Or, in its own meta tag

«

»

Jun 12 2011

Imprimir esta Entrada

Ritual de apertura del Circulo (Doreen Valiente)

He tomado este ritual de apertura del círculo sagrado del libro “la brujería del futuro de Doreen Valiente“. Espero les sirva.

El rito habitual para trazar el círculo cuando se trabaja en el interior de una casa es el siguiente. Naturalmente, el procedimiento al aire libre es ligeramente diferente, pero la mayoría de la gente empieza a practicar sus rituales de la brujería en sus propias casas.

Se necesitará una mesa pequeña o un arcón que haga las veces de un altar. Deberá situarse en el medio del espacio en el que se tenga la intención de trabajar. Averigüe, con una brújula si es necesario, la posición de los cuatro puntos cardinales, norte, sur, este y oeste, y coloque el altar con sus lados orientados hacia ellos, lo más exactamente que pueda.

Trabaje a la luz de las velas, pero sitúe las con cuidado de manera que no puedan prender fuego a nada (en especial los vuelos de las túnicas y capas, cuando no se trabaja desnudo). Lo ideal consiste en disponer de cuatro velas en los cuatro puntos cardinales, más una sobre el altar. Sin embargo, si esto no es posible, entonces disponga sólo dos velas sobre el altar, o simplemente una vela grande altar que proporcione luz suficiente.

El ancho ideal de un círculo mágico es de nueve pies (2,7 metros). Antiguamente, para trazarlo se empleaba una cuerda de un metro treinta y cinco centímetros con un lazo en un extremo. Se clavaba en el centro del suelo el cuchillo con la empuñadura negra o athame. En aquellos tiempos, los suelos de las casas solían ser de tierra apisonada o de losetas con intersticios lo suficientemente grandes como para aceptar la hoja de un cuchillo. El adepto pasaba el lazo de la cuerda por el athame y utilizaba el extremo libre para dibujar el círculo con la ayuda de una tiza o un palo. De esta forma dibujaba rápidamente un círculo con las medidas adecuadas. Después colocaba en el centro la pequeña mesa, arcón o taburete. Al final del rito, el círculo se borraba para evitar que nadie pudiese descubrirlo.

Hoy podemos inprovisar según mejor nos convenga. Hay quienes tienen un rollo de alfombra lisa sobre la que pintan un círculo. Cuando quieren celebrar un ritual, simplemente desenrrollan la alfombra sobre el suelo y la enrrollan de nuevo cuando termina. Otros marcan un círculo sobre su alfombra con cinta o cuerda. Otros recortan un círculo de fieltro y lo ponen sobre el suelo, quitandolo de nuevo cuando han terminado.

Utilice pués, su propio ingenio, pero haga lo que haga recuerde que debe consagrar y visualizar el círculo mágico de nuevo cada vez que trabaja. Es su esfuerzo y visualización lo que convierte a un círculo mágico, y no las cosas materiales como el dibujo, la cuerda o la alfombra.

Ordene sus utensilios que vá a necesitar sobre el altar, que incluirá su LDS, un incensario o cuendo donde quemar incienso, una campana, el pentáculo, y un pequeño cuenco que haga las veces de caldero y que debe estar con agua hasta la mitad. Si utiliza un cuendo, este debe ser negro por dentro, pues así constituye un útil instrumento para practicar la clarividencia. Debe tener también una pequeña escudilla o fuente de tierra o arena limpia. Probablemente le gustará tener una copa de vino para beber un brindis por los Antiguos Dioses en algún momento de la ceremonia.

Si no dispone de un verdadéro incensario o turíbulo para quemar incienso, utilice varitas de incienso o conos. Enciéndalos en un cuenco metálico parcialmente lleno de arena, donde se pueden clavar las varitas verticales o colocar los conos. Los pequeños cuencos metálicos que venden en las tiendas de objetos orientales o baratijas son ideales para esto. Tenga incienso para reponerlo cuando haga falta.

Ninguno de estos artículos necesita ser grande, pero deben ser de buena calidad. Si compra artículos de segunda mano en tiendas de baratijas que después vaya a utilizar en los rituales, límpielos siempre bien antes de usarlo para deshechar las influencias ajenas que puedan tener. Una forma de hacerlo consiste en colocarlo durante un tiempo sobre la tierra recién excavada, a la luz del sol. Las cosas más importantes que vaya a emplear deben ser consagradas.

Recuerde, nada de lo que utilice en el ritual debe usarse para nada más. Tenga una caja o aparador para guardar los utensilios mágicos de los rituales, y mantengalos envueltos y cerrados cuando no se usen.

Recuerde también que cuando se mueva en el círculo debe hacerlo en deosil, es decir, siguiendo el movimiento del sol o hacia la derecha (opuesto a los del hemisferio sur que el sol recorren el sentido opuesto a las agujas del reloj) o hacia la derecha. La otra direccion , widdershins, o hacía la izquierda, se considera como perteneciente al reino de lo siniestro, de magia contraria o maldita. La palabra “siniestra” significa literalmente “izquierda” o “hacia la izquierda”.

El Ritual

Encienda las velas y el incienso. Después coja su arma ritual, la vara, la espada o el athame, y cárgelo con el poder de los cuatro elementos de la vida, de esta forma. situándose de pie ante el altar, levante el arma y después toque la fuente de tierra con ella y diga:

“Llamo a la tierra para que ate mi conjuro.”

agite el arma en el aire y diga:

“Al aire para que acelere su viaje”.

Sostenga el arma sobre la llama de la vela y diga:

“Brillante como el fuego resplandecerá.”

Sumerja la punta en el caldéro o cuenco de agua y diga:

“Profundo como fluye la marea del agua”

Sostenga el arma vertical de nuevo y diga:

“Cuento los elementos cuatro veces. A la quinta el conjuro se mantendrá”

Ahóra, trace el círculo con el arma mágica, siguiendo el dibujo señalado sobre el suelo. Empezando por el este y siguiendo el paso antes dicho. mientras lo traza, visualice el poder que se vierte de su arma en forma de chorro de fuego azul que vá dejando un rastro de llamas astrales azules y transformando su círculo en una poderosa forma de pensamiento en el reino de las fuerzas mas sutiles. Recorra tres veces el círculo de la misma forma recitando este conjuro:

“Negros y blancos espíritus,
Rojos y grises espíritus,
Escuchad el conjuro que digo.
Cuatro puntos del círculo tejen el hechizo,
Este, sur, oeste y norte, contarán vuestra historia.
El Este es rojo por el alba del día,
El Sur blanco por el mediodía,
En el Oeste surge el crepúsculo gris,
Y el Norte es negro, el lugar del poder.
Trazo tres veces este círculo sagrado.
Grandes espíritus del pasado,
Asistid y protegedlo Ahóra.”

A continuación levanta la campana y pasa de nuevo alrededor del círculo comenzando por el Este. Llame a los Grandes Espíritus que se fueron, diciendo:

Os convoco, os despierto y os llamo, Poderosos espíritus del Este, custodios de la brujería, para que presencien estos ritos y custodiéis este círculo sagrado.”

Seguirá haciendo las invocaciones cambiando el punto cardinal que corresponda. sur, Oeste y finalmente el norte. A cada invocación dé un golpe a la campana para que reverbere en los planos interiores. La campana no debe ser fuerte, si no resonante y musical. Puede golpearse con el mango del athame si así produce la nota adecuada.

Termine el giro al círculo hasta volver al punto donde empezó (hágalo siempre). Después vuelva a colocar la campana sobre el altar y coja el incensario. Recorra el círculo con él, este, sur, oeste y norte como antes, y levante el humeante incienso en cada punto cardinal como una ofrenda a los espíritus custodios.

Cuando vuelva al centro del círculo, levante el incensario y diga:

“en alto”

Bájelo a la tierra y siga:

Y en lo profundo, vigilad y proteged eternamente.”

Vuelva a colocar el incensario en el altar y dé otro golpe a la campana.

Así se forma el círculo mágico, que entonces está preparado para celebrar los ritos que desee: para practicar la clarividencia, un viaje mediante la visión espiritual, la consagración de herramientas o talismanes, o cualquier otro trabajo o celebración que se vaya a emprender.

Al final del ritual, deshaga el círculo agradeciendo formalmente a los Espíritus Antiguos por su protección. Hágalo tomando el incensario y ofreciéndole a los cuatro puntos cardinales, empezando por el este y diciendo en cada punto:

“Espíritus custodios del este/sur/oeste/norte, os doy las gracias. Salve y adiós.

A continuación, apague las velas, primero la del altar y luego las demás.

Fuente : Herodias (Foro de Wiccanos.com)

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/ritual-de-apertura-del-circulo-doreen-valiente/

2 comentarios

  1. andrea

    soi bruja d nivl 9 la mayoria d las cosas k dicn aki son verdad aunk los echizos se dbn d acr en latin

  2. silvinne

    Maravilloso Ritual

Deja un comentario

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web
A %d blogueros les gusta esto: