Imbolc

El 2 de Febrero, era el día de la sabiduría, el momento del año en que todos los problemas pueden encontrar una solución.

El ritual de la Imbolc te ayuda a superar errores del pasado y a verlo todo mas claro.

Necesitas unas hojas de laurel (que simbolizan la tierra) y cinco velas blancas (símbolo de pureza y claridad).

Coloca las velas en círculo y en el centro pon el laurel.

Enciende las velas y da una vuelta a su alrededor, mientras piensas en el deseo que quieres conseguir (arreglar un problemas, superar un examen…).

Si tienes más de un deseo, tendrás que dar una vuelta por cada uno de ellos. Una vez lo hayas hecho, apaga las velas, pon el laurel en una bolsita y llévalo contigo durante 5 días. Es importante que primero hagáis el círculo de protección y que invoquéis a la Diosa y al Dios que consagren vuestro ritual.

Invocación

Señor de la muerte y la resurrección,
De la vida y dador de vida,
Señor entre nosotros cuyo nombre es misterio de misterios,
Fortalece nuestros corazones,
Que la luz se cristalice en nuestra sangre,
Llenándonos de resurrección,
Pues no hay parte de nosotros que no sea de los dioses,
Desciende sobre tu siervo/a.

Otro ritual puede ser este:

Para este ritual se utilizará vela anaranjada previamente ungida con aceite de almizcle, canela, olíbano o romero.

Una vez realizadas las invocaciones, colócate enfrente del altar y di:

Este es el tiempo de la fiesta de antorchas.
Cuando cada lámpara arde y brilla para darle la bienvenida al renacimiento del Dios.
Celebro a la Diosa, celebro al Dios, toda la tierra celebra debajo de su manto de sueño.
¡Luz para la oscuridad!
Ahora el Dios padre ha alcanzado el cenit de su viaje, él gira para darle la cara a la Diosa madre, aunque separados ellos son uno.

Prendes la vela anaranjada mientras dices:

El Dios ha realizado la mitad de su viaje
Adelante ve la luz de la Diosa, y el inicio de una nueva vida, después de este periodo de descanso.

Tomas la vela del altar y comienzas a caminar en deosil alrededor del círculo diciendo:

Todo el campo está envuelto en invierno, el aire está enfriado y la escarcha cubre la tierra.
Pero el Señor del Sol, padre del bosque y de los animales salvajes ha renacido de la benigna Diosa madre, señora de la fertilidad.
¡Salve gran Dios!, ¡Salve gran Diosa!

Detente frente al altar, con la vela levantada. Mira fijamente la llama, visualiza la vida emergiendo del sueño del invierno, con renovada energía y fortaleza.

Continúa con el banquete. Después de hacerlo, despide a la Diosa madre, al Dios padre y a los elementos. Tu ritual ha terminado.

Autor: Arikelilla
Fuente : wiccanos

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/imbolc/

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia
A %d blogueros les gusta esto: