La Rueda del Año (Lughnasadh)

Según la mitología irlandesa el Dios Lugh, el brillante Dios de la luz y el Sol, portador de la lanza he hiere la oscuridad establece un fiesta – funeral en honor de su madre adoptiva, muerta de agotamiento por despejar los campos de Irlanda para la agricultura. Esta festividad es llamada Lughnasadh y se celebra en el momento de la recogida del grano para honrar a Tailtiu.

Este Sabbat también es conocido como Lammas, proviene del término sajón hlaf-mas “masa de pan”.

Nuevamente nos encontramos con un festival mayor. La fiesta de Lugh, la fiesta del sacrificio. La rueda del año gira inexorablemente y nos hallamos en mitad del cálido verano, los cereales están maduros y listos para cosechar. Recogemos el grano, en un festejo de la abundancia y la promesa que de pasaremos sin problemas la parte oscura del año.

Hoy en día no somos consiente de la gran importancia que tenía una abundante cosecha, pues marcaba la diferencia entre la vida y la muerte, de poder llegar hasta el momento en que la luz comienza a levantarse de nuevo y nos anuncia nuevamente la prosperidad que ha de venir o el no llegar a ver este momento porque el frío y el hambre nos han derrotado. Por eso asegúrate de una buena y amplia cosecha era una promesa de vida.

Pero el grano representa también al Dios, la planta se sacrifica y muere pero deja tras de si la promesa del renacimiento, la semilla y el grano que ocultos en la tierra esperara hasta el momento de comenzar el ciclo de nuevo.

Es un tiempo para afanarse, aunque también para festejar plácidamente, comienza la recogida de los frutos, de todo aquello que hemos sembrado, de todos los esfuerzos realizados. Ahora está maduro y es el momento de recoger antes que las tormentas arruinen todos los esfuerzos realizados hasta este momento. Cuando la primera cosecha este a resguardo en el granero será, será momento de celebrar al Dios que una vez más a entregado su vida y su sangre por la fertilidad de la Tierra.

Era momento de reunión, de mercados, de torneos, y de unión de manos “handfastings” y festivales. Un momento para celebrar la vida de forma intensa.
La Diosa porta en su interior la semilla que el Dios del Grano le hice entrega, en Beltane la Doncella y el Dios de la Caza se aman y se entregan a la pasión, pero es ahora que Ella recoge la semilla del Señor del Grano. El Dios que está perdiendo toda su fuerza y antes que su poder se extinga por completo se sacrifica y entrega su sangre y su semilla por amor a la Diosa, en Ella renacerá nuevamente. El padre se convierte en hijo y el hijo engendrará a su padre. En una eterna danza de vida, muerte y renacimiento.

Aquellos que conocen el misterio que porta el grano nunca pierden la esperanza del renacimiento y la vida y la muerte solo son etapas en el continuo girar de la rueda.

Solo aquellos que dan, que sacrifican parte de si deja su semilla para el siguiente giro de la rueda y garantiza su crecimiento.

Hoy en día nuestras cosechas no son de grano, pero seguimos recogiendo los frutos de nuestros esfuerzos y  desvelos por eso espero que tengáis una abundante cosecha símbolo de un buen trabajo realizado y que de muchas semillas para el futuro.

Feliz cosecha.

 

Fuente: http://elcalderodecerridwen.wiccaspain.es

Autor : Gaia

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/la-rueda-del-ano-lughnasadh/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web
A %d blogueros les gusta esto: