Comienza el mes arbóreo celta del espino.

Hoy comienza Uath, el mes celta del espino.

En el alfabeto ogham está asociado con la letra “H“, como sonido aspirado.

El mes del espino, que llega tras Beltane, es un tiempo de fortalecimiento.
El espino ha sido siempre un símbolo de fortaleza y de protección; cómo tal, nos enseña a adaptarnos fácilmente a cualquier cambio que surja en nuestras vidas.
Ha sido también asociado desde antiguo a las hadas ( forma parte de la tríada de árboles consagrados a las hadas: Fresno, Espino y Roble), ya que el níveo espíritu de una de ellas mora en cada uno de estos arbustos, custodiado por sus afiladas espinas.
Solo permanece desnudo una breve temporada, tras el final del invierno. En primavera luce flores blancas y hojas de un verde fresco, mientras que en verano su verdor se vuelve más oscuro para engalanarse con un rojo encendido en su firme paso hacia el otoño. Cuando sus hojas mueren y el ciclo anual finaliza, el espíritu del hada permanece latiendo en sus pequeños frutos esféricos de rojo oscuro.También fue visto generalmente como árbol portador de buena suerte y prosperidad para la tierra sobre la cual estaba plantado.
Fueron plantados como arbustos protectores alrededor de campos, casas y camposantos.
El espino ofrecía también protección psíquica al viajero.
Sus ramitas era utilizadas con frecuencia en la curación la depresión y sus semillas pulverizadas usadas para curar los cálculos biliares.El espino fue asociado al personaje de Yspaddaden, el gigante del romance Galés de Culhwch y de Olwen. Como figura del guardián de la virginidad de Olwen.
Así, el espino simbolizaba el avance del verano y la derrota del invierno.
En épocas antiguas, las muchachas jóvenes se levantaban al amanecer para bañarse en el rocío recolectado de las flores del espino, asegurando así su belleza por el año próximo.
Sus flores también habrían sido utilizadas en coronas en ceremonias nupciales.
Los celtas creían que el espino podía ayudar a expulsar la energía negativa.
Su presencia en los días de tormenta tiene la facultad de alejar al rayo y junto a él, la protección contra este, está asegurada.Según algunas leyendas del ciclo artúrico, Nimué atrapó a Merlín dentro de un árbol de espino (aunque la versión más conocida es que lo atrapa en un roble).
En Glastonbury cuenta la leyenda que se hallba un árbol de espino que habría plantado el propio José de Arimatea (padre de Jesús de Nazaret), del cual se decía que florecía solamente el día de Navidad. Aun hoy en día se encuentran espinos que rodean la abadía de Glastonbury, los cuales serían esquejes del original, que desapareció durante la guerra civil inglesa.Hay dos tipos distintos de nativos del mes espino. El carácter “de la Luna Nueva” se asocia a las primeras dos semanas del “mes” y el carácter “de la Luna Llena” se asocia a las dos últimas.El espino “de la Luna Nueva” es más impulsivo que sus contrapartes “de la Luna Llena” y posee una sensualidad natural más fuerte.
Por otra parte, sus rasgos positivos son muy marcados una vez se han decidido por una línea de conducta.El nativo del mes del espino “de la Luna Llena” posee una mente abierta, capaz de ver las cosas bajo distintos puntos de vista.Los nativos del espino son generalmente carismáticos, creativos y llenos de ideas innovadoras.
Poseen la capacidad de adaptarse fácilmente a cualquier cambio o circunstancias.
Tienen cualidades personales relacionadas con las de los bardos y los antiguos druídas celtas, sobresaliendo a menudo en las artes interpretativas. Animados y espontáneos, con buenas habilidades comunicativas, poseen gran confianza en sí mismos y gran capacidad de liderazgo.Son honestos y sinceros como amigos, y personas que saben escuchar a los demás. Son brillantes planificadores.Hay una tendencia, sin embargo, hacia un genio volátil y explosiones de ira.
Generalmente, su gran fuerza del espino proviene del conocimiento con respecto a las debilidades del contrario o de cualquier fuerza de oposición. Sin embargo, el nativo del espino no posee un carácter despiadado, simplemente es un buen estratega.Los nativos del espino suelen participan en una gran variedad de actividades. Poseen un gran sentido del humor y un talento que a menudo los impulsa a la escritura y al periodismo.Se aburren con facilidad, por lo que constantemente necesitan nuevos estímulos y desafíos mentales.Suelen ser personas a las que les cuesta comprometerse. Sin embargo, son padres maravillosos.

El Árbol

Descripción
Es un árbol de hoja caduca, de cuatro a seis metros de altura, con ramas espinosas, hojas lampiñas y aserradas, caducas, flores blancas, olorosas y en corimbo, y fruto ovoide, revestido de piel tierna y rojiza que encierra una pulpa dulce y una única semilla, de ahí su nombre, apareciendo raras veces dos.

Pueden ser arbustos o pequeños árboles de cinco a catorce metros de altura, con una densa corona. La corteza es gruesa y parda con grietas verticales naranja. Los tallos más jóvenes tienen espinas romas, de uno a 1,5 cm de largo. Hojas de 2 a 4 cm de largo, obovadas y profundamente lobuladas, a veces casi hasta el centro, con los lóbulos abiertos en un amplio ángulo. El haz es verde negruzco y pálido en el envés.

Flores de espino común.

Crataegus monogyna.

Corteza de espino común.
Las flores las emite a fines de primavera (mayo a junio en su área nativa) en corimbos de cinco a veinticinco juntas; cada flor de cerca de un cm de diámetro, con cinco pétalos blancos, numerosos estambres rojos, y un singular estilo; son moderadamente fragantes. Tarde en la estación da numerosas frutas pequeñas, ovales, rojo oscuras de cerca de 1 cm de longitud, tipo cereza, pero estructuralmente un pomo conteniendo una sola semilla. Las frutas son importantes para la vida silvestre en invierno, particularmente aves que las comen y las dispersan en sus deposiciones.

Hábitat.
Se distingue de su pariente menos expandido Crataegus laevigata en sus hojas profundamente lobuladas y desprendibles, y en las flores con un solo estilo, no dos ni tres. Sin embargo son interfértiles y la hibridación es frecuente; solo distinguibles en sus típicas formas. En el sur de la Península Ibérica aparece la variedad Crataegus monogyna subsp. brevispina.

Distribución
Se encuentra de forma natural en toda Eurasia y en África de norte. Por su espectacular floración se ha introducido como planta ornamental en Madeira, América del Norte, Argentina, Australia y Nueva Zelanda​.
Es abundante en toda la Península Ibérica y Baleares, escaseando en la zona meridional en la que se sitúa en montañas y vaguadas. Se puede encontrar en casi cualquier tipo de bosque, donde suele formar setos junto a otras especies espinosas (zarzas, rosales silvestres, etc.).
Aunque tolera mal las sequías estivales, es capaz de crecer en una amplia gama de substratos.

Usos
Se planta como seto, especialmente para uso agrícola. Sus espinas y ramaje cerrado lo convierten en una buena barrera para encerrar ganado e impedir el paso de personas. Hay varios híbridos, algunos como arbustos de jardín. El híbrido más usado es Crataegus × macrocarpa (C. monogyna × C. laevigata; sin. C. × media), del cual se conocen varios cultivares, incluyendo el muy popular ‘Paul’s Scarlet’ con dobles flores rosa oscuras. Otro arbusto de jardín que involucraría al crataegus común, es Crataegus heterophylla del Cáucaso, que es raro en parques y jardines.

Por lo que se refiere a su uso medicinal, los ingredientes activos de sus flores son: tanino, flavonoides, aceites esenciales, triterpenos y derivados de purinas. Los de sus frutos: taninos, flavonoides, pigmentos y vitaminas. Se usa en infusión para tratar varios problemas de corazón y circulatorios y como soporte de terapia con Digitalis[cita requerida]. Las hojas jóvenes son buenas en ensaladas. Y la fruta sirve para hacer vino, mermeladas y agregar sabor al brandy.

Un famoso ejemplar, el espino de Glastonbury, tenía la peculiaridad de florecer dos veces al año, una a finales de la primavera (como es habitual en los espinos), y otra durante el invierno, una vez pasados sus momentos más duros. Aunque el ejemplar original de Glastonbury Abbey murió hace tiempo, se ha podido reproducir esta característica en el cultivar (variedad cultivada) ‘Biflora’.

El ejemplar más viejo conocido en Anglia Oriental, y quizás del Reino Unido, se conoce como “El Viejo Espino Hethel”,5​ y se halla cerca de la iglesia de la pequeña población de Hethel, sur de Norwich, en Norfolk. Sec cree que tiene más de 700 años, y habría sido plantado en el s. XIII.5​

Folclore
En inglés, el dicho que recuerda la conveniencia de mantener ropa de abrigo hasta avanzada la primavera (ne’er cast a clout ’til may is out) no se refiere al fin del mes de mayo, sino al florecimiento del espino (‘may’). Es lo equivalente al refrán castellano que dice “hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo”.

En el folclore gaélico, el espino (en gaélico, Sgitheach) marca la entrada del Otro Mundo’ y se asocia con las hadas.6​ Es muy desafortunado cortar el árbol salvo cuando ya ha brotado, cuando es decorado como el “Arbusto May” (ver Beltane).7​ Estos árboles se los encuentra en áreas de peregrinación místicas célticas; esos tipos de arbustos sagrados son conocidos como ‘árboles rag’, por las tiras de ropa tendidas sobre ellos como parte de rituales sagrados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.