Mes arbóreo del Abedul (24 de Diciembre a 20 de Enero)

abedulEs el árbol del Inicio y para  los celtas, es nuestro primer mes arbóreo, que recorre el ciclo que va desde el 24 de diciembre al 20 de enero del calendario gregoriano. Por ello los druidas y celtas en general lo adoptaron como inspiración para su rueda anual y le dieron la primera letra de su alfabeto, el inicio, Beth. En él vieron la luz etérea que simboliza el dryad o espíritu del árbol.

El abedul es símbolo de la estabilidad y la sabiduría, pues aunque su crecimiento es lento puede llegar al centenar de años. En Islandia se le conoce como a la “Dama de los Bosques” por su regio porte y su serena belleza, aunque pese a su delicado aspecto es más resistente que el mismo roble.
Su nombre inglés, Birch, deriva de la palabra”Bright”, “brillante” y hay quien lo hace proceder del anglo-sajón “beorgan”, que significa “proteger”.

Las raíces del abedul aportan sustancias nutritivas al suelo donde crece, las cuales propician el crecimiento de otros árboles, en especial hayas y robles, que crecen bajo la sombra de la Dama del Bosque y finalmente la cubren con su propia sombra, finalizando así el ciclo vital del abedul, que necesita grandes cantidades de luz.

De su savia, llena de nutrientes, se obtienen una vez fermentada, vino y cerveza, mientras que su madera ha sido tradicionalmente utilizada como leña y para la realización de diferentes utensilios de uso cotidiano, especialmente cunas para niños y pergaminos…mientras que el aceite de su corteza es utilizado para mejorar el estado de la piel y en estados de ánimo depresivos.

Para los celtas el abedul representaba el renacimiento, ya que era el primer árbol en recuperar sus hojas tras la época invernal. Los celtas lo convirtieron en la primera letra de su alfabeto Ogham, Beth.
También simbolizaba la pureza, la constancia y la paciencia y en Gales las coronas hechas de abedul simbolizan tradicionalmente el amor y a menudo se regalaban entre enamorados.
Sus ramas se utilizaban como amuleto para alejar los malos espíritus y durante el primer mes del año se golpeaban con ellas los linderos de los caminos para alejar el espíritu del Año Viejo.
En el mes de marzo se hacían incisiones en la corteza de un abedul y se recogía su savia, con la cual se realizaba un licor para la celebración del equinoccio de primavera; se creía que al realizar estas incisiones se liberaba, al mismo tiempo, el espíritu del árbol o dríade.

Como ocurre con todos los meses arbóreos celtas, los nacidos en el mes del abedul se dividen en dos grupos: los nativos de la “Luna Nueva”, nacidos en la primera quincena del mes y los nativos de la “Luna Llena”, nacidos en la segunda quincena.

Los nativos de la Luna Nueva son de naturaleza emocional e impulsiva, más introvertidos que los nativos de la Luna Llena, sin embargo son personas con una gran confianza en sí mismas, la cual les permite salvar todos los obstáculos que se interponen en su camino, impulsados además por su gran ambición.
Los nativos de la Luna Llena poseen una naturaleza casi visionaria y una gran claridad a la hora de definir sus ideas y objetivos, aunque a veces son poco realistas.

En general los nativos del Abedul son personas con una gran ambición y determinación; no se rinden a la primera y poseen una gran fortaleza interior que los hace grandes trabajadores. Poseen, como el árbol que preside el mes de su nacimiento, una gran paciencia y persistencia y un halo de dignidad que aunque a veces los hace inaccesibles refleja su lealtad y honestidad.

A menudo los nativos del Abedul son demasiado disciplinados y muy exigentes consigo mismos, lo cual puede provocar problemas de salud o mentales, debido a que cuando las cosas no salen como ellos habían planeado se pueden volverse muy pesimistas.
Los nativos del mes del abedul deben tener claros sus objetivos en la vida para no caer en la depresión, la inestabilidad o el pesimismo, son personas con un gran potencial, pero necesitan un objetivo hacia el que enfocarlo.

Poesía del Abedul

Con las livianas semillas
que al páramo trajo la brisa
vinieron con alas de aire y prisa
el adusto pueblo de las maravillas

Cruzaron la línea del rojo sendero
Destellos del sol radiante,
Los colonos de tronco austero
arraigando en el suelo, en aquel instante

Enraizadas firmes, las fértiles simientes
Crearon el bosque de nuestra memoria
Especie muda que observó nuestra gloria
Cayendo en el olvido de nuestras gentes

Protectores fuisteis, de los pueblos alados
¡Vosotros, tribu de los abedules!
La diosa os prometió los caminos dorados
Las sendas hacia los cielos azules

Recuerdos sois, de viejos santuarios
De nuestra tribu, raíces reencontradas
Sois siempre, mensajeros y emisarios
de los alados entes y de las hadas

Os nombro, entre mi gente
Para restablecer el círculo sagrado
Para madurar en el vínculo añorado
Y devenir uno, con vuestra simiente

Viejos amigos, enlazados con nuestra energía
Supremos, sabios y confidentes hermanos
Pacientes en quietud, calma y armonía
Sois nuestros misterios y enigmas arcanos

Sabemos de vuestras riquezas divinas
De vuestras cortezas y mágicas ramas

De vuestras dulces savias y resinas

Sabemos de curativas medicinas
Que sanan febriles cuerpos y ajadas almas.

 

Flores de abedul en nuestros cabellos
Hechizos en las noches estancas
Vuestros espíritus como destellos
en nuestras ánimas blancas

Hojas de vuestro ensueño y estrellas
De vuestro amanecer vital
Os admiramos como a hadas bellas
Cuando recorren la noche boreal

No importa las palabras que escriba
No es causa primordial
Importa, esta emoción tangible y real
Vivir lo que el árbol nos inscriba
en nuestro corazón tribal
Importa lo que el espíritu reciba
del abedul estoico y fraternal

Os abrazamos abedules
Aspiramos el aroma de vuestras flores
Saboreamos vuestros frutos de amores
soñando con Lunas Azules,
cuando la diosa, atiende nuestros clamores
¡Ya suena la danza de los abedules!

Melodías entre zarzas
La diosa muestra sus primores
La hoguera crepita en los albores
de la noche que se alza
con matices seductores.

Se oyen grullas y garzas
Con sus coros delatores
Son los compases que ensalzan
a estos árboles cantores.

Fuente: Hiajsdelaluna , Robert Graves, Comunidades Celtas Telepolis.

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/mes-arboreo-del-abedul-24-de-diciembre-a-20-de-enero/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia
A %d blogueros les gusta esto: