Loreena McKennitt

Loreena Isabel Irene McKennitt, nació el 17 de febrero de 1957 en Morden, un pueblo de Manitoba en Canadá (una población en medio de las praderas canadienses cuyos habitantes eran irlandeses, escoceses, alemanes e islandeses), tal vez se podría decir que fue aquí; donde se sintió expuesta por primera vez a las influencias multiculturales, es cantante, e intérprete de piano, acordeón y arpa con ascendencia escocesa e irlandesa. Su voz es de tipo soprano. Además es cantautora y productora. Actualmente reside en Ontario (Canadá). Loreena, es la más vigorosa bailarina de la danza Highland.

Su infancia discurrió apacible en el pueblo donde nació, rodeada de animales, en comunión con la naturaleza y donde su primera vocación fue ser veterinario. Su padre era ganadero y su madre enfermera. Se fue a vivir a Winnipeg, para estudiar veterinaria pero una vez allí comenzó a sentir la inevitable llamada de la música celta durante sus visitas a un club folk. “El primer paso fue la música celta. Su sonido me atraía de forma casi instintiva, y se convirtió en el vehículo para conocer la historia de una manera que jamás había soñado”, recuerda. En el año 1981, se mudó a Stratford, Ontario, lugar donde reside en la actualidad, en una granja rural.
Loreena se encuentra consagrada como la intérprete del universo de la música celta. Sus discos “Elemental” y “To Drive the cold winter away” marcaron un antes y un después en su carrera musical. Antes de estos discos Loreena trabajaba en la compañía teatral estable del Shakespearean Festival donde tuvo tiempo de inspirarse en la poesía de William Butler Yeats así como en la música del arpista bretón Alain Stivell, de Planxty y The Bothy Band; descubriendo el liricismo de la música folk irlandesa.
En el año 1982 realizo su primer viaje a Irlanda, la tierra de sus padres. Este viaje le cambiaria la vida, encontró un liricismo parecido en el paisaje de esa tierra y en el espíritu de su gente, ya de vuelta en su casa, influida por la tradición celta y con la sangre de sus ancestros hirviendo en sus venas, se consagró a la adaptación musical del poema “The Stolen Child”, de Yeats. Se las arregló para grabar un disco con sus propios medios, inspirada en un libro de autoayuda titulado “Cómo hacer y vender tus propios discos”, de Diane Sward Rapaport. En el año 1985 fundó su propia compañía discográfica: Quinlan Road, y grabó “Elemental”, un cassette de nueve canciones. Hizo copias y empezó vendiéndolas en su coche, encontrándose con el público en el nivel más inmediato, casi como un feriante.
A medida que su lista de clientes crecía, el boca a boca en los cafés y librerías le iba creando un gran público. Su público la seguía en su exploración del ingenio tradicional, siempre buscando la reverberación que hiciera que las antiguas melodías estuvieran en armonía con su voz. Ella está especialmente orgullosa del trabajo realizado en “Bonny Portmore” incluido en “The Visit”. Esta es una oscura balada que se lamenta por la desaparición de los antiguos bosques irlandeses de robles, adorados por los europeos pre-cristianos, y que en la actualidad tiene una relevancia muy contemporánea adhiriéndose con la lucha por la preservación de los bosques.
En su primer disco dio a conocer su voz con canciones como “Banks of Clouds” o “The Stolen Child” mientras que en el segundo deja claro su deseo de mezclar la cultura celta con otras procedentes de otros lugares.
Después de “Elemental”, hizo su particular homenaje a los villancicos navideños con “To Drive The Cold Winter Away” (1987), y dio sus primeros pasos en el mestizaje transcultural con su siguiente trabajo, “Parallel Dreams” (1989). En esa época le encargaron que compusiera la música para la prestigiosa serie de películas “Women And Spirituality” del National Film Board de Canadá.
Loreena no ha dejado de recorrer mundo cambiando su música a medida que encontraba nuevas culturas, uno de los momentos clave de su evolución tuvo lugar en Venecia (Italia) en 1991, en la mayor exposición que se haya celebrado de colecciones internacionales de artefactos celtas. “Hasta que fui a esa exposición yo creía que los celtas eran gente que provenían de Irlanda, Escocia, Gales y Bretaña”, recuerda Loreena. Al ver la increíble riqueza y variedad a través de los siglos del arte celta recopilado en lugares tan lejanos como Hungría, Ucrania, España y Asia Menor, recuerda, “Me sentí entusiasmada. Era como pensar que en tu familia solo existen tus padres y hermanos, y luego te das cuenta de que hay todo un pedazo de historia que es una extensión de lo que tú eres”. Este descubrimiento le permitió realizar el disco “The Visit” (1994).
Este proceso siguió floreciendo de manera espectacular ya que según ella la música es un medio de comunicación entre las distintas culturas y para dejarlo todavía más claro grabó el disco “The Mask and Mirror” (1994). La nueva parada en el camino fue Galicia, la parte celta de España y, a continuación, la España del siglo XV cuando las culturas judía, islámica y cristiana se mezclaron para formar lo que se ha llamado la Edad de Oro, una época de profunda influencia cultural sobre la evolución de la cultura occidental. Allí adapto el poema que San Juan de la Cruz escribiera en Toledo, “La noche oscura del alma” (en inglés The Dark Night Of The Soul). Después de aquel disco Loreena ha grabado otros tres: “The Book of Secrets” (1997), “Live in Paris and Toronto” y “An Ancient Muse”, lanzado el 21 de noviembre de 2006.
Para presentar su disco de estudio “An Ancient Muse”, Loreena McKennitt lo hizo junto a una estelar banda de músicos colaboradores donde actuaron en tres conciertos al aire libre en el monumento de fábula de la Alhambra de Granada, en España los días 13, 14 y 15 de septiembre de 2006. Loreena estuvo acompañada de los músicos Brian Hughes, Hugh Marsh, Donald Quan, Nigel Eaton, Rick Lazar, Caroline Lavelle, Steáfán Hannigan, Tal Bergman, Tim Landers, Haig Yazdjian, Sokratis Sinopoulos y Panos Dimitrakopoulos.
Se edito una versión de “An Ancient Muse” exclusiva para España (contiene tres canciones grabadas en directo en la Alhambra) que salió a la venta el 29 de enero de 2007.
Para complementar el cd “Ancient Muse” y su gira por todo el mundo, Loreena publicó “A Moveable Musical Feast. A Tour Documentary” (2008) un dvd en el que se incluye entrevistas a Loreena, a los músicos y al equipo técnico, pruebas de sonido y audio, más de 25 minutos de música. Lo increíble de este trabajo es poder ver como trabaja su grupo, como conviven y sobre todo, ver el increíble esfuerzo que realizan para ofrecer un gran espectáculo inolvidable al público.
En noviembre de 2008, Loreena publicó su último trabajo de estudio, “A midwinter Night’s Dream”. Este cd incluye “A Winter Garden” (el cd entero) y “A midwinter Night’s Dream” (este último incluye 8 nuevas canciones).
El 20 de octubre de 2009 salió “A Mediterranean Odissey”, un nuevo disco compuesto por una parte en vivo (From Istanbul to Athens) de la gira de 2008 por Egipto, Líbano, Hungría, Italia, Turquía y Grecia, y un recopilatorio de temas de sus últimos discos de estudio inspirados en la cultura de los países del mediterráneo (The Olive and The Cedar).
La originalidad de su visión musical tiene su parangón en la independencia con la que contempla la industria discográfica. Ella misma dice: “Creo que el provenir de un entorno rural de granjeros me ha dado la capacidad de ser auto-suficiente. Te familiarizas con la resolución de problemas creativos. Si realmente deseas algo, te arremangas y te pones manos a la obra”.
Cuando Loreena decidió que era el momento adecuado para acercarse a la industria discográfica multinacional, firmó un contrato muy especial con el grupo Warner a nivel mundial. Ese es un trato que ha sido de lo más fructífero ya que sus discos se han vendido por millones en más de cuarenta países. A partir de “The Visit”, Warner ha distribuido su trabajo, mientras ella sigue controlando todos los aspectos de la creación y a la promoción.
Con su sello de un solo artista, Quinlan Road, que ya tiene una segunda oficina en Londres, Loreena McKennitt ahora pasa la mayor parte de su tiempo viajando entre esa ciudad y Stratford, atendiendo los miles de detalles que conlleva dirigir una carrera internacional dentro de la industria discográfica.
Ha editado hasta el momento un total de 16 álbumes (cuatro en vivo: Live in San Francisco, Live in Paris and Toronto, Nights from the Alhambra y From Istanbul to Athens -uno de los dos discos que componen A Mediterranean Odissey-; trece millones de ejemplares han sido vendidos por todo el mundo).
Tiene numerosos singles en su haber, así como la banda sonora de películas.
Ha recibido nutridos premios a su trayectoria y meritos a su trabajo:
1992: Premio Juno al mejor álbum de música tradicional por The visit
1994: Premio Juno al mejor álbum de música tradicional por The mask and the mirror
1997: Premio Billboard International Achievement Award
2002: Doctor honoris causa en letras de la Universidad Wilfrid Laurier
2003: Orden de Manitoba
2004: Orden de Canadá
Participa activamente en asociaciones filantrópicas como la Creación de la Fundación para la Memoria de Cook-Rees (salvamento y seguridad náutica), en la Participación financiera en los Fondos de Socorro de la Sociedad de la Media Luna Roja Turca y de la Cruz Roja Griega y en la Creación en 2002 del Centro Falstaff Family en Statford.
Lo cierto es que sus ocho discos de estudio y sus dos discos en vivo la consagran como una intérprete en el universo de la música celta. Sus discos “Elemental” y “To Drive the cold winter away” marcaron un antes y un después en su carrera musical.
Si han tenido el placer de poder escucharla podrán reconocer que su voz es de una profunda y sobrecogedora belleza. Su música es tan infrecuente como deliciosa y al escucharla te transporta a regiones poco transitadas, haciéndote sentir que el tiempo se detiene, abriendo campos luminosos hacia el alma y liberándola de las complicaciones mundanas, pareciendo que estamos en la entrada del cielo. Su música acaricia lo más profundo y recóndito del alma, experimentando una inefable sensación de beatitud y de calma gozosa que se apodera de tu aliento y te zambulle en un éxtasis profundo. Si no lo han hecho los invito a que dejen volar sus sentidos y su alma a través de su voz y su música mágica.
Por último voy a agregar que más allá del placer artístico y espiritual que provoca escucharla, los efectos benéficos de la música de Loreena McKennitt son tales que es utilizada en cuidados paliativos para enfermos terminales y para la estimulación de la inteligencia en bebés.
Fuente:  magicasdiosas.blogspot.com

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/loreena-mckennitt/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia
A %d blogueros les gusta esto: