Magia Lunar

Para la mayoría de los practicantes de Wicca y de los partidarios neopaganos, la Luna es más que meramente un satélite natural cubierto de cráteres que gira alrededor de la Tierra y que ilumina las noches. La Luna es indispensable porque ella tiene una conexión mística con la magia. Aquí están sus fases con sus respectivos conjuros:

Todos los hechizos y rituales que atraen deben realizarse cuando la Luna está en su fase ascendente o creciente. Todos los hechizos y rituales que eliminan deben realizarse cuando la Luna está en su fase descendente o decreciente.

Todos los hechizos y rituales que implican el elemento fuego deben efectuarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas del fuego: Leo, Aries y Sagitario.

Todos los hechizos y rituales que requieren el elemento tierra (tal como la curación de Gaia) deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas de la tierra: Tauro, Virgo y Capricornio.

Todos los hechizos y rituales que incluyen el elemento aire deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas del aire: Gemelos, Libra y Acuario.

Todos los hechizos y rituales que implican el elemento agua deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas: Cáncer, Escorpión y Piscis.

LUNA DECRECIENTE:
Está representado por el lapso que transcurre desde la luna nueva hasta llegar al primer cuarto de luna llena. Este es el momento apropiado para realizar los rituales de curación, de magia positiva y los hechizos que aumentan el amor, la buena suerte, el crecimiento de cualquier tipo, el incremento del deseo sexual y de la riqueza.

LUNA LLENA:
El lapso de la luna llena aumenta los poderes de percepción extrasensoriales y es el momento apropiado para realizar las invocaciones de la diosa lunar, los rituales de la fertilidad, las transformaciones, las conjuraciones de espíritus y los hechizos que aumentan las habilidades psíquicas y los sueños proféticos. De acuerdo con el antiguo folklor europeo, el poder de la luna llena también puede transformar mágicamente al ser humano en bestia y a la bestia en ser humano.

CUARTO MENGUANTE:
El lapso desde la luna llena hasta el último cuarto de la luna nueva. Es el momento apropiado para realizar magia destructora y hechizos que eliminan las maldiciones, los hechizos y malos deseos, para terminar malas relaciones, invertir hechizos amorosos y afrodisiacos, romper con los malos hábitos y adicciones insalubres, desbaratar influencias negativas y disminuir las fiebres y los dolores.

LA LUNA EN ARIES:
Es el momento ideal para lanzar hechizos que implican autoridad, liderazgo, poder de la voluntad, empeños guerreros y conversiones espirituales o el renacimiento. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación contra malestares en la cara, cabeza o cerebro. Colores tradicionales de velas: rojo, encarnado, escarlata, borgoña. Metal tradicional: hierro. Espíritus elementales: salamandras.

LA LUNA EN TAURO:
Es el momento ideal para practicar todo tipo de magia para el amor y para lanzar hechizos referentes a bienes raíces, adquisición de tipo material y dinero. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación de malestares de la garganta, cuello u oídos. Colores tradicionales de velas: todos los tonos de verde, rosa o turquesa. Metal tradicional: cobre. Espíritus elementales: gnomos.

LA LUNA EN GEMINIS:
Es el momento ideal para lanzar hechizos que ayuden a la comunicación, cambios de residencia, escribir, actividades de relaciones públicas y viajes. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación para malestares en hombros, brazos, manos o pulmones. Colores tradicionales de velas: malva. Metal tradicional: mercurio. Espíritus elementales: sílfides.

LA LUNA EN CANCER:
Es el momento ideal para celebrar rituales que honren a las deidades lunares y lanzar hechizos relacionados con el hogar y todos los aspectos de la vida en familia. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación para malestares en el pecho o en el estómago. Colores tradicionales de velas: plateada, gris, blanca. Metal tradicional: plata. Espíritus elementales: ondinas.

LA LUNA EN LEO:
Es el momento ideal para lanzar hechizos que implican a la autoridad, poder sobre otros, valor, fertilidad y el nacimiento. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación contra malestares en la parte superior de la espalda, en la espina dorsal o en el corazón. Colores tradicionales de velas: dorado, amarillo, naranja. Metal tradicional: oro. Espíritus elementales: salamandras.

LA LUNA EN VIRGO:
Es el momento ideal para lanzar hechizos que favorecen aspectos de empleo, asuntos intelectuales, la salud y preocupaciones dietéticas. También es la fase lunar apropiada en la que pueden realizarse rituales de curación para malestares en los intestinos o en el sistema nervioso. Colores tradicionales de velas: azul marino, naranja óxido. Metal tradicional: mercurio. Espíritus elementales: gnomos.

LA LUNA EN LIBRA:
Es el momento ideal para lanzar hechizos destinados a trabajos en el ámbito artístico, la justicia, pleitos en tribunales, asociaciones y uniones, la estimulación mental y el equilibrio kármico, espiritual o emocional. También es la fase lunar apropiada para realizar los rituales de curación de malestares de la parte baja de la espalda o los riñones. Colores tradicionales de velas: azul rey. Metal tradicional: cobre. Espíritus elementales: sílfides.

LA LUNA EN ESCORPION:
Es el momento ideal para lanzar hechizos que ayudan en asuntos sexuales, el poder, el crecimiento psíquico, los secretos y las transformaciones fundamentales. También es la fase lunar apropiada para efectuar los rituales de curación de malestares en los genitales y órganos reproductores. Colores tradicionales de velas: rojo, negro. Metal tradicional: hierro. Espíritus elementales: ondinas.

LA LUNA EN SAGITARIO:
Es el momento ideal para lanzar hechizos referentes a los caballos, los viajes, las publicaciones, los asuntos legales, actividades deportivas y la verdad. También es la fase lunar en la que pueden realizarse rituales de curación de malestares en el hígado, los muslos y en las caderas. Colores tradicionales de velas: púrpura, azul oscuro. Metal tradicional: estaño. Espíritus elementales: salamandras.

LA LUNA EN CAPRICORNIO:
Es el momento ideal para lanzar hechizos que implican la organización, la ambición, el reconocimiento, las carreras profesionales y los asuntos de política. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación de malestares en las rodillas, los huesos, los dientes o en la piel. Colores tradicionales de velas: negro, café oscuro. Metal tradicional: plomo. Espíritus elementales: gnomos.

LA LUNA EN ACUARIO:
Es el momento ideal para lanzar hechizos que implican a la ciencia, la libertad, la expresión creativa, la resolución de problemas, las habilidades extrasensoriales, la amistad y el abandono de los malos hábitos o adicciones insalubres. También es la fase lunar apropiada en la que pueden realizarse rituales de curación de malestares en las pantorrillas, los tobillos o en la sangre. Colores tradicionales de velas: azul claro. Metal tradicional: uranio. Espíritus elementales: sílfides.

LA LUNA EN PISCIS:
Es el momento ideal para lanzar hechizos que involucren el trabajo con los sueños, la clarividencia, la telepatía, la música y las artes creativas. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación de malestares en los pies o en las glándulas linfáticas. Colores tradicionales de velas: aguamarina, lavanda. Metal tradicional: estaño. Espíritus elementales: ondinas.

LUNA LLENA

En el período de luna llena, el paganismo dedica sus celebraciones a la Diosa Madre. Ella es la señora de las mareas, y también la nuestra si tenemos en cuenta que somos agua en un alto porcentaje.

Es la Diosa en su plenitud como Madre dadora de vida, la que trae los frutos y la abundancia. Gobernada por Isis, Selene y Diana, entre otras, es la personificación de la fertilidad y de la iluminación.
Muchas culturas nombraban sus lunas en función de los elementos o sucesos característicos del mes en que caían. El estudio de los nombres que se dan a cada luna llena nos dice mucho acerca de lo que aquellas antiguas sociedades valoraban, y cómo veían su Rueda del Año.

Un baño de luna llena

Pon un recipiente de cristal con agua a la luz de la luna durante al menos una hora. Puedes elegir entre mojarte todo el cuerpo con esa agua y la ayuda de una esponja o mojar con la mano determinados puntos a tu elección.

Mientras lo haces, puedes decir algunas palabras propias o copiadas que te gusten. Os dejo un par de ideas:
“Madre plena de la noche, bendice mis pies(mis manos, etc.) para que caminen con seguridad por tu sagrada senda”

“Por la luz plateada de la Señora, por mis manos y mi voluntad, por todo lo sagrado, verdadero y fuerte. Te pido que me limpies y me hagas pura. Que mis manos tejan la bondad, que mis pies no se aparten de tu sendero, que mi cabeza comprenda tu grandeza, que mi corazón sirva a tus obras, que este baño purifique todo mi ser.”
Si podéis realizar el baño bajo la luz de la luna, mucho mejor.

La Luna Menguante/Nueva

Es un período de distensión, el momento en el que la cumbre de la energía lunar ha quedado atrás, pero sus misterios más profundos están aún por descubrir.
Hécate (la diosa de la magia, la brujería y de la sabiduría), Cibeles y Ceridwen rigen esta fase de la luna. La luna menguante es el momento para deshacerse de las cosas, dejarlas marchar, ponerlas en libertad. También es el momento para lograr sagacidad. Los días de la luna menguante son aquellos en que esta iluminado el lado izquierdo de la luna y no se ve el lado derecho.
Sin embargo, es la época más poderosa para alcanzar el entendimiento, y lo ideal sería dedicarla a la contemplación, la meditación y la preparación, buscando la guía espiritual de Isis, diosa madre de la luna, o de Sofía, la señora de la sabiduría. La fase nueva de la luna no es momento para la actividad, a menos que sea de naturaleza prohibida, y para esto es mejor la luna menguante, del primero al cuarto día a partir de la luna llena, y no en las noches de autentica oscuridad, salvo que se sepa qué se está haciendo.
Hécate como diosa del averno, se representa con una cabellera de serpientes como Medusa la Gorgona. Lleva una antorcha y la acompañan sus perros de caza. Es, además, la diosa de las encrucijadas, y a ella debemos recurrir en esos momentos en los que no sabemos qué camino tomar.

Meditación con Hécate

Estás en una playa frente al océano. La nieve cubre la playa hasta las proximidades del agua. Ves el sol rojo del atardecer hundiéndose en el mar, y poco a poco la oscuridad se adueña de la escena.
Sobre ti está la luna oscura. Contemplas el cielo con el brillo tímido de las estrellas. Oyes las olas mansamente sobre la playa y su sonido te relaja más y más.
Hay un sonido nuevo que se acerca cada vez más, son las alas de un pájaro y ves cómo la silueta de un cuervo gigante se acerca a ti.
Se posa a tu lado sobre la nieve de la playa y con su mirada te invita a subir sobre él. Cuando lo haces, el cuervo remonta el vuelo. Sientes la suavidad de sus plumas y no tienes miedo mientras contemplas cómo se aleja la playa y el océano oscuro está ahí abajo.
En medio de la negrura del océano, ves una mancha aún más oscura; es una pequeña isla y os dirigís hacia ella.
Todo está oscuro en la isla, pero ves, entre los árboles, un luz que brilla y te diriges en su busca. Caminas por un bosque y llegas a un claro. Ves que la luz surge de una cueva y te adentras en ella sin temor.
Allí está Hécate con su caldero. Vuestras miradas se cruzan y su rostro oscuro sonríe y te invita a acompañarla al fondo de la cueva.
Tiene algo para ti, un mensaje, un objeto, una misión ¿qué es?
Aprendes de ella y recoges lo que tiene para ti, mientras te acompaña de regreso a la playa donde el cuervo te está aguardando.
Montas sobre él y regresas de nuevo a la playa nevada. Caen de nuevo sobre ella copos de nieve mientras ves cómo el cuervo se aleja en la oscuridad de la noche.
Y poco a poco regresas a la realidad.

No olvides anotar tus impresiones después de esta visualización. Y hacer pausas, si vas poco a poco el efecto será mayor. También puedes grabarla para realizarla con más comodidad. Si pones música de fondo a tu grabación, que sea una música suave.

Fuente: wiccanos

Autor: Alana

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/magia-lunar/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia
A %d blogueros les gusta esto: