La Tierra “muerde” la Luna…

Luna Mordida

La larga y oscura sombra de la Tierra le dará una “mordida” a la Luna mañana antes de la salida del Sol. El eclipse lunar parcial será visible a través de la mayor parte de Estados Unidos, con la mejor vista a través de la mitad occidental del país.

Un eclipse lunar parcial tendrá lugar el 4 de junio de 2012. La Luna estará cubierta en un 30% por la sombra umbral de la Tierra durante el máximo del eclipse. La parte de la Luna que pase a través de la penumbra terrestre se verá significativamente oscurecida, mientras que la porción que atraviese la zona umbral se verá de tono rojizo oscuro. Esta coloración se debe a la luz refractada por la atmósfera terrestre que llega al satélite.

Mapa

El eclipse será completamente visible desde el oeste de Australia, Nueva Zelanda y todo el Océano Pacífico. Todo el suroeste asiático y el este australiano podrá verlo al amanecer, mientras que casi toda América podrá ver el eclipse lunar durante el ocaso.

El siguiente mapa muestra las regiones desde las cuales será posible ver el eclipse. En gris, las zonas que no observarán el eclipse; en blanco, las que si lo verán; y en celeste, las regiones que podrán ver el eclipse durante la salida o puesta de la luna.

Mapa de donde se vera el eclipse

Mitología

Aunque la mecánica de un eclipse se comprende desde hace milenios, este fenómeno no escapó a la imaginación popular, por lo que existen mitos y leyendas que pretendían explicar porqué la Luna desaparecía del firmamento. Muchos pueblos creyeron que el arco de la Luna creciente representaba al arco de los cazadores. Así, la Luna es conocida también como Diana la Cazadora. Su luz brillante era una bendición no sólo para cazadores, sino para recolectores y viajeros. Actualmente no dependemos de la Luna para extender nuestras actividades después del anochecer, pero antiguamente su luz era esencial. Entonces, se podrá imaginar el lector con qué sorpresa miraban a la Luna ser engullida por un oscuro invasor. Los antiguos egipcios veían en la Luna creciente y horizontal la figura de una barca que surcaba el cielo.

En la noche de Luna Llena esa nave cruzaba el firmamento deslumbrando con su peculiar fulgor, y según la leyenda, sus rivales (¿las estrellas?) la atacaban por envidia blandiendo una hoz negra contra ella. Por eso, en los noches que seguían a la Luna Llena, ésta era cortada poco a poco por una sombra negra y arqueada hasta desaparecer y convertirse en Luna Nueva. A veces –cuentan– la hoz de sus enemigos era mecida tan violentamente que la Luna era cortada de golpe, y se veía un eclipse total con una Luna sangrante. Los chinos creían que un gigantesco sapo de 3 patas devoraba a la Luna, para después devolverla. No es de extrañar… a los sapos no les gusta el queso J. Pitágoras (550 a.C.) creyó –atinadamente- que los eclipses eran producto de una sombra, sin embargo se equivocó al imaginar que, además de la Tierra, un planeta invisible llamado Antictón (Contratierra) era responsable de algunos eclipses.

Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.

Autora : Lourdes Méndez

Fuente: http://www.moonmentum.com

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/la-tierra-muerde-la-luna/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia
A %d blogueros les gusta esto: