Or, in its own meta tag

«

»

Abr 20 2011

Imprimir esta Entrada

Enya (Musica)

Su verdadero nombre es Eithne Ní Bhraonáín, nacio el 17 de mayo de 1961, en Gweedore, Donegal en Irlanda, en el seno de una familia de músicos; es la sexta de nueve hermanos (Máire, Ciarán, Pól, Deirdre, Léon, Bartley, Olive y Bridin). Cantautora irlandesa de música New Age, con una hermosa voz de tipo Mezzo-soprano.
Siempre estuvo su familia relacionada con la música. Su propia formación musical transcurrió en el marco de la música clásica, y lejos de la escena folk irlandesa, que en principio no le interesaba demasiado. Tras cursar estudios de piano, en 1980, cuando todavía era una adolescente, Enya (una transposición de la pronunciación de su nombre en gaélico, Eithne) formó con varios miembros de su familia el grupo Clannad, a petición de Nicky Ryan, que entonces era el manager del grupo. Enya trabajaba en los teclados, aunque el estilo pop del grupo no terminaba de agradar a la artista. Enya decidió abandonar el grupo en 1982 para construir su propia y única visión musical.
Ese mismo año se unió a Nicky y su esposa, la letrista y escritora Roma Ryan con la intención de componer bandas sonoras para películas. La idea consistía en que Enya componía y cantaba, Roma era la arreglista de las letras y Nicky era el manager.
El primer signo de que su fe en sí mismos podría dar resultados llegó cuando Enya recibió el encargo de componer la música de la banda sonora de la película The Frog Prince, de David Puttnam, en 1984. Enya compuso dos canciones que cantó, The Frog Prince y Dreams, junto a Charlie McGettigan, y una que sólo compuso: A Kiss By The Fountain. Las demás canciones fueron compuestas por Enya y cantadas por otras personas. Sus primeras grabaciones en solitario aparecieron en 1985.
Dos años más tarde, en 1987, Enya es llamada por la BBC para componer la música de un documental para televisión, The Celts (Los Celtas). En esta ocasión, Enya también interpretaba la música y las emocionantes canciones de la película, escritas en ingles y gaélico. En 1987, lanza su primer álbum ENYA, que le valió el reconocimiento en todo el Reino Unido y Estados Unidos, donde consigue un disco de platino. En los siguientes 3 años el álbum llegaría a todas partes del mundo.
Uno de los pocos que se interesaron por Enya fue Rob Dickens, entonces presidente de Warner Brothers. De hecho, se quedó tan hipnotizado por el disco que la contrató inmediatamente. Muchos en la discográfica pensaron que estaba loco, y no veían mucho potencial comercial en la etérea música de Enya, que parecía tener poco que ver con los movimientos pop del momento. Pero a Dickens le daba igual. Le encantaba la voz de Enya, y lo que hacía, y para él eso era suficiente. “A veces la discográfica se dedica a hacer dinero y otras a hacer música”, dijo Dickens en una famosa frase. “Enya se dedica a lo segundo”.
De hecho, contratar a Enya demostró ser una decisión acertada comercialmente y no sólo artísticamente, pues Enya se convirtió rápidamente en la artista irlandesa que más discos había vendido de todos los tiempos. El reconocimiento y el éxito internacional de la crítica y del público se lo ganó el álbum Watermark, su disco de debut con Warner en 1988, marcó el ritmo que iba a seguir su carrera. Varios de los singles se colocaron en los primeros puestos de los rankings, contagiados del éxito de su single Orinoco Flow, que estuvo en los primeros puestos de las listas, el álbum vendió ocho millones de copias. El disco recibió 13 discos de platino de premio.
Tres años después, Enya saca su siguiente álbum, Shepherd Moons, que vendió diez millones de discos y con el que conquista el mercado americano, recibiendo en 1993 su primer Premio Grammy como Mejor Álbum New Age. Este sacó las canciones de su categoría más famosas de la época, como Shepherd Moons, Angeles, Book Of Days, Caribbean Blue y Marble Halls (ésta última fue muy popular en su categoría en 1994, cuando sale el sencillo de la canción). El álbum consigue 12 discos de platino.
Lanza en 1995 el álbum The Memory of Trees, que obtiene 11 discos de platino y un Grammy. Sus canciones Anywhere Is, The Memory Of Trees y On My Way Home, siguen siendo populares desde su lanzamiento.
En 1997 apareció una colección de grandes éxitos, Paint The Sky With Stars: The Best of Enya, una publicación que incluía nuevas canciones junto a composiciones tan queridas como Orinoco Flow, Caribbean Blue y Book of Days. Gana 10 discos de platino.
A fines del 2000, tras un paréntesis de tres años, Enya presenta un nuevo álbum, A Day Without Rain, con el que vendió más de 15 millones de copias, convirtiéndose en su disco más vendido hasta la fecha. Logrando trece discos de platino nuevamente, desde su 2º álbum.
El álbum se mantuvo en las listas estadounidenses durante dos años. Durante ese tiempo, por supuesto, ocurrieron cosas como los atentados del 11 de Septiembre y la conmovedora “Only Time”, una de las canciones de “A Day Without Rain”, fue adoptada por muchas cadenas de televisión y radio como fondo de sus reportajes. Muchos de sus fans se sorprendieron de este inesperado uso de su música, pero Enya publicó una edición especial del tema para recaudar fondos para ayudar a las familias de las víctimas de los atentados.
El momento más estelar de su carrera llego en el 2002 con una nominación al Oscar por la canción “May it be”, perteneciente a la banda sonora de la trilogía de la película de El Señor de los Anillos – La Comunidad del Anillo. También aparecía en la película la canción Aniron. El director Peter Jackson le había pedido personalmente a Enya que colaborara con la película. Enya, Nicky y Roma también fueron nominados a los Globos de Oro por el tema “May It Be”.
Con más de 80 millones de discos vendidos, 3 Premios Grammy, 3 Premios World Music y una nominación al Oscar a la mejor canción, Enya es una de las artistas femeninas más reconocidas mundialmente.
Después de 5 años de silencio, vuelve en el 2005 con un nuevo disco de estudio “Amarantine”, titulo que hace referencia a una flor mítica que nunca pierde su color, en el cual ha incorporado varias innovaciones formales. En este disco, de atmósfera mucho más sosegada que su anterior trabajo y en dónde se puede apreciar su voz de forma mucho más directa, hay tres canciones en una lengua ficticia, el “loxian”, creado por su letrista, Roma Ryan. Por primera vez no hay ningún tema en latín o gaélico, sí una en japonés: Sumiregusa, mientras que el resto están en inglés. Preocupada siempre por buscar nuevos lenguajes musicales y artísticos. Cada canción ha sido interpretada en el idioma que mejor se adaptaba a la melodía, según los criterios de la cantante, la letrista y el productor y arreglista Nicky Ryan. No aparece el gaélico, típico de sus trabajos anteriores, porque según Enya, no se adaptaba a las canciones del disco. Pero una edición especial navideña de 2006 sí incluye un tema en latín: el villancico “Adeste Fideles” incluido junto a otros tres más: We Wish you a Merry Christmas, The Magic of the Night y Christmas Secrets. Una edición de lujo consistente en una caja de terciopelo rojo cuyo contenido consta de una reedición del libro de Roma Ryan “Water Shows the Hidden Heart”.
En 2008 salio el sexto álbum. “And Winter Came…” se titula esta producción que comenzó en principio como un disco navideño, pero luego Enya se dio cuenta que algunas canciones no podían relacionarse con esa fecha especial, por ende la temática se volvió invernal. Contiene 12 canciones y tiene como primer single el tema “Trains And Winter Rains”.
No se conoce mucho de la vida personal de Enya ya que es una persona muy privada, que trata de mantener su carrera musical lo más posiblemente alejada de su vida personal. Vive en el Castillo Manderley en Killiney, Condado de Dublín. Se define asimismo como devota de la Iglesia Católica Romana.
A diferencia de algunos cantantes actuales, Enya compone y produce sus propias obras, y lleva haciendo este trabajo desde 1987 y aun continúa sacando colecciones al mercado. También a diferencia de muchos artistas musicales, Enya no hace Conciertos.
Es doctora honoris causa en letras por la universidad de Ulster en Irlanda del Norte. Asimismo es doctora honoris causa en música por la universidad de Galway, República de Irlanda.
Enya ama a los gatos. Señala que cuando era pequeña sólo sabía flotar en el agua, y que su mayor error en toda la vida ha sido no aprender a nadar nunca. El compositor clásico favorito de Enya es Sergei Rachmaninov. Le gusta ver las películas en blanco y negro, su película favorita es Rebeca. Y también le gusta coleccionar trabajos artísticos, leer y pintar.
Fuente: Mágicas Diosas

Enlace permanente a este artículo: http://wiccaspain.es/enya-musica/

2 comentarios

  1. Cristina

    me gusta mucho esta pagina me deshano bastante

  2. jesus

    gracias a esta pagina oigo por primera a esta artista de una voz espectacular!!! es sencillamente fascinante

Deja un comentario

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web
A %d blogueros les gusta esto: