Or, in its own meta tag

«

»

Jun 01 2011

Imprimir esta Entrada

Escarda a medianoche (Magia Lunar)

ESCARDA A MEDIANOCHE por Dallas Jennifer Cobb

La fase oscura de la Luna aporta una energía poderosa al trabajo mágico. Durante la oscuridad total de la Luna, no sólo se pueden hacer hechizos de disminución sino también de destierro absoluto. Si Se trata de malas hierbas, de malos hábitos o de situaciones en tu vida, la Luna Oscura puede ayudarte a deshacerte de las cosas que no quieres.

No confundas la magia de la Luna Oscura con las artes oscuras o con la magia negra. Este artículo no trata sobre hechizos de destierro. Se centra en la jardinería mágica, y será de particular interés para jardineros, herbolarios y aquellas personas que consideran que el jardín es una metáfora de la vida misma.

La jardinería mágica, la escarda de medianoche y la magia de la Luna Oscura pretenden ser herramientas para arrancar ciertas cosas de raíz en tu propio jardín o en tu vida, pero no en las vidas de los demás. Lo que para unos puede ser una mala hierbas odiosa, para otros puede ser una hierba sanadora. Los jardineros mágicos se ocupan sólo de su propia parcela.

Los ciclos de la Luna

En todas las cosas hay un equilibrio entre la luz y la oscuridad. Durante el ciclo lunar de veintinueve días y medio, la Luna nace, vive, muere y luego renace. Para la magia de destierro, nos interesa la fase “muerta”, o de oscuridad absoluta, de la Luna.

Cuando nace como Luna Nueva, brota como una semilla bajo la Tierra, invisible hasta que crece por encima de ella. Cuando la llaman Media Luna, una delgada raja de luz de Luna es visible en el cielo occidental al final de la tarde y al anochecer. Creciendo hacia la vida, la Luna aumenta su tamaño para ser la Luna del Primer Cuarto, visible desde el mediodía hasta la medianoche. La Luna del Cuarto Creciente sale antes de la puesta de Sol y la Luna Llena sale justo cuando el Sol se pone, y su luminosa belleza permanece en el cielo durante gran parte de la noche. La magia realizada en la fase creciente de la Luna aumenta la energía y favorece el crecimiento.

Durante la última parte de la vida, la Luna mengua. La Luna Diseminadora sale tras la puesta de Sol, una hora más tarde cada noche. La Luna del Cuarto Menguante sale a medianoche y se pone al mediodía. La Luna Balsámica representa el volverse hacia lo que está debajo. Sale a las tres de la madrugada y se pone a media tarde. Es la última raja de Luna que se ve en el ciclo oriental temprano por la mañana. La Luna Balsámica es una época para sueños y visiones, para estar en contacto con tu Yo intuitivo. La comprensión espiritual está más cerca mientras la Luna se separa para el descenso al inframundo. Usa la energía de la Luna menguante para ayudar a la magia cuya finalidad es reducir o disminuir la energía.

La vieja Luna mengua y, cual materia que se convierte en abono, se descompone y da nutrientes a la tierra de la vida. La Luna Oscura parece estéril: sin iluminación. Es una época para el trabajo mágico sobre lo que queremos que desaparezca. Que se acabe. Que finalice. Que muera.

La Luna Oscura

El período de tiempo entre diex días y medio y catorce días tras la Luna Llena suele llamarse Luna Nueva. La Luna y el Sol están en conjunción, de modo que salen y se ponen juntos. Durante el día, la luz solar se impone a la Luna cercana, y urante la noche la Luna está al otro lado de la Tierra, con el Sol y durante toda esta fase no es visible en el cielo, excepto durante un eclipse solar.

Aunque los astrólogos la llaman Luna Nueva, creo que ese nombre es inapropiado. En este artículo, llamaré Luna Oscura a los días en los que no hay luz lunar visible, y el término Luna Nueva se referirá al inicio de la fase creciente, cuando se puede ver una fina raja de luz.

Cuando la Luna vieja deja de estar visible, el ciclo lunar no cesa: se reforma, se reorganiza y, más adelante, renace como Luna Nueva. Durante la fase de la Luna Oscura podemos reformar y reorganizar nuestras vidas, pues esta es una época para eliminar energías no deseadas, quitar malas hierbas de nuestras vidas y reponer nuestra tierra interior.

Aunque este período dura tres días y medio, el momento más poderoso para la magia de la Luna Oscura es el día que está justo en el medio de la oscuridad, cuando la Luna está habitando por completo en el inframundo. El momento inmediatamente anterior es poderoso para realizar hechizos de disminución, pero, puesto que todavía hay una fracción de luz en esa oscuridad, esa energía sirve para disminuir, pero no para desterrar. Y el tercer día del período de la Luna Oscura no debe utilizarse para realizar hechizos para disminuir o desterrar porque, aunque la Luna todavía no está visible, está creciendo, aumentando su energía y su tamaño. El trabajo de magia que se realiza en esos momentos favorece el crecimiento.

La Diosa Oscura

La Luna Oscura suele estar personificada por la Diosa Oscura, soberana del invierno y el inframundo. Esta diosa es, a la vez, destructora y renocadora, la Árpia que morirá para que nazca el niño, un alma vieja encarnada.

Conocida como Kali, Morrigan, Calliech, Lilith y Hécate, la Diosa Oscura gobierna la noche, las encrucijadas, la vida y la muerte, las artes mágicas, los conocimientos secretos y los oráculos. Los animales de la noche y aquellos que viven bajo la superficie de la Tierra le sirven en su magia.

La Diosa Oscura trae la transformación y nos dice que miremos atrás en el tiempo para aprender de nuestros errores. El hecho de saber qué hábitos, personas y cosas debemos desterrar de nuestras vidas nos ayuda a concentrar nuestra energía espiritual para el ciclo que ha de venir.

Cuando hagas magia de la Luna Oscura, invoca a la Diosa Oscura en alguna de sus formas. Ella te ayudará con hechizos de energía menguante y hechizos para desterrar, y en la reencarnación. También te ayudará a volver a centrarte y a regenerarte, a hacer justicia y a sacar el bien a la luz.

La magia de la Luna Oscura

La Luna Oscura es una época para hacer magia con cosas que es necesario terminar: adicciones, miedo, divorcios, enemigos, injusticia, obstáculos y separaciones, y para detener a acosadores y ladrones. También es una época para deshacernos de malos hábitos y para los hechizos de vínculo, para explorar nuestro lado oscuro y comprender nuestras iras y pasiones.

Para la escarda mágica y para el trabajo con cualquier cosa que responda con fuerza a la luz, se recomienda que hagas la magia en una oscuridad total: ya sea en una habitación completamente oscura o por la noche, entre el duodécimo y el decimotercer día después de la Luna Llena. En un nivel físico, los agricultores y jardineros conocen desde hace ya mucho tiempo el efecto que tiene la luz de la Luna sobre las plantas. En un nivel simbólico, la luz representa el conocimiento, la sabiduría, la comprensión y la iluminación. Si estás intentando desterrar las malas hierbas o un hábito destructivo, mejor que trabajes en la oscuridad. Los hábitos y las malas hierbas, como todos los seres vivos, luchan por su supervivencia.

Tanto si estás trabajando físicamente como si lo estás haciendo simbólicamente para desterrar algo, es mejor no advertir de tus actos. Debes llegar oculto en la oscuridad, trabajar con rapidez y con una gran concentración, y arrancar de raíz, de la tierra de tu jardín o de tu vida, lo que no quieras tener ahí.

Escarda a media noche

La manera más eficaz de eliminar las malas hierbas es hacerlo mientras la Luna está oscura. Si no te es posible hacerlo entonces, hazlo tarde por la noche durante la Luna Balsámica, cuando la energía de la Luna está menguando. Si la Luna ha comenzado a crecer, pero no está visible, la energía sigue siendo de crecimiento y, por lo tanto, estimulará el crecimiento y el renacimiento de las malas hierbas.

Puesto que durante la Luna Oscura escardarás por la noche, debes identificar las malas hierbas que quieres desenterrar durante el día, cuando podrás verlas e identificarlas claramente. Más tarde, puedes salir al jardín cuando esté oscuro, usando una vela o una pequeña linterna para encontrar el camino, y ubicar rápidamente las malas hierbas. A continuación, cuando estés lista para arrancarlas, apaga la luz, medita y haz tu magia. Mientras arrancas las malas hierbas, debes decir:

Ya no te necesitamos aquí,
ya no te necesitamos aquí.
Convierte en abono tu energía para que ayude y esté cerca,
pero retírate de aquí.

Da las gracias por las malas hierbas y el papel que juegan en el jardín. Dales las gracias por todo lo que han hecho y por lo que harán, y anímalas a que devuelvan sus nutrientes a la tierra. Luego colócalas en el abono vegetal.

En el caso de unas malas hierbas invasoras, no las pongas dentro de tu abono vegetal doméstico, ya que a veces brotan y crecen. Encuentra un sitio donde puedan ser bienvenidas y apreciadas: a lo lago de la orilla de los ríos o en los bordes de los precipicios, donde ayudarán a estabilizar la tierra y a evitar la erosión. En lugares así, pueden ser abundantes y su energía penetrante es buena para la tarea que se les presenta.

Si vas a hacerlo, arranca las malas hierbas en la oscuridad y sácalas de tu jardín. Almacénalas en un cubo durante la noche y llévalas a su nueva ubicación cuando la Luna Oscura haya empezado a crecer. Esto ayudará energéticamente a su reestablecimiento en la nueva ubicación.

Jardinería intuitiva

La Luna Oscura es la época para dedicarte a la jardinería intuitiva. Entre la muerte y el renacimiento hay un vacío: el reino de los recuerdos y percepciones enterrados durante mucho tiempo. Durante la Luna Oscura, busca en el vacío para encontrar la verdad oculta en la oscuridad. Explora lo oculto en lo más recóndito y oscuro de tu mente, aquello a lo que temes enfrentarte y, durante el ciclo, saca esas cosas a la superficie y a la luz.

Intuitivamente, arranca los hábitos o situaciones nocivos que hay en tu vida. Confiando en tu intuición, deja que la Madre Sabia te hable y te guíe mientras haces tu jardinería. De una forma intuitiva, busca las malas hierbas, retíralas y deja que la luz brille de una forma más plena sobre las plantas fértiles y hermosas que crecen en tu jardín mágico.

Que el jardín mágico sea fértil.

Para más información:
Conway, D.J. Moon Magick: Myth & Magic, Crafts & Recipes, Rituals & Spells. St Paul: Llewellyn, 1995.
McCoy, Edain. Magick & Rituals of the Moon. St, Paul: Llewellyn, 2001.
Morrison, Dorothy. Everyday Moon Magic: Spells & Rituals for Abundant Living. St. Paul: Llewellyn, 2004.

Escrito por: Dallas Jennifer Cobb
Extraído de: Agenda 2006 de las brujas, de la editorial Llewellyn

 

Enlace permanente a este artículo: http://wiccaspain.es/la-fase-oscura-de-la-luna/

Deja un comentario

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web
A %d blogueros les gusta esto: