Or, in its own meta tag

Ene 08 2014

La importancia del Ascendente Astrológico

ascendente1La astrología es un lenguaje. Si comprendes ese lenguaje, el cielo te habla. Te dice para qué ha nacido y cómo puedes realizar mejor las potencialidades que hay en tu naturaleza.

Esto es lo más importante que puedes conocer, es decir, cómo llegar a ser plenamente aquello que puedes ser, cómo desempeñar tu función en el universo. Hay que hacerlo conscientemente, utilizando de forma inteligente el poder.   Cuando se mira la carta natal, calculada para el momento exacto y para el lugar preciso en que se respiró por primera vez, hay que observar, lo primero de todo, los extremos de las líneas horizontal y vertical. Son los cuatro ángulos de la carta.

El Ascendente (a la izquierda de la carta, si el circulo fuera un reloj, el punto que marca las 9), indica qué signo y qué grado del Zodiaco aparecían en el horizonte oriental cuando se respiró por primera vez. Este es un punto importantísimo, porque representa el amanecer de tu consciencia, la firma de lo que eres en cuanto yo personal, la clave de tu individualidad. Más que ningún otro factor de la carta natal, por sí solo, te dice quien eres como persona con una función relativamente única en el universo (tu destino).

Por desgracia, en la mayoría de los casos, no es fácil tener certeza del momento exacto en que se respiró por primera vez. Pero sí se conoce, por lo menos, la hora aproximada; a menudo se puede “rectificar” la carta y descubrir el momento exacto y, con ello , el grado exacto del Ascendente en el Zodiaco.

El Ascendente es tan importante en tu carta como el Sol. La idea común de que se “es” Aries, Tauro, Leo, etc., es un error. En una carta, el Sol está indicando cuál es la cualidad básica del la energía vital dentro del organismo humano; puede decirse que indica qué clase de combustible necesita el motor de la personalidad para poder funcionar. Evidentemente, esto es un factor básico; pero se refiere, únicamente, a los cimientos del templo del ser individual.
El signo del Zodiaco y el grado en que está el Ascendente están hablando del carácter fundamental y de la finalidad que tiene ese templo; es decir, para qué se ha construido, o sea, tu relación más íntima con el universo.
Cuando se reflexiona sobre el Ascendente, no hay que hacerlo como si fuera un factor aislado. Nunca hay que separarlo del Descendente -su opuesto en el Zodiaco- ni de los dos extremos del eje vertical de la carta que, por lo menos simbólicamente, señalan el nadir y el zénit, las raíces y el florecimiento de tu existencia individual.

La personalidad (Ascendente) no puede separarse de la capacidad para entrar en relación con otros (Descendente), y la consciencia (el horizonte) queda sin efecto si no puede expresarse a través de una personalidad integrada (el Nadir) y mediante alguna modalidad de participación en una comunidad grande o pequeña (el Zenit).
Tu carta natal es una “palabra de poder”. Como Palabra sagrada de los hebreos, Tetragrammaton, tiene cuatro letras fundamentales, los cuatro Ángulos. Son las consonantes esenciales. Los diez “planetas” de tu carta son las vocales que simbolizan las energías vibratorias de tu universo. La astrología es, en efecto, un lenguaje sagrado. Establece una forma de comunicación fundamental entre el universo y tu consciencia. Pero hay que aprender el secreto de escuchar en silencio, lo cual viene a a ser lo mismo que el ver con los ojos bien abiertos.
Acalla tu mente personal y acalla las voces de tus sentidos y de tus emociones. Escucha las palabras que el cielo pronuncia. Habla siguiendo modelos de luz que se proyecta sobre la pantalla oscura del cosmos.

 

Fuente: http://www.astrologiaonline.org/

Enlace permanente a este artículo: http://wiccaspain.es/la-importancia-del-ascendente-astrologico/

Dic 31 2013

Rituales tradicionales de Nochevieja

FOTO1Si quiere viajar, suba y baje escaleras con maletas o dé la vuelta a la manzana…Y si quiere que llegue el amor, tiene que abrazar a una persona del sexo opuesto. Existen ceremonias más íntimas que se hacen acompañadas de música suave, oraciones, velas o cirios blancos, a más de los ritos mencionados. Son muchos y variados los rituales que existen en esta mágica noche para atraer a la buena suerte. El más conocido y practicado es, por supuesto, el de comerse las 12 uvas al ritmo de las campanadas sin atragantarse y sin hacer trampas, pero no tiene efecto comérselas peladas o sin pepitas, puesto que serán estas las que nos dirán cuánta suerte alcanzaremos en el año venidero. Menos conocida es la costumbre de poner 10 minutos antes de la medianoche un puñado de lentejas en los bolsillos y en la cartera y conservar otro poco en la mano derecha. De esta forma, no faltará comida en la mesa el próximo año. También es tradicional la creencia relacionada con la ropa interior que se lleve en esa noche, para atraer la suerte y el amor. El amarillo es el color de la suerte y el rojo el del amor.

En estos tiempos de crisis que corren, seguro que los rituales para atraer dinero serán de los más utilizados este año. Se dice que al introducir un anillo de oro en la copa para el brindis formal del año nuevo, se conseguirá prosperidad económica para los próximos 365 días, pero cuidado, porque si el anillo es la alianza de boda o un regalo de la pareja, lo que se logrará es estabilidad emocional. Otra forma de atraer el dinero es incluir en la cena de Fin de Año un pescado asado, pero no se debe comer la cola, solo la cabeza. Poner monedas, mejor si son de otros países, en distintos rincones de la casa es otra buena sugerencia. No hay que olvidar colocar un billete en el zapato a modo de plantilla y una vez realizado el brindis y las celebraciones pertinentes, se debe salir a la calle y dar 12 vueltas alrededor de un farol, árbol o algo semejante, para que el dinero no falte jamás.

En cuanto a los rituales para atraer el amor, lo más conocido es usar ropa interior de color rojo, pero no debe faltar el baño con pétalos de rosas rojas y rosadas antes de ir a la celebración.

Para atraer al amor y la pasión se ata una cinta roja alrededor de la mano izquierda y si quiere que sea un amor incondicional, añada una cinta rosada.

NO OLVIDES….

  • No olvides adornar tu casa, más allá de verse bonita el árbol y las luces atraen la buena suerte. Por ejemplo, los pinos simbolizan inmortalidad y las luces la iluminación.
  • Pon velas en la mesa donde van a cenar, las blancas son para purificar, plateadas y doradas para dar pasos hacia algo mejor. No olvides las rojas que nos ayudarán a transitar hacia algo nuevo.
  • Poco antes de la media noche -lo más tarde que puedas- date un baño para renovarenergía y eliminar las malas vibraciones.
  • No olvides la ropa interior roja y/o amarilla para atraer el amor y la abundancia. Úsala al revés y voltéala durante las campaneas; pide a alguien que te regale estas prendas.
  • Poco antes de las campanadas haz dos listas, una de ellas con lo que no te gusto y en la otra tus sueños y metas para el 2014. Quema la lista negativa y guarda la otra en tu cartera durante todo el año.
  • Las 12 uvas y su tradicional deseo no pueden pasar desapercibidas, así que piensa bien qué es lo que deseas y come tus uvas con mucha esperanza.
  • El brindis con champán o cualquier vino espumoso nos ayudarán ya que las burbujas son una representación de la felicidad. Si buscas el amor y la buena suerte no olvides ponerle un anillo a tu copa y sacarlo hasta después del brindis y los abrazos.
  • Coloca acebo y muérdago en puertas y ventanas para atraer suerte. No olvides besar a tu chico cuando se coloquen debajo del muérdago.
  • Ponga sándalo en una botella, atrae dinero. Igual pasa con las monedas, arroz y sal.

 

No olvides salir con tu maleta o mochila hasta la calle para que salgas de viaje el año entrante, la tradición dice que entre más lejos llegues con tu maleta, irás a lugares más exóticos y tus vacaciones durarán más.

 

EN EL RESTO DEL MUNDO

En España nos comemos doce uvas pero, ¿cómo despiden el año en el resto del mundo? El Fin de Año es la celebración más esperada del calendario. Las ciudades se preparan para este día de manera muy especial y, si bien la Navidad sigue teniendo algunas reglas comunes en cuanto a tradiciones, lo cierto es que la celebración de la última noche del año difiere, y mucho, de un país a otro. Es el momento de dar rienda suelta a las supersticiones y a los rituales para atraer la buena suerte durante los próximos 365 días. Descubrimos algunos de los rituales de Nochevieja más originales.

UVAS1. Uvas… pero pasas. La tradición de las doce uvas españolas tiene su origen en un excedente de cosecha que tuvo lugar en 1909, cuando la población aprovechó para tomarlas en un día tan señalado. Son 12 por los meses del año y por la hora que marca el final de los 365 días. En Portugal, las celebraciones varían del norte (más fértil en leyendas y rituales heredados de las tradiciones normandas de valquirias y druidas) al centro y sur del país, donde los ritos católicos están más extendidos. La quema de tocones de madera es habitual, pues existe la creencia popular de que cuanto más grande es el tronco y más tiempo arde, mejor será la cosecha del Año Nuevo. Como en España, se celebra la cena de Nochevieja y se toman 12 uvas, pero en este caso pasas, en una fiesta aderezada con bolo rei (roscón de reyes) y dulces fritos.

2. Las 108 campanadas niponas. Las campanadas también son típicas en Japón, pero allí suenan unas cuantas más… En tierra nipona el paso de Nochevieja a Año Nuevo se hace a través de nada menos que 108 toques de campana. La tradición budista, que lleva el nombre de ‘joya no kane’, esfuma de esta manera los 108 pecados de la mente del ser humano para evitar que se lleven a cabo.

3. Cacharrazos amorosos. En Dinamarca se rompen los platos tras la cena del 31 de diciembre. En algunas zonas la cosa va más allá y, siguiendo la tradición original, la vajilla se estampaba contra la puerta de los seres queridos como muestra de cariño y buenos presagios para el año que entra.

4. La noche de las lentejas. Los italianos llaman ‘Notte di Capodanno’ a la última noche del año. Símbolo de riqueza y dinero, un buen plato de lentejas no puede faltar en la mesa de ningún italiano durante la cena de Nochevieja. Los romanos ya regalaban estas legumbres con la intención de que se convirtieran en monedas de oro.

 5. Monigotes de Año Viejo. La tradición más popular cuando llega la medianoche en Ecuador es quemar un monigote o ‘viejo’ que representa el año que termina. Se trata de un ritual que reúne a muchísimas familias en las calles, e incluso se hacen concursos para elegir el mejor muñeco. Es habitual que los ‘viejos’ estén llenos de petardos y en sus cuellos cuelguen carteles. Aquí, la ropa interior para atraer la buena suerte ese día ha de ser amarilla, no roja.

6. Lunares filipinos. Los lunares son redondos… como las monedas. De ahí que en Filipinas se asocie este estampado con la buena fortuna. Las calles de este país se visten de topos durante el último día del año.

7. Besos yanquis. No es sólo cosa de las comedias románticas. El beso a medianoche es una de las tradiciones más extendidas de Estados Unidos. Aunque no se conoce con precisión el origen de este rito, parece que la cosa viene de la época romana, cuando durante el festival de Saturnalia (próximo al Año Nuevo) todos los asistentes se besaban. Los norteamericanos creen que no dar un beso justo después de las doce de la última noche del año asegura 365 días de soledad.

 

Fuentes: http://www.vanitatis.com , www.enplenitud.com , www.revistafamilia.ec

 

Enlace permanente a este artículo: http://wiccaspain.es/rituales-tradicionales-de-nochevieja/

Dic 26 2013

Mes arbóreo del Abedul (24 de Diciembre a 20 de Enero)

abedulEs el árbol del Inicio y para  los celtas, es nuestro primer mes arbóreo, que recorre el ciclo que va desde el 24 de diciembre al 20 de enero del calendario gregoriano. Por ello los druidas y celtas en general lo adoptaron como inspiración para su rueda anual y le dieron la primera letra de su alfabeto, el inicio, Beth. En él vieron la luz etérea que simboliza el dryad o espíritu del árbol.

El abedul es símbolo de la estabilidad y la sabiduría, pues aunque su crecimiento es lento puede llegar al centenar de años. En Islandia se le conoce como a la “Dama de los Bosques” por su regio porte y su serena belleza, aunque pese a su delicado aspecto es más resistente que el mismo roble.
Su nombre inglés, Birch, deriva de la palabra”Bright”, “brillante” y hay quien lo hace proceder del anglo-sajón “beorgan”, que significa “proteger”.

Las raíces del abedul aportan sustancias nutritivas al suelo donde crece, las cuales propician el crecimiento de otros árboles, en especial hayas y robles, que crecen bajo la sombra de la Dama del Bosque y finalmente la cubren con su propia sombra, finalizando así el ciclo vital del abedul, que necesita grandes cantidades de luz.

De su savia, llena de nutrientes, se obtienen una vez fermentada, vino y cerveza, mientras que su madera ha sido tradicionalmente utilizada como leña y para la realización de diferentes utensilios de uso cotidiano, especialmente cunas para niños y pergaminos…mientras que el aceite de su corteza es utilizado para mejorar el estado de la piel y en estados de ánimo depresivos.

Para los celtas el abedul representaba el renacimiento, ya que era el primer árbol en recuperar sus hojas tras la época invernal. Los celtas lo convirtieron en la primera letra de su alfabeto Ogham, Beth.
También simbolizaba la pureza, la constancia y la paciencia y en Gales las coronas hechas de abedul simbolizan tradicionalmente el amor y a menudo se regalaban entre enamorados.
Sus ramas se utilizaban como amuleto para alejar los malos espíritus y durante el primer mes del año se golpeaban con ellas los linderos de los caminos para alejar el espíritu del Año Viejo.
En el mes de marzo se hacían incisiones en la corteza de un abedul y se recogía su savia, con la cual se realizaba un licor para la celebración del equinoccio de primavera; se creía que al realizar estas incisiones se liberaba, al mismo tiempo, el espíritu del árbol o dríade.

Como ocurre con todos los meses arbóreos celtas, los nacidos en el mes del abedul se dividen en dos grupos: los nativos de la “Luna Nueva”, nacidos en la primera quincena del mes y los nativos de la “Luna Llena”, nacidos en la segunda quincena.

Los nativos de la Luna Nueva son de naturaleza emocional e impulsiva, más introvertidos que los nativos de la Luna Llena, sin embargo son personas con una gran confianza en sí mismas, la cual les permite salvar todos los obstáculos que se interponen en su camino, impulsados además por su gran ambición.
Los nativos de la Luna Llena poseen una naturaleza casi visionaria y una gran claridad a la hora de definir sus ideas y objetivos, aunque a veces son poco realistas.

En general los nativos del Abedul son personas con una gran ambición y determinación; no se rinden a la primera y poseen una gran fortaleza interior que los hace grandes trabajadores. Poseen, como el árbol que preside el mes de su nacimiento, una gran paciencia y persistencia y un halo de dignidad que aunque a veces los hace inaccesibles refleja su lealtad y honestidad.

A menudo los nativos del Abedul son demasiado disciplinados y muy exigentes consigo mismos, lo cual puede provocar problemas de salud o mentales, debido a que cuando las cosas no salen como ellos habían planeado se pueden volverse muy pesimistas.
Los nativos del mes del abedul deben tener claros sus objetivos en la vida para no caer en la depresión, la inestabilidad o el pesimismo, son personas con un gran potencial, pero necesitan un objetivo hacia el que enfocarlo.

Poesía del Abedul

Con las livianas semillas
que al páramo trajo la brisa
vinieron con alas de aire y prisa
el adusto pueblo de las maravillas

Cruzaron la línea del rojo sendero
Destellos del sol radiante,
Los colonos de tronco austero
arraigando en el suelo, en aquel instante

Enraizadas firmes, las fértiles simientes
Crearon el bosque de nuestra memoria
Especie muda que observó nuestra gloria
Cayendo en el olvido de nuestras gentes

Protectores fuisteis, de los pueblos alados
¡Vosotros, tribu de los abedules!
La diosa os prometió los caminos dorados
Las sendas hacia los cielos azules

Recuerdos sois, de viejos santuarios
De nuestra tribu, raíces reencontradas
Sois siempre, mensajeros y emisarios
de los alados entes y de las hadas

Os nombro, entre mi gente
Para restablecer el círculo sagrado
Para madurar en el vínculo añorado
Y devenir uno, con vuestra simiente

Viejos amigos, enlazados con nuestra energía
Supremos, sabios y confidentes hermanos
Pacientes en quietud, calma y armonía
Sois nuestros misterios y enigmas arcanos

Sabemos de vuestras riquezas divinas
De vuestras cortezas y mágicas ramas

De vuestras dulces savias y resinas

Sabemos de curativas medicinas
Que sanan febriles cuerpos y ajadas almas.

 

Flores de abedul en nuestros cabellos
Hechizos en las noches estancas
Vuestros espíritus como destellos
en nuestras ánimas blancas

Hojas de vuestro ensueño y estrellas
De vuestro amanecer vital
Os admiramos como a hadas bellas
Cuando recorren la noche boreal

No importa las palabras que escriba
No es causa primordial
Importa, esta emoción tangible y real
Vivir lo que el árbol nos inscriba
en nuestro corazón tribal
Importa lo que el espíritu reciba
del abedul estoico y fraternal

Os abrazamos abedules
Aspiramos el aroma de vuestras flores
Saboreamos vuestros frutos de amores
soñando con Lunas Azules,
cuando la diosa, atiende nuestros clamores
¡Ya suena la danza de los abedules!

Melodías entre zarzas
La diosa muestra sus primores
La hoguera crepita en los albores
de la noche que se alza
con matices seductores.

Se oyen grullas y garzas
Con sus coros delatores
Son los compases que ensalzan
a estos árboles cantores.

Fuente: Hiajsdelaluna , Robert Graves, Comunidades Celtas Telepolis.

Enlace permanente a este artículo: http://wiccaspain.es/mes-arboreo-del-abedul-24-de-diciembre-a-20-de-enero/

Entradas más antiguas «

» Entradas más recientes

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia
A %d blogueros les gusta esto: