Entrevista con una bruja – Stuart Inman acerca de Alex Sanders, el budismo y la tradición 1734

Stuart Inman ha sido un respetado y venerado amigo y colega desde hace mucho tiempo y es una de esas personas que tiene mucha experiencia y conocimiento. Desde sus primeros contactos con la Wicca bajo la tutela de Alex Sanders, pasando por la inmersión en el budismo tibetano, hasta convertirse en uno de los máximos exponentes de la brujería tradicional y guardián de la tradición y el método de 1734, Stuart es una autoridad en el surrealismo y también el maestro del  Clan of the Entangled Thicket.

BTPM (By The Pale Moonlight): Gracias por aceptar ser entrevistado. He decidido entrevistar a algunas personas que me han influenciado e inspirado. Además, estas son personas que creo que tienen mucho de gran valor para contribuir y de las cuales la comunidad se beneficiaría. Al compartir una parte de su experiencia y perspectiva, el mundo se enriquece.

SI (Stuart Inman): ¡Gracias por invitarme! En cuanto a la influencia sobre ustedes, el proceso ha sido mutuo, siempre me he beneficiado de las discusiones con ustedes.

Stuart Inman, con Geraldine Beskin de Atlantis Books y Griffin Ced.

BTPM: En primer lugar, ¿puede contarnos un poco sobre sus antecedentes y su fundación?

SI: Bueno, crecí en los suburbios de Londres, un lugar mayormente olvidado por Dios llamado Feltham. Mi primera insinuación de estos intereses fue cuando empecé a practicar yoga, probablemente a los 13 años, y dos años después me encontré con dos libros, “Witchcraft Today” de Gardner y “Divine Horsemen” de Maya Deren. A partir de ese momento, nada me detuvo. Intenté mi primera evocación unos meses más tarde, usando “Secret Lore of Magic” de Idries Shah. Probablemente fue un intento más que habitual de llamar a Sytry. No noté ningún efecto en ese momento, pero aproximadamente una hora después, mi cuerpo comenzó a temblar incontrolablemente y sin ninguna razón obvia. No puedo jurar que esta fue la consecuencia, pero dado mi estado de conocimiento en ese momento, si lo fue, ¡probablemente tuve mucha suerte de no tener más éxito!

Después de eso, descubrí el Amanecer Dorado en el pequeño libro de Torrens, “Apprenticed to Magic” de W.E. Butler, que me llevó a mi primer diario mágico, y luego Crowley, en uno de los libros de Symonds, no estoy seguro de cuál ahora, y el libro de Justine Glass sobre Brujería, sin saber que sería importante para mí muchos años después.Luego me encontré con “King of the Witches”, la biografía de Alex Sanders de June Johns. Este fue un gran punto de inflexión para mí, ya que quedé  fascinado por el libro, y deseaba desesperadamente conocer a Alex Sanders, (todavía tenía 15 años cuando decidí hacerlo.) Así que dejé la escuela a la edad de 17 años y un par de semanas más tarde fui a Londres para conocerlo.

BTPM: Habiendo estudiado con Alex Sanders, ¿podría compartir algunas de sus experiencias?

Alex Sander

SI: Por supuesto, aunque no estoy seguro por dónde empezar. Visité por primera vez en julio de 1971, la semana de la muerte de Jim Morrison. Fui invitado a una reunión informal en Kensington Gardens ese domingo y a partir de ahí empecé a asistir a reuniones abiertas y conferencias. En enero, Alex me preguntó si quería ser iniciado y si yo estaria  en febrero de 1972. Aparte de unos meses en los que no pude ir allí, fui miembro del aquelarre hasta que Alex y Maxine se separaron en 1973. No fue tanto tiempo, pero fue muy intenso. Aparte de los círculos wiccanos tanto para esbats como para sabbats, había `círculos de desarrollo’ que en retrospectiva parecían una mezcla de espiritualismo con algo más `chamanico’ a falta de un término mejor. Luego hubo conferencias, recuerdo una secuencia sobre el tarot y otra basada en “Sobre los misterios” de Iamblichus. Parecía que había un montón de visitas al pub en el medio y se esperaba que fuéramos capaces de funcionar en todos los sentidos después de un par de pintas. No siempre fue fácil…

Recuerdo una visita de Walter Johns, quien aparentemente había sido el herbolario favorito de Aleister Crowley, y recuerdo especialmente que tenía Aceite de Rodio; también, la prensa aparecía de vez en cuando, especialmente News of the Screws (Ed. News of the World, a notorious British tabloid) . Aunque a Alex le gustaba la publicidad, a menudo estaban allí encubiertos, en las reuniones abiertas, para informar sobre cualquier cosa sensacional. El sentido del humor de Alex le podía hacer tropezar a veces, en una ocasión hizo un chiste sobre pollos que llevó a exponer todo sobre los sacrificios de animales, ¡a pesar de que ha estado hablando de conseguir uno en el supermercado! Un reportero de Noticias de  había estado en la reunión abierta y llenó un par de páginas con este material.

Un día, en realidad Viernes Santo, Alex me pidió que fuera a una tienda de magia para él, no a una tienda de ocultismo, un lugar que vendía trucos y bromas. Quería una máscara, una de plástico transparente con una cara sonriente. Una semana más tarde se había convertido en la primera versión de El Azteca, que se puede ver en ese ritual de fuego que se puede ver en la red.

BTPM: ¿Hubo alguna parte en particular de las enseñanzas de Alex que permanece con usted o que usted siente que debe ser reiterada hoy?

SI: Una de las cosas que realmente se me quedó grabada fue una serie de conferencias sobre Iamblichus. Se trataba básicamente de Alex leyendo pasajes de la traducción de Thomas Taylor y luego explicando lo que podía. Destacó que se trataba de una verdadera voz mágica de hace casi dos mil años, una voz de auténtica tradición.

BTPM: ¿Qué te atrajo de Wicca y hacia el budismo, y qué valor aprendiste de ese barrio que consideras relevante para los paganos modernos?

SI: En realidad es muy complejo; la ruptura entre Alex y Maxine afectó a todos a su alrededor. Me sentí bastante deprimido por un tiempo. Entonces, cuando empecé a visitar a Alex en Bexhill, vi algo que se repitió varias veces de una manera que nunca había visto en Londres. Demasiada gente estaba colgada, esperando que Alex hiciera algo. No hicieron magia, esperaron a que pasara, a que pasara Alex. Lo odiaba, pero lo invitó al mismo tiempo. Fue halagador e invitó tanto a su showman interior como a su chamán interior a actuar.

Así que sentí una especie de desilusión, en parte con Alex, en parte con el estado de mi vida espiritual y, en realidad, con la vida en general. El budismo parecía una salida, una negación de la vida, con toda esa charla sobre el fin del sufrimiento. Sin embargo, me encontré leyendo un montón de textos tántricos, que hablaban de una fantástica alegría de ser que parecía muy distante de mi estado de ánimo.Descubrí un centro de meditación budista tibetano en Essex y reservé un fin de semana allí. En ese momento trabajaba en la Biblioteca Británica cuando todavía estaba en el edificio del Museo Británico en Bloomsbury. Por las mañanas teníamos que recoger las’llaves de la casa’ para movernos por el edificio, y una mañana estaba en la cola para recoger la llave de mi casa y delante de mí había un hombre oriental alto que me resultaba extrañamente familiar. Me di cuenta de que era el mismo hombre que en la foto del Lama en el folleto del centro de retiros. Me presenté y me di cuenta de que se trataba de Lama Chime Rimpoche. Algunos meses me refugié con él y comencé a estudiar budismo con cierta seriedad. No, tengo que decir bastante seriedad, yo era un estudiante de la basura realmente, yo era muy serio acerca de todo esto, pero carecía de enfoque real. Sin embargo, Chime se convirtió en un amigo y también en profesor, pero todavía era relativamente joven, entre 30 años, y se vestía muy bien. También era la sección tibetana de la Biblioteca Británica y estaba catalogando un gran número de libros y manuscritos, muchos de los cuales habían sido saqueados durante la Expedición de los Jóvenes. Curiosamente, este acto de pillaje había salvado algunas obras preciosas, que se creía que se habían perdido durante la invasión china.

Sabía que Tony Visconti era un estudiante de Chime’s , aunque nunca lo conocí, y recuerdo un día caminando hacia el tubo con Chime y viendo un póster para el último álbum de Bowie,’Lodger’, y Chime diciendo casualmente: “¡Oh, David Bowie, es amigo mío! Hay mucho sobre lo que aprendí cuando Bowie murió y Chime hizo un conmovedor homenaje en video.

Creo que lo que realmente aprendí durante ese tiempo fue algo sobre una visión del mundo, no exactamente la visión budista, de cualquier manera doctrinaria, sino, si se quiere, un pequeño núcleo de la visión de la meditación. No está separada del mundo, ni ligada a él, de alguna manera apasionada y desapasionada. Esto se convirtió en un problema para mí varios años más tarde, cuando de repente sentí la necesidad más desesperada de aprender meditación adecuadamente. Me puse en contacto con Chime y nos pusimos de acuerdo para hacer una meditación muy básica de Shamatha o Shi-ne bajo su supervisión, lo que hice fielmente durante algo más de un año antes de pasar a Vipassana o Lagthong, meditación de perspicacia. Esto ha sido esencial para mi bienestar y me ha sostenido en tiempos difíciles. También me ha ayudado a desarrollar y aumentar mi conciencia. Me acuerdo de un amigo meditador de aquella época que dijo lo mismo y le señalé que era posiblemente la persona más despistada que conocía, a lo que respondió: “Sí, pero sin meditación sería mucho peor”. Ahora sé que lo mismo me pasa a mí. Si digo que mi conciencia se ha expandido enormemente debido a la meditación, no quiero decir que sea algo asombroso; ¡simplemente me las arreglo para evitar demasiadas idioteces!

En cuanto a lo que es relevante para los paganos modernos, realmente no puedo decir que no soy pagano! Pienso que la práctica básica de prestar atención es muy útil para cualquiera, incluso en su versión moderna, secular y más bien desinfectada, siempre y cuando no sea demasiado resueltamente corporativa, y muchos paganos modernos podrían hacer con eso, o bien una patada en el culo, o posiblemente ambas cosas. Pero entonces yo también podría, la mayor parte del tiempo, así que aún podemos desarrollar un círculo de conciencia de patear culos, ¿quién sabe?

BTPM¿Puede decirnos cómo entró en contacto por primera vez con Joe Wilson, fundador de la Tradición de la Brujería de 1734, y darnos un poco de apreciación de cómo era Joe?

SI: Tenemos que adelantar unos años. Es de mediados a finales de los 90 y he cambiado un poco de dirección. En realidad, no estaba buscando nada en ese momento, y mucho menos algo “brujo”, pero me encontré con un ensayo sobre la historia de Wicca de Julia Day. Ella hizo varios comentarios bastante despreciativos sobre un hombre llamado Robert Cochrane y se refirió a algunas cartas que le escribió a Joe Wilson y a algunos asuntos extraños acerca de un nombre secreto de la Diosa que estaba de alguna manera conectado con el número 1734. Esa noche soñé que estaba en una ladera oscura y Robert Cochrane estaba allí conmigo, tratando de decirme el nombre secreto de la Diosa. Al día siguiente estaba un poco aturdido por esto al principio, pero luego lo olvidé hasta esa noche cuando tuve el mismo sueño, pero esta vez me comunicó un Nombre. Prefiero no decir lo que era, ya que todavía me parece privado, pero puedo afirmar categóricamente que no era un nombre que sería reconocido como el final de una búsqueda de ese nombre por el método de 1734!

De todos modos, esto me llevó a hacer algunas búsquedas en línea, recordar que había mucho, mucho menos disponible entonces, y me encontré con un practicante de 1734 en los Estados Unidos, Sandy Kopf, y su marido Doug. Ella a su vez me puso en contacto con Joe, que dirigía algo llamado Metista. La mayoría de la gente asumió que Joe ya no tenía ningún interés o conexión con 1734 para entonces, aunque Joe mostró cómo Metista provenía de la misma raíz espiritual, que era encontrar su propia expresión de espiritualidad, personal y culturalmente, en lugar de simplemente buscar entre los restos de otros sistemas. De todos modos, me encontré atraída; sus ideas me parecieron fascinantes y relevantes, sobre todo porque exigía una actitud crítica hacia nuestra comprensión espiritual, una forma práctica más que nada, en lugar de una actitud basada en la fe.
Joe mismo era todo un personaje, había pasado por la mayoría de las cosas, incluyendo beber en exceso y ser mujeriego, había sido un fumador muy fuerte, lo que le había dejado con EPOC. Había sufrido episodios de depresión paralizante (hubo varios intentos de suicidio en su juventud) y sin duda todas estas cosas habían afectado su reputación de varias maneras, así como su capacidad de sostener un esfuerzo para fructificar. Sin embargo, Joe a finales de los 90 era, en muchos sentidos, un hombre sabio. Su sabiduría fue ganada con esfuerzo y el resultado de aceptar sus muchas faltas y, en algunos casos, de trabajar con ellas, convirtiéndolas en fuentes de fortaleza. Era divertido, irreverente y totalmente dedicado a expresar su camino para el beneficio de los demás, realmente creía que había algo muy importante en lo que estaba haciendo.

Metista se basaba en la idea de encontrar su propia espiritualidad, no de pedir prestado sin cesar, o robar de otros sistemas. Asumió y desarrolló la idea de la apropiación cultural, que ahora se ha convertido en un eslogan popular e incomprendido entre las mismas personas a las que criticaba entonces, los aspirantes eclécticos de la nueva era. Así que existe la idea de que tu punto de partida, tu verdadero punto de partida, podría ser simplemente pararte ahí y escuchar, escuchar lo que sea que haya allí, el viento, el agua, los pájaros y tu propio corazón. Joe también sugirió formas de ritual culturalmente neutrales o genéricas como punto de partida, en lugar de aferrarse a las prácticas de los nativos americanos o a cualquier otra práctica, sacada de contexto, para encontrar su propio camino y sus propias raíces culturales. Señaló que ser parte de los indígenas estadounidenses no le da a uno derechos automáticos sobre las prácticas tribales que podrían ser en gran medida propiedad de ese pueblo.

Al mismo tiempo, no era un purista cultural; entendía que el estadounidense medio es un’Mutt’, que existen herencias culturales complejas y mixtas, y no sólo en los estadounidenses. Investigó su propia ascendencia y la encontró extremadamente mezclada. Además, su última esposa era afroestadounidense y practicante de vudú, algo que le entusiasmaba mucho y que me recomendó como el más cercano al tipo de magia popular que aprendió de joven.

El grupo Metista eventualmente se rompió y algunos de nosotros nos convertimos en el núcleo de la Tribu Toteg, la expresión final de la filosofía de Joe. Es más simple y más complejo que Metista. El nombre proviene del grupo de Joe en los años 70 y 80, Temple Of The Elder Gods – TOTEG (Templo de los Dioses Ancianos – TOTEG), que parece haberse transformado de una práctica de tipo 1734 a algo basado en la espiritualidad nativa americana. Tenemos que recordar que la insistencia de Joe en no tomar de otras tradiciones a la ligera, y no practicar el robo cultural, fue, en un sentido real, tratando de hacer el bien en su propio pasado donde él saqueó la mayor parte de todo! Así que la Tribu Toteg fue, como Metista, un intento de hacer algún tipo de restitución. Los varios clanes de la Tribu son libres de seguir diferentes caminos, desarrollar sus propias prácticas, en línea con la filosofía general de la Tribu Toteg.
Mientras todo esto sucedía, Joe estaba enseñando silenciosamente a unas cuantas personas, yo incluido, la esencia de 1734. Muchos pensaban que había abandonado 1734, pero todavía estaba cerca de su corazón y era capaz de impartir algo, pero era muy diferente a lo que había hecho en los años 70, que tenía un formato ritual particular. Ahora, cuando digo que enseñaba, tengo que explicar que no daba lecciones como tales, sino que nos provocaba a aprender, y que el aprendizaje no se hacía de memoria, sino que se trataba de ayudarnos con nuestras propias investigaciones. Más tarde, se hizo obvio que Joe enseñó diferentes cosas a diferentes personas. Además, cuando respondía a menudo a la pregunta “No tengo la menor idea”, a veces tenía una muy buena idea: ¡sabía mucho más de lo que decía!

BTPM: ¿Cómo heredaste parte de la Virtud de 1734 y puedes explicar un poco acerca de lo que eso significa?

SI: Es una pequeña historia extraña y no del todo sencilla. No fui hecho el portador de la Virtud para todo 1734, como Shani (Oates) lo fue para el Clan de Tubal Caín, por ejemplo. Joe sabía que le quedaba poco tiempo y, al crear la Tribu Toteg, también nombró a un número de personas como’Doyens’, el mayor de la tribu, y un día llegó un certificado por correo, ¡declarándome uno de los Doyens! Nunca antes había tenido un certificado así, pero me permite realizar bodas y funerales dentro de la tradición de la Tribu Toteg.

Para ser absolutamente claro, ¡esto no es el paso de la Virtud de 1734! Lo menciono como algo comparativamente oficial, documentado y exotérico, mientras que lo que Joe hizo alrededor de 1734 fue bastante diferente. Ya había declarado que nadie podía estar a cargo de 1734, y los intentos de ser más de 1734 que tú eran, si acaso, prueba de que uno no era 1734 en absoluto. Consideraba que se trataba de un fenómeno demasiado difuso como para considerarlo simplemente como una tradición de la que cualquiera podía hacerse cargo. Al mismo tiempo, le preocupaba que su propia corriente dentro de la familia más amplia de 1734 pudiera perderse, diluirse, falsificarse, por lo que pidió a tres personas, Aisling, Kaerwyn y yo mismo, que actuáramos como “Guardianes”, que realmente explicaran lo que es 1734 en esencia y que lo defendieran contra la falsificación. A veces es un trabajo duro, ya que la gente a menudo ni siquiera se molesta en leer sobre 1734 antes de hacer declaraciones bastante infundadas e ignorantes o maliciosas al respecto, hay un buen número de esas cosas en Internet.

Por lo tanto, nunca he considerado mi nombramiento como Guardián de 1734 como un tipo de autoridad final, yo era una de un pequeño número de personas que “lo consiguió” y a quien se le pasó un pequeño regalo de espíritu. Piense en ello como la levadura en el pan o un poco de cultura de yogur que usted tiene que añadir a los ingredientes correctos para hacer su propio pan o yogur. Eso me permitió finalmente fundar el Clan of the Entangled Thicket. y convertirme en su primer Maestro.

BTPM: Ha habido muchos malentendidos y suposiciones con respecto a 1734 y su relación con la Brujería y la Wicca. Llegando al fondo de la cuestión, y como guardián de la tradición, ¿puede resumir lo que es 1734, lo que significa y cómo se relaciona con la brujería?

SI: Ciertamente, la esencia de 1734 es una Tradición Misterica en tres modos. El primero es el de 1734 como método, utilizando simplemente los métodos de la inducción poética para obtener una visión. En segundo lugar, como sistema, para trabajar con él sistemáticamente, para desarrollar el propio camino a partir de ahí. Esto es muy difícil, pero es posible hacerlo sin un profesor. Normalmente se necesita al menos un mentor para ayudar o informar a uno; de lo contrario, el canto de sirena del Avefría nos engaña con demasiada facilidad. En tercer lugar, en realidad, como tradición, no podemos decir que sea una tradición iniciática en el sentido convencional, pero contiene varios clanes y cuevas que son tradiciones independientes dentro del doblez de 1734.

En cuanto a cómo se relaciona con la brujería, eso depende en gran medida de la propia definición de brujería. Es esencialmente diferente a la Wicca, por ejemplo, tiene una dimensión mística que carece de mera “brujería de cocina”. No me molesta demasiado si alguien quiere negarlo como brujería, ya que es ciertamente un Arte místico y poético de gran potencia.
BTPM: ¿Cuáles diría usted que son las filosofías y/o prácticas centrales que determinan el método 1734?

SI: Intenté resumir esto una vez, y se me ocurrió “Inducción poética a los Misterios y entrada en la Dimensión del Silencio”. Creo que sigue en pie, pero requiere una pequeña explicación. Esa primera parte, todo el mundo sabe que las semillas fueron sembradas a través de la correspondencia de Joe Wilson con’Robert Cochrane’ – Roy Bowers, el magistrado fundador del Clan de Tubal Cain. Joe usó las Cartas como ejemplos, esto a veces ha llevado a malentendidos. Recuerdo a alguien que decía despectivamente: “¡Seis letras no es una tradición! Y tendrían razón si eso fuera todo lo que fue en 1734, pero hay que meterse en la cabeza que las “Cartas Cochrane” no constituyen un grimorio o Libro de las Sombras, no son un gran secreto, sino una serie de cartas escritas a un desconocido cercano. Representan una forma de mirar, ver y pensar, y una vez leídos fuera de su contexto original, permiten entrar en ese modo de ser, que es esencialmente poético. Ahora, por poética quiero decir `poesis’ que es el corazón de toda la creatividad, en lugar de escribir versos.

BTPM: ¿Puede aclarar el significado de las cartas de Robert Cochrane con respecto a 1734?

SI: Sí, de hecho son una parte esencial de 1734, y a cualquiera que se tome en serio lo de 1734 se le pediría que intentara resolver al menos algunos de los acertijos, preguntas y símbolos de las Cartas, pero hay que darse cuenta de que nuestras respuestas podrían no ser las mismas que las de los demás y podrían diferir de cómo se entenderían en el Clan de Tubal Caín. La mayoría de ellas no son, digamos, objetivamente ciertas, ni meramente una visión totalmente subjetiva. Roy Bowers estaba usando La Diosa Blanca extensivamente en sus cartas a Joe, ¡y ese es un libro notoriamente poco confiable! Después de una sesión con él, Jane y yo normalmente nos referimos a Graves como “Mad Bob” – ¡el ritmo al que inventa cosas es extraordinario! Así que no vas a esa fuente por hechos objetivos, pero tiene una forma de pensar, de hacer conexiones, que es poética y mágica y es una especie de iniciación a esa mentalidad. Sin embargo, requiere un elemento más: la discriminación. De lo contrario, nos pasamos toda la vida corriendo detrás del embaucador Lapwing, enamorado, y confundiendo las cosas bonitas del camino con una visión genuina. Necesitamos la visión poética, pero también una comprobación de la realidad.

BTPM: ¿Puede alguien decir que es 1734, o es sólo una tradición iniciática?

SI: Soy muy consciente de que usted escribió esta pregunta antes de que yo escribiera una sección anterior, arriba, lo que en cierto modo explica esto. Pero vale la pena reafirmarlo y aclararlo. Cualquiera que haga el trabajo y obtenga las ideas puede decir que está trabajando en 1734, no creo que deba preocuparse demasiado por si son ‘1734 de verdad’ – Joe era desdeñoso con el hecho de que la gente tratara de ser’más de 1734 que tú’. El año 1734, tomado en su conjunto, es una bolsa bastante variada, pero dentro de ella hay tradiciones que se remontan a tiempos bastante remotos y que tienen su forma distintiva de trabajar. Mi propio clan, Clan of the Entangled Thicket., es un bebé en comparación, pero parece estar madurando bien. Recuerden que, para que una tradición sea una tradición, tiene que ser transmitida; de lo contrario, tal vez estén trabajando con el sistema 1734, lo cual no es malo.

BTPM: ¿De qué manera los mentores de Joe,’Sean’ y Ruth Wynn Owen, influyeron en 1734?

SI: Bueno, Sean fue la primera persona que trajo a Joe a esta visión. Encajaba muy bien con lo que Roy le enseñó. Es interesante que Sean haya conservado el original de la primera’Carta Cochrane’ a Joe. Joe pensó que había sido destruido, y fue hace muy pocos años que descubrimos un alijo de cosas que Joe le había enviado a Sean, que habían sido guardadas y enviadas a uno de nosotros por la viuda de Sean. Tuve una breve pero fascinante correspondencia con ella, y descubrí que su recuerdo de Sean era muy similar al de Joe. Así que Sean contribuyó con su fascinación tanto por La Diosa Blanca como por las cosas celtas, un montón de tradición familiar, que probablemente incluía algo de la magia folclórica que practicaba, y una postura espiritual obtenida de su amistad con los nativos americanos.

Ruth proporcionó un enfoque más agudo para esa tradición celta y una comprensión más firme del ritual, especialmente porque se podía aplicar a las estaciones. Ella también contribuyó al espíritu de 1734, cuando leí algunos de sus aforismos reconocí exactamente lo que Joe era en ellos. Me encantaría saber más sobre ella, pero lo que está disponible es un poco limitado.

BTPM: Has estudiado con dos de los más influyentes maestros y fundadores de tradiciones en brujería moderna y Wicca. ¿En qué se diferencian y en qué se parecen?

SI: Alex y Joe eran simultáneamente muy diferentes y en algunos aspectos bastante similares. Ambos tenían algo de bribón en ellos, lo cual era algo bueno, ya que eliminaba la pomposidad y algo más oscuro en algunos aspectos. El amor de Alex por la publicidad podría ocultar la actitud seria que tenía hacia la magia, realmente vivía la magia. Como Joe, pero de una manera diferente, era mucho menos ritualista al respecto. Debido a que la Wicca de Alejandría y 1734 eran cosas tan diferentes, puede ser difícil compararlas directamente, pero ambas tenían un enfoque abierto a la enseñanza de la magia, una profundidad de conocimiento que muchos fallaron en detectar, y ambas están llegando a un punto en el que están siendo reevaluadas por nuevas generaciones de brujas y magos.

BTPM: Por último, ¿cómo recuerdas a Alex Sanders y Joe Wilson y cómo continúan dándote a conocer su presencia?

SI: En ambos casos, los recuerdo con cariño y respeto. Perdí la fe en Alex en un momento dado y sentí que se había perdido un poco, algo confirmado por Maxine (ed. Sanders), pero todavía era más un mago consumado que muchos de sus críticos en esos difíciles últimos años. Con Joe fue muy diferente, ya que estuve hablando con él por teléfono dos o tres veces a la semana durante cuatro años (después de un período inicial en el que nuestras discusiones eran enteramente por correo electrónico) así que, aunque llegué a conocerlo razonablemente bien, pensé en él como profesor y amigo íntimo, paradójicamente, nunca lo conocí en persona. La última vez que hablé con Joe fue un par de días antes de que muriera, en el caso de Alex, yo había estado fuera de contacto por mucho tiempo y había renovado el contacto poco antes de su muerte, pero él murió antes de que pudiera visitarlo.

Ambos parecen muy presentes en mi vida y en cada santificación ambos son recordados. De diferentes maneras son parte de lo que soy, y a veces mi trabajo parece un diálogo con ellos. Esto ha sido a veces una sorpresa para mí con Alex, ya que mi camino emerge de mi tiempo estudiando con Joe. Pero aunque el año 1734 es tan diferente a cualquier cosa enseñada por Alex, nunca hubiera llegado allí sin su enseñanza e inspiración. Sigo agradecido por haberlo conocido. Mi deuda con Joe es ligeramente diferente, ya que me empujó a enseñar y a estar “ahí fuera” y a estar dispuesto a liderar en lugar de sólo ser un seguidor, pero él reformó mi idea de espiritualidad y de magia también, así que lo que soy, lo mejor de mí, se lo debo en parte a ambos.

BTPM: Gracias por tomarse el tiempo para ser parte de esta entrevista.

SI: Gracias, ha sido fascinante para mí someterme a tal reevaluación. También ha sido un trabajo duro!

Autor:  IAN CHAMBERS 

Fuente: http://www.patheos.com/blogs/bythepalemoonlight/2018/07/interview-stuart-inman-on-alex-sanders-buddhism-1734-witchcraft/

Traductor: Wiccaspain

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/entrevista-con-una-bruja-stuart-inman-acerca-de-alex-sanders-el-budismo-y-la-tradicion-1734/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia
A %d blogueros les gusta esto: