noche. No necesitas estar dormido para el viaje astral, pero a menudo es más fácil viajar cuando la conciencia física no está activa. Una manera de viajar astralmente mientras estás en el estado de vigilia es soñando despierto. Cuando creas situaciones y escenas imaginarias en tu mente y te incluyes en ellas, y éstas se convierten en algo casi tan real para ti o incluso más real que el mundo físico, generalmente estás en la conciencia astral. Las escenas que tú creas o has creado en tu mente pueden tener lugar en el reino astral.
Es importante que tomes conciencia del poderoso creador que eres tú. No hay nada que pongas en movimiento a través de tu mente y tus emociones que no se registre en alguna parte y, a menudo, estas creaciones se te devuelven cuando menos te lo esperas. Realmente es de provecho ser cuidadoso con lo que imaginas o dejas penetrar en tu conciencia.
Extracto del libro: Viaje durante los sueños (John Roger) Amazon

Enlace permanente a este artículo: http://wiccaspain.es/astral-mundo-los-suenos/

Abr 05 2016

7 Buenos consejos, o quizá no?

equinocioNo hace tanto leí en un blog buenos consejos para todos aquellos que practican el arte, el cual me ha inspirado a escribir este post por si acaso a alguien le van bien estos consejos a mí no me ha ido mal , algunos  no estarán de acuerdo y por supuesto cada uno es muy libre de vivir sus creencias y practicarlas a su manera, ya que de aquí podríamos incluso sacar debates de que si brujo o mago ha de salir de su armario, pero no olvidemos que solo son consejos cada cual es muy libre de seguirlos. Estos son los que un servidor sigue…

1º Tener otras aficiones.

Para mi este es muy importante, estar 24 horas continuas en el mundo de la magia puede ser agotador incluso si vives de ello todo el mundo necesita una válvula de escape, es curioso como muchos practicantes del arte también dominan otros campos, como la pintura, la música o la danza, el mundo del arte es muy amplio y la magia es otro campo más, seguro que descubrimos que también hay otros campos nos gustan y que se nos dan igual de bien que la magia. Hay que crecer en todos los sentidos no solo en una dirección. Además sabias que hay paganos de todas clases? Médicos, Informáticos, Abogados y demás? No te estanques el conocimiento enriquece la mente.

2º No trates de convencer a nadie:

No somos evangelizadores ni vamos predicando de puerta en puerta, a nosotros no nos hace falta ni nos interesa además creemos que es de mala educación que alguien intente convencer alguien de sus creencias espirituales, creemos en lo que creemos, si algo nos caracteriza a los paganos es que precisamente no somos proselitistas, nuestro respeto por el resto de creencias nos lleva a esto. Muchos creemos que las cosas nunca suceden por azar, si alguien ha de llegar a nuestro coven, grupo o vida, llegara. No te sientas solo, no somos muchos, pero somos más de los que creen algunos.

3º Respeta y pide el mismo respeto para ti:

A nadie nos gusta que se rían de uno o simplemente menos precien sus creencias, la máxima es sencilla, respeta y exige el mismo trato hacia tu persona y tus creencias, por muy vario pintas que puedan ser las creencias de los demás hay que saber mirarse en un espejo, quizá tus practicas a los demás les puedan parecer igual de absurdas que a ti las suyas. Pero no olvides nunca que el respecto empieza por uno mismo, y aunque vivimos en pleno apogeo de la tecnología y los canales de información aun sigue habiendo mucha ignorancia en la sociedad.

witches

Igual estas amables señoras llaman algo la atención ;)

4º Se discreto:

No digo que te escondas, pero tampoco vayas andando todos los días con una capa y un saco de runas atado a tu cinturón igual si coges el autobús la gente puede mirarte de una forma extraña, queda muy bohemio y para algunos es más parecer que ser pero vivimos en el siglo XXI y  hay mucha ignorancia hacia algunas creencias o prácticas, ser discreto no es esconderse si alguna vez te pillan en el campo celebrando un ritual y la gente te pregunta explica con normalidad lo que estas realizando e invita a participar en él, recuerda que tampoco tenemos que escondernos. En tu lugar de trabajo a nadie le interesan tus creencias son iguales de privadas como la afiliación política o tu orientación sexual recuerda que hay mucho ignorante y te evitara muchos problemas. Y si viajas con tu espada o athame recuerda que están consideradas armas y te será muy embarazoso explicar tanto en un aeropuerto como en una estación de tren el uso de las mismas (Créeme). Y si viajas al extranjero e informarte antes de viajar, no olvides que en algunos países tristemente aún se condenan algunas prácticas como la brujería .

5º Hechizos y magia para todo?

Soy una de esas personas que cree en magia, pero también creo en las consecuencias de todos los actos que realizamos, antes de realizar cualquier hechizo es importante plantearse el porqué del mismo y las consecuencias que conlleva, hay una frase muy popular entre practicantes del arte que dice “Cuidado con lo que pides al Universo no sea que te lo conceda” ,.visualiza bien aquello que deseas y cómo quieres que te llegue aquellos que has pedido no sea que te lleves un susto a ver como se cumple tu hechizo y recuerda el libre albredio. Y  hacer hechizos para todas las cosas como un hechizo por ejemplo: para encontrar aparcamiento? Has probado salir antes de casa?. El sentido común siempre es útil y en la magia más, no busques en la magia algo que puedas conseguir por tus propios medios con un poco de esfuerzo, trabaja y no seas perezoso, ya que ese será el peor defecto que puede tener alguien que trabaja en el mundo de la magia.

titulitis

Los títulos no son nada.

6º No te creas todo lo que te cuentan:

Si los iluminados volasen hoy en día no veríamos la luz del sol (Y esto es cierto). Serán muchos los que te digan que ellos son los poseedores de la verdad y que el resto está equivocado, compartir los distintos puntos de vista sobre algo en el algunos foros puede ser enriquecedor pero el mejor camino en la magia es la práctica como en cualquier otra rama, trabaja y lee todo lo que puedas, intenta contrastar todo aquello que te llega, busca las fuente del conocimiento que te llega e intenta comprender como llegaron a eso. Lee incluso lo que no te gusta, de todos se aprende, de libros buenos y libros malos, así por lo menos aprenderás a distinguirlos, vuelve a utilizar siempre el sentido común. Se algo desconfiado, no te dejes engañar por grandes promesas, el buen maestro no se basara en sus enseñanzas si no se basara en las que tú puedas aprender y desarrollar de una manera práctica. Y sobre todo no seas conformista, si algo tenemos los paganos es somos algo rebeldes.

estudiar7º El más importante de todos:

Somos personas normales no somos especiales ni pertenecemos a ninguna élite, simplemente espiritualmente hemos escogido con camino como muchos que hay en el mundo espiritual y aunque algunos se empeñen en catalogarnos como bichos raros no los somos como he dicho antes somos Informaticos, Medicos, Psicologos, Artistas, Profesores, etc,. Mas de uno se sorprendería de quien tiene al lado y saber en lo que cree.

 

Seguro que se me olvidan muchos mas consejos para todos aquellos que comienzan en este camino y seguro que otros muchos que están os darían otros o simplemente no están de acuerdo.…pero estos son los míos… ;)

 

Ratziel (Un pagano normal)

cropped-header.jpg

Enlace permanente a este artículo: http://wiccaspain.es/7-buenos-consejos-quiza-no/

Entradas más antiguas «

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web
A %d blogueros les gusta esto: