Brujería en el Vallès

Si en la anterior entrega hablamos del Maresme, hoy nos embarcamos en un viaje a la comarca vecina: el Vallès. Esta zona de Catalunya es, como el Maresme, un punto importante en la geografía pagana, brujeril y folclórica del país. En esta zona se unen puntos geográficos de interés, y, lo que es significativamente más importante, numerosísimos casos de persecución de brujas reales. Emprendamos, pues, de nuevo, este viaje al pasado.

Puntos geográficos:

* Vallgorguina (Parc Natural del Montnegre i el Corredor): seguramente el punto crucial tanto del Vallès como del Maresme. En ese municipio se halla el dolmen de Pedra Gentil, que, pese a que éste fuese sacado de su emplazamiento original- sigue siendo uno de los puntos más cruciales de la geografía mágica de Catalunya. Aún a día de hoy se siguen reuniendo -como se dice en el folklore- las brujas alrededor del dolmen para celebrar sus reuniones en fechas clave del calendario. El Pla de les Bruixes, situado en Vallgorguina, también es un punto importante, considerado punto de reunión y celebración de rituales.

* Coll i Era i Pic de les Bruixes (Vacarisses): estos puntos del Parque Natural del Montserrat también se consideran lugares legendarios de reunión de brujas. Era, además, un punto importante por ser un cruce de caminos, y ya se sabe que los cruces de caminos siempre tienen un lugar en el imaginario popular.

* Gorg Negre i el Camí de les Bruixes (Gualba): la leyenda del Gorg Negre dice que antes de ir al Pla de les Bruixes de Vallgorguina, las brujas se encontraban en el Gorg Negre, y que el demonio se bañaba en sus aguas. Apel·les Mestres, folklorista catalán, cuenta que ya en el pasado se llevo a cabo una bendición del Gorg Negre e hizo que se plantara en él una cruz, para ahuyentar las brujas.

* Puig Aguilar – Can Camp (Caldes de Montbui): Lugar de celebración de aquelarres. Las mujeres acusadas de brujería, afirmaban, durante sus confesiones, que después de hacer sus tratos con el demonio bailaban sobre las rocas de esa colina, y creaban tempestades con el agua del riachuelo colindante.

Hay que añadir a estos sitios de interés, la fiesta del “Escaldarium” de Caldes de Montbui: se dice que el origen de las aguas termales de Caldes tienen un origen legendario. Y en este caso se debía a la brujería, con lo que cada 15 de julio las gentes del pueblo se reunían para celebrarlo alrededor de la fuente del León.

Casos de brujería. Juicios reales:

Hay numerosos archivos donde se cuenta que en varias poblaciones del Vallès -Oriental y Occidental- la captura de mujeres acusadas de brujería no era un fenómeno aislado. En el siglo XVII llegó el punto culminante de la barbarie.

* La Garriga: el primer pueblo del Vallès donde se acusó a una mujer de brujería y se encerró en prisión. Este hecho marcó un antes y un después en el Vallès. A partir de ese proceso, el obispo empezó a advertir a los otros municipios de los “peligros” de la brujería, y las medidas que había que tomar al respecto.

* Caldes de Montbui (1619): en esta población se capturaron dos mujeres: Eulàlia Puig y Margarida Pujol i Ras, que dieron a su vez nombres de otras brujas: Úrsula Roca i Beya, Caterina David, Maria la “gavatxa”, Elisabet Rossell, Magdalena Vadrena, Durges, na Sobragran y na Casavellor. Éstas también fueron capturadas. En Noviembre de ese año se consiguió capturarlas a todas, y empezaron las torturas, hechas bajo la supervisión de un cirujano, un notario y un escriba. Finalmente todas fueron ejecutadas en la horca o quemadas en la hoguera, a pesar de llegar a confesar todos los cargos de los que se las acusaban. Se sabe que las torturas se basaban en sentar a las mujeres desnudas en una silla y las torturaban hasta que decían los nombres de las personas de quienes se sospechaban.

* Granollers: El presidente del municipio fue informado, mediante las torturas acaecidas en Caldes, que había brujos y brujas en Granollers, con lo que se acusó, encerró y sentenció a seis mujeres más: Eulàlia Lafarga, Elionor Reig, Gabriela Boira, Anna boirons, Solera, Margarida Rosa, Joan Vives y Jaume Fonolleda. Todas las acusadas fueron ahorcadas entre 1619 y 1620. a partir de ese punto empezó la locura por la caza de brujas.Y con ello, los cazadores de brujas: Jaume Font y Cosme Solé. Se hicieron famosos y respetados por toda Catalunya, y se consideraban expertos en encontrar marcas de brujas en el cuerpo de las acusadas.

* Terrassa: en esta población se estableció una ley según la cual se permitía castigar a toda persona que fuese acusada de brujería. Se capturaron 5 mujeres acusadas: joana Toy, joana Sabina, Miquela Casanovas, la Esclopera, Eulàlia Totxa y Guillema Font. Estas fueron encerradas y finalmente ahorcadas el 26 de junio de 1619.

* Gualba: en ese pueblo se convocó una asamblea el 14 de enero de 1619. 39 personas acordaron que se establecerían pautas de acusación, aprisionamiento y alimentación de las detenidas, y cómo se pagarían los gastos ocasionados. A partir de entonces, llegaron noticias de gente que rondaba por los cementerios, pero el sacerdote local decidió no hacer caso de ningún rumor.

Con el tiempo, obviamente, la caza de brujas derivó en una serie de acusaciones indiscriminadas, acusando a toda mujer viuda, sola o que pareciera sospechosa. A partir de ese momento, todo lo malo se debería a la superstición por la cual las brujas eran culpables de las malas cosechas, enfermedades y plagas que hubiera, suceso del cual los cazadores de brujas se aprovecharon hasta el final.

Fuente: El Bosque

Enlace permanente a este artículo: https://wiccaspain.es/brujeria-en-el-valles/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia
A %d blogueros les gusta esto: